CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

La surrealista llamada entre Bob Woodward y Donald Trump

Por Jamie Gangel

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó al periodista Bob Woodward el 14 de agosto, según supo CNN, aparentemente porque el presidente estaba alarmado por los informes de que Woodward iba a publicar un nuevo libro sobre él.

Woodward grabó la llamada con el permiso de Trump y CNN obtuvo una transcripción completa de la conversación. The Washington Post informó por primera vez sobre la llamada de 11 minutos.

MIRA: El legendario periodista Bob Woodward dice que asesores de Trump han robado documentos para ‘proteger al país’

Trump ha sido halagador con Woodward en el pasado, y al principio su actitud fue amistosa. Woodward explicó que está decepcionado de que Trump no se sentara a una entrevista para el libro y dijo que hizo varias solicitudes.

Al principio, Trump dijo que no sabía nada al respecto.

Woodward le dijo al presidente que solicitó una entrevista a través de unas seis personas, incluidos asistentes y senadores republicanos. “Lamento haber perdido la oportunidad de hablar sobre el libro”, dijo Woodward, y agregó: “Maximicé mi esfuerzo”.

“No me lo dijeron”, respondió Trump, indicando que nadie transmitió la solicitud.

Pero, en unos pocos minutos, Trump cambió su historia. Se produjo un intercambio extraordinario cuando Trump le pidió a Woodward que nombrara a las personas con las que se había puesto en contacto.

Donald Trump y Bob Woodward.

MIRA: Periodista del caso Watergate detalla insultos, discusiones y miedos en la Casa Blanca de Trump

“Hablé con Kellyanne (Conway) sobre esto hace dos meses y medio”, respondió Woodward, diciendo que discutió el libro con la consejera de la Casa Blanca durante un almuerzo.

Woodward también dijo que presentó una solicitud a través del vicesecretario de Prensa de la Casa Blanca, Raj Shah, pero nunca recibió respuesta.

“Bueno, muchos temen venir y hablar o, ya sabes, están ocupados. Estoy ocupado”, respondió Trump.

Después de otros varios minutos, incluida una larga tangente del presidente hablando de la economía, Trump preguntó: “¿Quiénes eran los senadores?”

“El senador (Lindsey) Graham dijo que había hablado con usted para hablar conmigo”, respondió Woodward, y luego preguntó: “Ahora, ¿no es cierto?”

En un cambio de opinión, Trump hizo una admisión: “El senador Graham realmente lo mencionó rápidamente en una reunión”, dijo. “Eso es verdad. Eso es verdad”.

Woodward explicó su método de informar sobre Trump, incluida la reunión con las fuentes de la Casa Blanca y la obtención de documentación. Luego, le dijo directamente al presidente que el libro es “una mirada dura al mundo, a su administración y a usted”.

Trump comenzó a crisparse, pero intentó bromear. “Bueno, supongo que eso significa que va a ser un libro negativo”, dijo. “Pero ya sabes, estoy un 50% acostumbrado a eso”.

Mientras la conversación continuaba, Trump reveló que Conway había entrado en el despacho oval. Él la colocó en el teléfono con Woodward.

“¿Por qué no hablas con Kellyanne?. Pregúntale. Ella nunca me lo contó”, dijo Trump.

Conway reconoció: “Puse la solicitud. Pero saben, ellos… fue rechazada. Solo puedo hasta ahí”.

Fue un momento surrealista, ya que Conway tiene acceso directo al presidente.

Trump volvió a hablar al teléfono y se quejó de que Woodward no lo contactó directamente. “Hubiera sido agradable, Bob, si me llamaras en mi oficina. Quiero decir, tengo una secretaria. Tengo dos o tres secretarias”.

MIRA: Controversia por filtración del nuevo libro de Bob Woodward

Woodward repitió que hizo varias solicitudes, ya que la molestia de Trump parecía aumentar.

“Vamos a tener un libro muy inexacto, y eso está muy mal”, dijo Trump.

Woodward respondió de inmediato, “No, va a ser exacto, lo prometo”.

“Sí, está bien”, respondió Trump. “Bueno, lo exacto es que nadie ha hecho un trabajo mejor que el que estoy haciendo como presidente. Eso puedo decírtelo. Y esa es la forma en que muchas personas sienten lo que está pasando, y lo verás a lo largo de los años. Pero muchas personas lo sienten, Bob “.

El libro de Woodward se basa en cientos de horas de grabaciones de entrevistas confidenciales y docenas de fuentes en el círculo íntimo de Trump, además de documentos, archivos, diarios y notas, incluida una nota manuscrita por el propio Trump.

Los informes de Woodward aportan una credibilidad que distingue este libro de los esfuerzos anteriores sobre Trump. El autor y periodista de The Washington Post ha ganado dos Premios Pulitzer, incluido uno por su cobertura del escándalo Watergate que condujo a la renuncia del presidente Richard Nixon.