CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Argentina

Muere el exarquero argentino Facundo Espíndola en una pelea callejera; otro futbolista fue arrestado por el caso

Por Melissa Velásquez Loaiza

(CNN Español) — El futbolista argentino Facundo Espíndola, exportero del equipo de fútbol Almagro, murió tras una pelea callejera este domingo, informaron fuentes policiales de la ciudad de Hurlingham, en la provincia de Buenos Aires. Otro futbolista fue arrestado por el caso y está acusado de homicidio.

Según el reporte de las autoridades, Espíndola, de 24 años, sufrió una herida de arma blanca en el tórax producto de una pelea callejera que quedó grabada en un video de cámaras de seguridad difundida por medios de comunicación.

Espindola salió de las divisiones inferiores del River Plata e hizo su debut en 2013 en el Club Almagro. Su último club fue el Club Atlético de Uruguay.

El Club Almagro lamentó la muerte de su exjugador y envió sus condolencias a familiares y amigos en un muy breve comunicado.

En el video se observa a la víctima salir de un establecimiento comercial y entablar una pelea con dos sujetos que se movilizaban en un vehículo blanco y llegaron a un estacionamiento en la ciudad de Hurlingham, según la Policía.

Tras la pelea, Espíndola sale de cuadro caminando mientras los dos sospechosos suben al auto y salen de la escena del crimen. El siguiente cuadro del video de las cámaras de seguridad al que tuvo acceso CNN muestra a la víctima tendida en el piso, mientras algunas personas tratan de ayudarlo.

Las cámaras de seguridad fueron claves en la captura de los presuntos sospechosos, pues según el reporte oficial, a través de estas se identificó a las dos personas que escaparon en el auto del que se bajaron los involucrados en la riña. Ellos fueron identificados como Ever Agusto Brisuela Cáceres, un paraguayo de 26 años que es el dueño del vehículo que se dio la fuga, y su acompañante, Nahuel Alejandro Oviedo Betancourt, de 28 años, que “se encuentra realizando pretemporada para el Club Deportivo San Telmo”.

El Club San Telmo dijo este lunes en un comunicado que no hará comentarios sobre el hecho pues “la única información que poseemos es la divulgada por los medios de prensa”.

Ambos fueron detenidos por el delito de homicidio por la Policía e identificados como los «causantes» de los hechos, dice el reporte policial. En el momento del operativo, el auto tenía “manchas hemáticas en el capot y [en las] ópticas delanteras”.

‘Una cuestión de tipo accidental’

Este lunes 23 de julio Nahuel Oviedo rindió su primera indagatoria judicial por este caso. Su abogado defensor Arturo César Goldstraj le contó a CNN en Español que su defendido relató en la corte que él y su acompañante trataron de defenderse porque creyeron que se trataba de un robo por parte del grupo en el que estaba Facundo Espíndola.

Según el abogado, al sentirse amenazados por un cruce de palabras, Brisuela, que se dedica a la pesca, sacó un cuchillo y se lo entregó a Oviedo para que en caso de ser necesario pudieran defenderse. Oviedo fue “agredido varias veces por este muchacho que falleció”, dice Goldstraj, que agrega que según relatos de sus propios amigos, Espíndola estaba “terriblemente exaltado”.

En el video de las cámaras de vigilancia se muestra cómo Espíndola, que estaba rodeado de al menos dos hombres más, señala un auto negro y se dirige hacia este y otro hombre lo enviste por la espalda, empezando la pelea. Más adelante en el video, que tiene cortes de edición, Espíndola le propina un golpe a uno de los sujetos del auto. Un hombre diferente trata de detener la pelea y Espíndola vuelve para agredir el auto, pero cuatro personas lo sujetan, retirándolo de la riña. Pero una vez más Espíndola vuelve a atacar y golpea a su rival y al auto en el que se moviliza, y sigue mandándole patadas a su rival.

Según el abogado, que citó el relato de su cliente en la corte, en una de esas agresiones, Espíndola se tira a la puerta del acompañante del auto donde estaba Oviedo, y este, todavía con el cuchillo en la mano, trata de protegerse cubriéndose la cara con las manos y empuja a su agresor, y es así como para “protegerse de una manera instintiva” Espíndola “se clavó el cuchillo”, dice Goldstraj.

“La versión que él narró luce a una cuestión de tipo accidental, absolutamente involuntaria”, le dijo el abogado a CNN en Español.

Oviedo no se declaró culpable ante el juez, “porque lo que él planteó fue una situación producto de la mecánica del hecho en sí mismo y no en su intención de agredir ni de herir ni de matar”, agregó su abogado.

Goldstraj dijo que Espíndola y Oviedo no se conocían anteriormente y que todo el asunto se suscitó en la calle después de la salida de una discoteca.

“Las situaciones a veces se van de control y sucede lo que sucede. No todo responde a mecánicas ideales”, puntualizó el abogado defensor de Oviedo.

Este medio también ha intentado hallar a la defensa de Brisuela, pero no ha sido posible. El Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires no respondió preguntas adicionales de CNN sobre los hechos.

La prensa local reporta que Oviedo ya había estado en prisión dos veces. La primera de ella fue acusado de robo a los 21 años, en 2011. Según le contó al medio Olé en 2016, participó en un robo de unos televisores prestando su auto. “Apareció la Policía y no tuve reacción. Y pensé ‘Me cagué la vida’”, le contó Nahuel a Olé.

El segundo incidente por el que fue preso ocurrió en 2013 cuando, según él, dos conocidos suyos robaron a una mujer policía y le sacaron el arma y el chaleco. La Policía llegó y lo inculparon de haber transportado a los chicos en su auto.

“Decían que yo estaba manejando el coche, que ellos se subieron al auto después de robar el arma y que los bajamos en otra cuadra para ocultarlos. Pedimos todas las cámaras y no coincidía nada con nada. Necesitaban agarrar a alguien. Fueron tres meses en el penal de Ezeiza”, dijo Oviedo en la entrevista con Olé publicada en 2016.