CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Gran Bretaña

Gran Bretaña identifica a dos sospechosos del envenenamiento a los Skripal con agente Novichok

Por Nina dos Santos, Judith Vonberg

Londres (CNN) — La policía cree que dos sospechosos del envenenamiento al doble espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia salieron de Gran Bretaña hacia Rusia en un vuelo comercial después del ataque, le dijo a CNN una fuente con conocimiento de la investigación este jueves.

Su salida fue revelada en un mensaje ruso codificado a Moscú que fue enviado después del ataque, e interceptado por una base británica en Chipre, dijo la fuente. El gobierno británico culpa a Rusia por el envenenamiento de los Skripal.

La Policía de Gran Bretaña vigila la casa de Sergei Skirpal luego del ataque con el agente neurotóxico Novichok en marzo de 2018. (Crédito: Dan Kitwood/Getty Images)

Los sospechosos fueron identificados por la Policía de Gran Bretaña, que han estado examinando durante meses imágenes de cámaras de vigilancia de aeropuertos del Reino Unido y de Salisbury, la ciudad donde los Skripal fueron envenenados el 4 de marzo de este año.

Usando tecnología de reconocimiento facial, las autoridades descubrieron dos “identidades nuevas”, individuos de los que no se tiene conocimiento de ser espías o de ser usados en otros ataques, agregó la fuente.

Los investigadores cotejaron esa información con el manifiesto del vuelo en el que se cree los sospechosos salieron de Gran Bretaña. Ellos viajaron bajo un alias y se cree que lo hicieron en un vuelo comercial, no en un jet privado, dijo la fuente. No está claro si la pareja son ciudadanos rusos.

Un vuelo de Aeroflot en el aeropuerto de Heathrow en Londres fue registrado el 30 de marzo, una acción que el gobierno británico describió en su momento como “de rutina”.

  • LEE: Reino Unido: Rusia hackeó email de la hija del exespía ruso Sergei Skripal en 2013

El embajador de Rusia en el Reino Unido Alexander Yakovenko desestimó las afirmaciones en un evento del Ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú este jueves. “Esos son reportes de los medios”, les dijo a reporteros. “Desafortunadamente no tenemos pronunciamientos oficiales del lado británico. Quiero escuchar a la Scotland Ward o a la Oficina de Exteriores. Muchas versiones han aparecidos en los diarios y no son respaldados por comunicados de la Oficina de Exteriores”, dijo.

La Oficina de Exteriores de Gran Bretaña no hizo comentarios y dirigió a CNN a la Policía. La Policía Metropolitana de Londres, que está liderando la investigación de los Skripal, no hizo comentarios.

La agencia de noticias de Gran Bretaña, Press Association, también reportó este jueves que la policía había identificado a los sospechosos de ese caso.

El ataque a los Skripals llevó a una disputa diplomática entre Gran Bretaña y Rusia. Gran Bretaña expulsó a 23 diplomáticos rusos y más de 20 países, incluyendo Estado Unidos, hicieron lo mismo.

En varias oportunidades Rusia ha negado estar involucrada en el ataque y ha presentado múltiples teorías sobre quién pudo haber estado detrás.

Los Skripal fueron hallados inconscientes en una banca en la ciudad de Salisbury el 4 de marzo de 2018. Fueron tratados por exposición al raro agente neurotóxico de la era soviética Novichok y fueron dados de alta del hospital por separado varias semanas después. La policía cree que ellos tuvieron contacto con la sustancia a través del pomo de la puerta de la casa de Sergei Skripal.

Las tensiones siguieron escalándose a principios de julio cuando dos residentes británicos de Amesbury, una ciudad a 12 kilómetros de Salisbury, se enfermaron después de estar expuesto al mismo agente neurotóxico. Dawn Sturgess, de 44 años, murió después, mientras que su pareja Charlie Rowley, de 45 años, sigue en el hospital.

Aunque la Policía dijo que no había sugerencia de que la pareja haya sido atacada deliberadamente, se inició una investigación por asesinato. La semana pasada, la Policía anunció que identificaron una pequeña botella en la casa de Rowley como la fuente del agente neurotóxico que mató a su pareja.

No está claro dónde Rowley encontró la botella o si es del mismo lote de agente neurotóxico que envenenó a los Skripal.