Nota del editor: Caroline Criado Pérez es una escritora, locutora y activista feminista. Los comentarios expresados en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) – ¿Cuando fue la última vez que hiciste algo arriesgado? ¿Te botaste de un avión con un paracaídas? ¿Apostaste en el mercado de valores? ¿Qué tal descargar una aplicación que asegura poder decirte cuándo tener relaciones sexuales sin protección de manera segura?

Si eres una mujer entre 18 y 40 años y usas redes sociales, seguramente has visto la publicidad de una polémica aplicación anticonceptiva llamada Natural Cycles.

De hecho, la iniciativa ganó un premio: en junio, la revista de negocios Campaign otorgó a Natural Cycles su “Destacado del mes” por una campaña en redes sociales que consiguió un “impactante aumento del 127% en los registros de la aplicación” y “1.000.000 de mujeres influenciadas”.

Más allá de la publicidad tradicional, Natural Cycles también utiliza “influenciadores” digitales, una nueva tribu de celebridades en línea, que –con sus leales y comprometidos seguidores en redes sociales que suelen ascender a millones– son una especie de carnada para los anunciantes que buscan una forma más “auténtica” de vender sus productos.

¿Publicidad con influenciadores a qué precio?

Ahora, esta supuesta autenticidad es en gran medida una farsa. En Gran Bretaña, los influenciadores están legalmente obligados a marcar las publicaciones pagadas en redes sociales como anuncios. Pero, explica la profesora de criminología Natasha Tusikov, “hay investigaciones que demuestran que las personas no entienden la diferencia entre Kim Kardashian publicando una imagen de sí misma en la playa y Kim Kardashian promocionando un determinado producto por lo que le pagaron”. Y, ciertamente, esta confusión hace parte del argumento para utilizarlos en la publicidad.

Pero Natural Cycles no es un juguete inofensivo: es un dispositivo médico. De hecho, la compañía aprovecha al máximo eso de ser la única aplicación anticonceptiva “certificada” médicamente. Natural Cycles, tal como parece, puede capitaliza la legitimidad de contar con dicha certificación sin sufrir ninguno de los inconvenientes.

Amy Hough, autora principal de un artículo académico sobre Natural Cycles, me dijo que una influenciadora con la que habló encontró que la aplicación le consumía mucho tiempo “y terminó eligiendo un dispositivo intrauterino que prefiere”.

La aplicación de Natural Cycles.

No es claro si, bajo los términos de su contrato, la influenciadora podía divulgarle esto a su audiencia. Cuando contacté a Natural Cycles, la compañía se negó a compartir cualquier información acerca de lo que los influenciadores tienen permitido decir.

Sin embargo, la experiencia negativa es relevante. Natural Cycles requiere mucha dedicación de sus usuarios para entregar lecturas precisas. Debes tomarte la temperatura a la misma hora (idealmente) todas las mañanas. La aplicación también te pide ingresar datos sobre cuándo estás teniendo relaciones sexuales y cuándo te llega el periodo. Para resultados más precisos, puedes indicar qué nivel de “hormona luteinizante” tiene tu orina en varios momentos del mes. Pero, tus lecturas pueden fallar si estás enferma, si tu trabajo o turnos cambian y si tienes resaca.

Y esto es importante porque entre más dependa el método anticonceptivo de la información del usuario, menos efectivo será. Esta es la razón por la que los condones tienen un 82% de efectividad con el uso típico, mientras que la de un implante anticonceptivo es del 99%, según el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña.

Pero Natural Cycles no tiene que mencionar esta advertencia en su publicidad… Y, naturalmente, no lo hace.

En Gran Bretaña, la Autoridad de Estándares Publicitarios (ASA, por sus siglas en inglés) determinó a finales de agosto pasado que Natural Cycles era engañoso con sus clientes al asegurar que la aplicación era tan efectiva como otros métodos. Una decisión que es bienvenida, pero que no va lo suficientemente lejos al abordar cómo se comercializa Natural Cycles. Y no puede, porque los poderes reguladores de la ASA no tienen más trascendencia.

Las 'apps' que tienen más regulaciones...

Esto contrasta fuertemente con las aplicaciones y productos financieros, que en Gran Bretaña y Estados Unidos están sujetos a un alto nivel de regulación.

