(CNN) - Desde enero de 2017 hasta febrero de 2018, los cachorros vendidos en seis empresas de tiendas de mascotas provocaron infecciones en 118 personas en 18 estados de EE.UU., informaron este jueves los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

MIRA: Las enfermedades que estas populares mascotas te pueden transmitir

La causa de la enfermedad: Campylobacter, una bacteria común que puede causar diarrea, dolor abdominal y fiebre, según el informe del brote de los CDC publicado como parte de su reporte de de Morbilidad y Mortalidad.

No se produjeron muertes, aunque 26 personas fueron hospitalizadas. Las muestras de las bacterias de los pacientes mostraron resistencia a todos los antibióticos comúnmente utilizados para tratar las infecciones por Campylobacter, incluidos los macrólidos y las quinolonas, según los CDC.

La mayoría de los pacientes se recuperará de una infección por Campylobacter dentro de los cinco días sin tratamiento, aunque se recomienda beber líquidos adicionales. En casos raros, una infección puede provocar complicaciones, incluso parálisis y la muerte. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, como bebés, personas mayores y personas con cáncer u otras enfermedades graves, tienen mayor riesgo de infección grave.

MIRA: Perdió sus piernas y manos por una bacteria en sus perros pero aún los ama

Saneamiento y manejo

La investigación comenzó en agosto de 2017, cuando el Departamento de Salud de Florida notificó a los CDC de seis infecciones por Campylobacter vinculadas a una cadena nacional de tiendas de mascotas con sede en Ohio. La información de un examen de datos provocó una investigación en varios estados para identificar el origen del brote y prevenir enfermedades adicionales.

Los CDC identificaron a 118 personas, incluidos 29 empleados de la tienda, que se enfermaron entre el 5 de enero de 2016 y el 4 de febrero de 2018. Los pacientes tenían edades comprendidas entre 1 año y 85, y la mayoría (63%) eran mujeres. Los estados que informaron enfermedad fueron Connecticut, Florida, Georgia, Illinois, Kansas, Massachusetts, Maryland, Michigan, Misuri, Nueva Hampshire, Nueva York, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Tennessee, Utah, Wisconsin y Wyoming.

De los pacientes entrevistados por el CDC, la abrumadora mayoría (99%) informó contacto directo con un perro, y el 95% dijo que el perro que habían tocado era un cachorro de tienda de mascotas. La agencia de salud notó que la mayoría de las infecciones con campilobacteriosis provienen de comer carne de ave cruda o poco cocinada, productos lácteos no pasteurizados, agua contaminada y productos agrícolas. Y aunque la infección generalmente no se transmite de persona a persona, tener relaciones sexuales con una persona infectada o cambiar los pañales de una persona infectada puede aumentar el riesgo.

Aunque el informe de los CDC no menciona las tiendas de mascotas involucradas en el brote, Petland, una cadena nacional de tiendas de mascotas, estuvo implicada en las notificaciones originales de brotes de los CDC.

"Como resultado de la investigación, los CDC no tenían nuevas recomendaciones para Petland aparte de continuar nuestra práctica establecida de desinfección de manos y educación en la tienda", escribió en un correo electrónico la directora de asuntos públicos de la cadena, Elizabeth Kunzelman.

Los registros de la tienda revisados ​​durante la investigación del brote revelaron que 142 de los 149 cachorros investigados habían recibido uno o más tratamientos de antibióticos, de acuerdo con los CDC.