(CNN) - El cuestionado director de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés), Scott Pruitt, renunció. El presidente Donald Trump anunció la renuncia a través de Twitter:

"Acepté la renuncia de Scott Pruitt como director de la Agencia de Protección Ambiental. Dentro de la agencia Scott ha hecho un trabajo sobresaliente, y siempre estaré agradecido con él por esto. El Senado confirmó que el subdirector de la EPA, Andrew Wheeler, asumirá el lunes funciones como el director interino. No tengo dudas de que Andy continuará con nuestra gran agenda de la EPA. ¡Hemos logrado un progreso tremendo y el futuro de la EPA es muy brillante!".

Pruitt había estado envuelto en una serie de controversias sobre asuntos éticos.

Legisladores de ambos partidos, grupos ecologistas y vigilantes del gobierno plantearon preguntas sobre sus gastos, los arreglos de vivienda, el equipo de seguridad y los financiaciones para candidatos políticos.

En total, Pruitt abandonó la EPA después de haber enfrentado más de una docena de consultas o revisiones a sus prácticas en la agencia, incluido su viaje en avión de primera clase, una habitación que alquiló a un cabildero a 50 dólares por noche y la instalación de una cabina insonorizada su oficina.

Pero, al mismo tiempo, Pruitt fue uno de los ejecutores más efectivos de la agenda del presidente de Trump. Al entrar en el cargo como crítico de la EPA y un escéptico del cambio climático, Pruitt se movió agresivamente para revertir las normativas y regulaciones de la administración Obama sobre el cambio climático, en estándares de contaminación del automóvil y sobre contaminantes industriales.