Trump: Kim tiene una sola oportunidad

(CNN Español) – Cuando Donald Trump llegó a la presidencia de Estados Unidos –hace escasamente 19 meses– la deuda del país estaba en el 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB), según la Oficina de Presupuesto del Congreso, una entidad bipartidista. Pero ahora, con la aceleración en la que está creciendo se pronostica que será de un 5,1% para 2022: superará más del doble en las próximas elecciones presidenciales.

Entre las tantas medidas –bastante polémicas– que Trump ha tomado durante su año y medio en el gobierno está el haber gastado más de lo que permiten los ingresos. Lo que lleva a que la deuda del país suba cuando no se necesita. Uno se endeuda en periodo de crisis o de necesidad, pero no cuando las cosas están andando bien.

Justo durante un momento en el que el PIB estaba en auge –saliendo por fin de la crisis que empezó en 2008– y la bolsa se acercaba al mayor periodo "bull" de su historia –que se alcanzó en los últimos días– el presidente decidió hacer un recorte de impuestos. Medida que la economía de Estados Unidos no necesita y que, aparte de suponer un regalo para ciertas corporaciones, vaciaba las arcas del Estado. De nuevo, la Casa Blanca ha dejado de ingresar, pero no de gastar.. Especialmente en defensa: una partida disparada los últimos meses.

A este tema hemos dedicado el próximo programa de GloboEconomía, en una interesante conversación con el economista Paulo Vieira da Cunha, porque es muy importante ir conociendo la bola de nieve que está empezando a formarse. Y esa circunstancia es la que puede desencadenar que el momento de calentamiento económico y bonanza que vivimos hoy estalle o se pinche precipitadamente en cualquier momento.

Estamos en un momento bipolar de la economía. Por un lado, todo reluce y disfrutamos el momento, mientras que por otro, las voces mas sensatas empiezan a avisarnos del camino que está por delante.

No te pierdas el programa este sábado a las 7 pm ET y el domingo a la 1:30 pm ET.