(CNNBussiness) - La guerra comercial está lista para cobrar sus primeras víctimas: las economías de China y Estados Unidos en 2019.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo este martes sus pronósticos de crecimiento para Estados Unidos y China a consecuencia de la reciente ola de aranceles que las economías más poderosas del mundo se han impuesto entre sí.

El pronóstico se conoce en momentos en que las tensiones entre Washington y Beijing amenazan con escalar y causar daño a otros países.

  • Mira en este video: Cómo la guerra comercial de EE.UU. puede afectar a la cerveza

“Cuando tienes hay desacuerdo entre las dos economías más grandes del mundo es una situación donde todo el mundo sufre”, dijo Maurice Obstfeld, economista jefe del FMI, en una sesión con periodistas sobre el más reciente informe del Fondo.

A pesar de la bonanza que ha visto Estados Unidos, impulsada con el reciente recorte de impuestos, los economistas del FMI esperan que el crecimiento baje a 2,5% en 2019, en comparación con  2,9% este año. Los expertos recortaron el pronóstico de 2019 en 0,2 puntos porcentuales debido al conflicto comercial.

El gobierno Trump ha impuesto aranceles a casi la mitad de los productos que China le vende anualmente a Estados Unidos. La Casa Blanca ha amenazado con expandir los aranceles a todas las importaciones desde China a EE.UU. Beijing ha respondido con aranceles sobre bienes estadounidenses por un valor de más de 110.000 millones de dólares.

El ajuste de cuentas también puede costarle al crecimiento económico de Beijing el próximo año.

Se espera que el crecimiento caiga a 6,2% el próximo año respecto a los 6,6% de este, según el FMI. El nuevo pronóstico para 2019 es 0,2% menos que el pronóstico previo del fondo, reflejando la ola de nuevos aranceles que han entrado en efecto desde entonces.

Escalar la guerra comercial puede hacer más daño

El impacto del conflicto económico de China y EE.UU. podría sentirse más allá de las dos superpotencias económicas.

Aunque el crecimiento global debería seguir fuerte el próximo año, el FMI dice que los prospectos son notablemente “menos brillantes” de lo que eran cuando los revisó en abril.

El fondo ahora proyecta que el crecimiento económico se mantenga estable, pero ligeramente a la baja en 2019 debido a las altas tasas de interés y las barreras comerciales. El fondo redujo el pronóstico global en 0,2% a 3,7%, y predijo una tendencia a la baja en los próximos años.

“El impacto de la política comercial y la incertidumbre se están volviendo evidentes a un nivel macroeconómico, mientras se acumula evidencia anecdótica sobre el daño resultante a las empresas”, dijo el FMI.

Hay además un amplio margen de daños adicionales si Trump cumple sus amenazas de nuevas medidas y China toma represalias.

“Una intensificación de las tensiones comerciales, y el aumento asociado de la incertidumbre de las políticas podría mermar el sentimiento de los mercados financieros, desencadenar la volatilidad de los mercados y desacelerar la inversión y el comercio”, dijo el FMI.

En la sesión informativa, Obstfeld dijo que el crecimiento mundial podría reducirse "cerca de un punto porcentual" si la ruptura comercial continúa.

“La posibilidad de que China y Estados Unidos resuelvan sus diferencias podría ser un aspecto positivo en el pronóstico”, agregó.

El debilitamiento de los efectos de los recortes de impuestos y otras medidas de estímulo en Estados Unidos "restarán impulso" a partir de 2020, advirtió el FMI.

Por eso el organismo internacional les pidió a los gobiernos que actúen a medida que la "ventana de oportunidad" se estrecha para promulgar reformas como lidiar con el creciente déficit presupuestario en Estados Unidos y el bajo nivel de inversión pública en Alemania.