(CNN) - Florida y Arizona celebran elecciones primarias este martes, dando la partida a las carreras de la Cámara de Representantes y del Senado que serán fundamentales para el equilibrio de poder en Washington, en noviembre.

Los demócratas deben aferrarse al asiento del senador Bill Nelson en Florida y ganar en la campaña de Arizona para tener una oportunidad de tomar la mayoría en el Senado.

En Arizona, la reacción de una candidata republicana al Senado sobre el estado de salud del senador John McCain causó una controversia de último minuto. En Florida, la competencia del Senado ya está establecida, pero ambas partes seleccionarán a sus candidatos para gobernador en lo que se espera sea una carrera competitiva en noviembre.

LEE: Lo que la muerte de McCain deja claro: la morralla y la dignidad

Oklahoma también celebra una segunda vuelta electoral para determinar quién será el candidato republicano a la gobernación. Los demócratas consideran esta carrera como un posible cambio este año.

Demócratas y republicanos tienen mucho en juego en las elecciones primarias.

Lo que veremos esta noche

¿CAMBIARÁ LAS PREFERENCIAS LA MUERTE DE MCCAIN? La exsenadora estatal Kelli Ward volvió a comentar este lunes por la noche sobre el momento en que la familia McCain anunció la suspensión el tratamiento médico de John McCain y tuiteó diciendo que la corrección política es un cáncer. Se disculpó, pero también dijo que los medios malinterpretaron sus comentarios. McCain, quien representó a Arizona en ambas cámaras del Congreso por más de 30 años, no fue respaldado por ninguno de los candidatos en la contienda: Ward, la republicana Martha McSally o el exsheriff del condado de Maricopa Joe Arpaio.

Todos recurrieron al presidente Donald Trump, en una señal de su control sobre los votantes republicanos. Ward ya se estaba quedando tras McSally, la favorita para derrotar al probable candidato demócrata.

¿HA CAMBIADO TRUMP LA DINÁMICA REPUBLICANA? El respaldo del presidente al representante Ron DeSantis afectó de inmediato la competencia republicana para reemplazar al gobernador Rick Scott. La mayoría de las campañas estatales se reducen a un gran alcance y apoyo de medios pesados ​​en la Florida, pero el asentimiento de aprobación de Trump puede cambiar eso para los republicanos. Su apoyo podría demostrar que un tuit es más poderoso que una campaña de puerta por puerta.

¿PUEDEN SORPRENDER LOS DEMÓCRATAS PROGRESISTAS? Los senadores progresistas Bernie Sanders y Alexandria Ocasio-Cortez, quien derrotó al poderoso representante de Nueva York Joe Crowley en una primaria en junio, han apoyado a los desvalidos en las principales primarias demócratas de la Florida. Si el alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum, o el activista Michael Hepburn pueden vencer a sus oponentes más conocidos, sería un impulso para el movimiento progresista. El ganador demócrata de esta noche y el margen de victoria dirán mucho sobre la izquierda en la Florida.

ARIZONA (las encuestas cierran a las 10 p.m., hora de la costa este de EE.UU, ET)

Los líderes del Partido Republicano esperan que McSally pueda retener a los candidatos de extrema derecha Ward y al polémico Arpaio. Trump todavía tiene que respaldar a un candidato en la carrera, teniendo cosas positivas que decir sobre los tres. En el lado demócrata, se espera que Sinema venza fácilmente a la abogada Deedra Abboud y ya está haciendo campaña para noviembre. El gobernador republicano Doug Ducey también podría ser vulnerable. El demócrata David García, profesor de la Universidad Estatal de Arizona, se enfoca en su experiencia en el área, pero enfrenta serios desafíos ante el senador Steve Farley y Kelly Fryer, director ejecutivo de la YWCA Southern Arizona.

FLORIDA (todas las urnas cierran a las 8 p.m. hora de la costa este de EE.UU, ET)

En el lado republicano, DeSantis espera que el respaldo de Trump supere los ataques de Putnam, quien lo muestra como una criatura desconectada de Washington. En el lado demócrata, la exrepresentante Gwen Graham y Philip Levine, exalcalde de Miami Beach, parecen ser los primeros candidatos para la nominación demócrata. Andrew Gillum, alcalde de Tallahassee, podría sorprender a los demócratas. Los demócratas piensan que cualquiera de los tres puede ganar. En la Cámara, la exdiputada republicana, Ileana Ros-Lehtinen, puede dejar vacante el Distrito 27. En la primaria demócrata, Donna Shalala, no la tendrá fácil ante el representante estatal David Richardson y Michael Hepburn, un exasesor académico de la Universidad de Miami. Del lado republicano, el respaldo del Miami Herald podría impulsar a Bettina Rodríguez Aguilera, exconcejal de Doral, que dice haber sido secuestrada por extraterrestres, a un final más fuerte de lo esperado, mientras ella y otros republicanos intentan alcanzar a la favorita Maria Elvira Salazar, una experiodista de televisión.

OKLAHOMA (todas las urnas cierran a las 8 p.m., hora de la costa este

de EE.UU, ET)

Las primarias de Oklahoma no suelen recibir mucha atención, pero podrían tener una gran victoria para los demócratas este año. La popularidad de la gobernadora republicana Mary Fallin ha disminuido drásticamente en sus últimos meses, lo que da a los demócratas cierto optimismo de que Drew Edmondson, exfiscal general del estado, podría sucederla. Mick Cornett, exalcalde de la ciudad de Oklahoma, y Kevin Stitt, empresario de Tulsa, se enfrentarán en la segunda vuelta republicana este martes. Los demócratas admiten que el tiempo que ocupó Cornett en una de las ciudades más grandes del estado es un gran punto a su favor. Las prácticas comerciales de Stitt han sido objeto de escrutinio, dando a los demócratas la esperanza de que él prevalezca sobre el exalcalde.