CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Contaminación

Ceniza de carbón, un peligroso componente para la salud, habría entrado a un río de Carolina del Norte, según ambientalistas

Por Jen Christensen, Nadia Kounang, Debra Goldschmidt

(CNN) — Al parecer al río Cape Fear en Wilmington, Carolina del Norte, habría entrado ceniza de carbón, dijeron los ambientalistas la semana pasada. El aumento en los niveles de agua en el área, debido a las fuertes lluvias y el oleaje producido por el huracán Florence, aún es un problema.

La compañía Duke Energy confirmó fisuras a la presa de un lago en su planta L.V. Sutton en Wilmington, aunque dijo que la ceniza de carbón —que son desperdicios industriales producidos por las plantas de energía que queman carbón— probablemente no se filtrará al río.

El estado ha estado monitoreando de cerca las condiciones en las instalaciones. Desde el jueves en la noche, el alto nivel de agua del río Cape Fear ha fluido hacia el Lago Sutton en el lado norte y en el río, en el lado sur. El viernes en la mañana, funcionarios de seguridad de la presa estatal fueron notificados de la filtración de entre 30 y 50 metros en el sur del Lago Sutton. También puede haber brechas más pequeñas en la presa, según el estado.

“El río Cape Fear se ha traspasado hacia el Lago Sutton. Se ha derramado hacia su patio de transmisión. Duke ha evacuado a sus empleados”, dijo este viernes Michael Reagan, secretario del Departamento de Calidad Ambiental de Carolina del Norte. “Lo que no sabemos en este momento es si cualquier. ceniza de carbón se filtró hacia el río Cape Fear”.

publicidad

El Departamento dijo que está trabajando con otras agencias para monitorear la situación y planea llevar a cabo sobrevuelos, así como pruebas en el terreno e inspecciones de drones en la presa.

La ceniza de carbón es una de las más grandes formas de desecho industrial, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos. Contiene fuertes metales, incluyendo arsénico, plomo y mercurio, que puede generar grandes riesgos para la salud.

Según EPA, la exposición a la ceniza de carbón “puede causar severos problemas de salud y medioambientales en forma de cáncer y riesgos no cancerígenos en humanos, reducir el coeficiente intelectual entre niños y deformidades y daños reproductivos en peces y en la vida salvaje. Muchos de esos contaminantes, una vez en el ambiente, permanecen durante años”.

Otros riesgos inmediatos a la salud pueden ser respiratorios, como asma.

Duke Energy dijo que después de la brecha inicial a principios de la semana pasada, “la ceniza de carbón no es peligrosa, y la compañía no cree que este incidente genere un riesgo para la salud pública o para el ambiente”.