“Tradicionalmente, la banca no es conocida por usar a los influenciadores para publicidad”, explica Holly Pavlika, experta en publicidad de redes sociales. ¿La razón? “Las regulaciones legales asociadas a la promoción y el respaldo de productos de inversión pueden crear un ambiente más estricto que se aleja de la autenticidad y el toque humano de la publicidad de un influenciador”, añade.

El marketing de influenciadores, aclara Pavlika, es para “productos de pasión” y no para los riesgosos: una empresa promocionando un producto financiero en Gran Bretaña o Estados Unidos debe ser clara y sincera sobre los peligros.

Esto tiene sentido. Los productos o ‘apps’ de inversión tienen peligros. Pero, si algo falla con Natural Cycles corro el riesgo de quedar embarazada… Aún así, ningún anuncio que haya visto de Natural Cycles (y he observador muchos) incluía algo como ‘tu útero puede tener el riesgo de no estar vacío’.

Y el hecho de que mi útero no esté vacío no es poca cosa.

Numerosos estudios han demostrado que los hombres toman más riesgos que las mujeres. Los hombres hacen paracaidismo y apuestan; las mujeres se quedan en casa y cuidan a los niños.

Los riesgos del embarazo

Pero, ¿tener hijos está libre de riesgos? No, según la psicóloga académica Cordelia Fine, quien en su premiado libro Testosterone Rex (Testosterona Rex) señala que “estar embarazada tiene aproximadamente 20 veces más probabilidad de terminar en muerte (en EE.UU.) que un salto con paracaídas”.

En Australia, aproximadamente la mitad de las mujeres que han tenido más de un hijo presentan algún grado de prolapso de órganos pélvicos, una condición en la que el tratamiento es inadecuado. Una mujer en Gran Bretaña murió después de haber insertado una malla para tratar su prolapso. El año pasado, dicha condición mató a una mujer en Canadá.

También hay riesgos financieros, por supuesto. En Reino Unido, para cuando un niño tiene 20 años, las madres ganan casi un tercio menos por hora que los padres igualmente calificados, según investigadores.

Entonces, ¿por qué una aplicación de inversión debe incluir una advertencia, mientras que una aplicación de anticonceptivos puede insistir sobre lo bueno que es estar libre de hormonas?

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha determinado que los anuncios de Natural Cycles sean claros frente a los riesgos potenciales, por ejemplo, al incluir “una declaración de que ningún método anticonceptivo es 100% efectivo”.

Pero existe la posibilidad de que esta afirmación resulte engañosa para las mujeres, ya que implica que Natural Cycles tiene un riesgo comparable al de otros métodos anticonceptivos, algo que la aplicación aprovecha al máximo en su publicidad, citando con orgullo “estudios clínicos” que muestran que la aplicación es 93% efectiva, “lo que está en la misma categoría de otros métodos convencionales”.

¿Es Natural Cycles igual de efectivo a otros métodos aniconceptivos?

Hay motivos para ser escépticos frente a la afirmación anterior. Los métodos anticonceptivos como la píldora o el dispositivo intrauterino han sido probados numerosas veces, durante décadas, en ensayos independientes.

Por el contrario, dos de los autores principales del estudio de 2017 de Natural Cycles son los fundadores de la compañía, y los expertos dicen que los datos (cosechados a partir de las entradas de la aplicación de los usuarios) están llenos de zonas grises.

Cuando le pregunté a Natural Cycles si permitirían que sus datos estuvieran disponibles para otros investigadores, con el objetivo de que sus afirmaciones pudieran ser replicadas, me dijeron que actualmente “no tienen planes” de hacerlo.

La Agencia Sueca de Productos Médicos recientemente investigó a Natural Cycles luego de que 37 mujeres quedaran embarazadas en un solo hospital mientras usaban la aplicación. Pero, en últimas, la entidad cerró la investigación, determinando que el número estaba en línea con la cifra del 93%.

Lo que es, naturalmente, una buena noticia para Natural Cycles. Pero la decisión no puede ser un sustituto de los ensayos clínicos aleatorios adecuados que han sido solicitados por la Asociación de Planificación Familiar. Y, de todos modos, no aborda ninguno de los problemas relacionados con el nivel de consentimiento informado que las mujeres que influenciadas en línea pueden brindar.

Está claro que necesitamos más datos sobre la eficacia de las aplicaciones anticonceptivas y sobre el impacto de las redes sociales. Y debemos actualizar nuestros puntos de vista obsoletos sobre la publicidad y el riesgo.