(CNN) - El presidente de Rusia, Vladimir Putin, le regaló al presidente de EE.UU., Donald Trump, un balón de fútbol Adidas durante una conferencia de prensa la semana pasada en Helsinki, Finlandia, y el balón podría contener un chip transmisor.

MIRA: Donald Trump arremete contra Cohen: un análisis

Las imágenes de la pelota que Putin entregó a Trump parecen mostrar un logotipo que indica que tiene un chip incluido como parte de una función estándar.

El sitio web de Adidas explica que la tecnología brinda a los usuarios acceso a "diferentes funcionalidades", que incluyen "información exclusiva sobre el producto, contenido de fútbol de Adidas, competiciones y desafíos especiales".

Bloomberg informó por primera vez sobre el logotipo del chip transmisor de la pelota de fútbol.

MIRA: Mike Pompeo, secretario de Estado, defiende nueva cumbre entre Trump y Putin

El Servicio Secreto de EE. UU. dijo en un comunicado: "Todos los obsequios otorgados al presidente están sujetos a una exhaustiva revisión de seguridad. El Servicio Secreto no comenta específicamente ni en general sobre los medios y métodos de nuestras responsabilidades de protección".

La Casa Blanca no devolvió inmediatamente una solicitud de comentarios sobre la pelota.

¿Qué piensa Trump sobre la intromisión de Rusia en las elecciones del 2016?

No está claro si el balón que Putin le dio a Trump contenía el dispositivo publicitado, e incluso si lo hace, eso no significa necesariamente que represente un riesgo de seguridad.

Según el sitio web de Adidas, la tecnología funciona interactuando con teléfonos inteligentes o tabletas habilitados con "Near Field Communication", que la compañía describe como "una tecnología digital que permite que dos dispositivos intercambien datos o activen ciertas acciones cuando están físicamente conectados entre sí".

Scott Schober, un experto en seguridad cibernética, dijo en una entrevista que es poco probable que la tecnología sea utilizada para espionaje y que cualquier regalo que reciba un presidente de EE.UU. será examinado minuciosamente para garantizar que sea seguro.

"Este es el tipo de tecnología utilizada para el pago móvil con teléfonos inteligentes, y se trata de acercar los dos dispositivos, en este caso generalmente dentro de un par de centímetros. Si alguien tenía motivos nefastos, probablemente eligieron la tecnología incorrecta", dijo. dijo.

MIRA: Donald Trump le lanza a Melania el balón de fútbol que le regaló Vladimir Putin

Schober añadió: "Observarán cuidadosamente cualquier regalo. Probablemente lo hagan por rayos X y lo examinarán para ver si hay alguna frecuencia de radio que emane de él".

Sin embargo, ya se ha especulado que el regalo podría no ser seguro.

El mismo día que Putin le dio a Trump el balón de fútbol, ​​el senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, tuiteó una advertencia, diciendo que "si fuera yo, verificaría el balón de fútbol para escuchar dispositivos y nunca lo permitiría en la Casa Blanca".

Adidas no devolvió inmediatamente una solicitud de comentarios sobre si el chip podría verse comprometido por hackers. Su sitio web indica que "no es posible eliminar o reescribir los parámetros codificados" de la etiqueta habilitada con la tecnología de comunicación.

Durante la conferencia de prensa en la que Putin regaló el balón, Trump sorprendió a los observadores y provocó un reproche de los principales republicanos en el Congreso al negarse a respaldar las conclusiones de la comunidad de inteligencia estadounidense de que Rusia había interferido en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

MIRA: ¿Por qué rayos invitaría Trump a Putin para otra reunión? Aquí algunas teorías

Luego de la conferencia de prensa, el director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, emitió un comunicado en el que dijo que los "esfuerzos de Moscú para socavar nuestra democracia" son "continuos" y "omnipresentes".

En medio de una reacción violenta, Trump luego dijo que se había equivocado durante la conferencia de prensa y que responsabiliza personalmente a Putin de la interferencia electoral.

Jeremy Diamond de CNN contribuyó a este informe.