(CNN) - La primera dama de Estados Unidos Melania Trump dijo en una entrevista que salió al aire este jueves que ella es la persona que más bullying ha sufrido en el mundo, lo que la llevó a crear su iniciativa antibullying ‘Be Best’. Trump suavizó sus comentarios más adelante diciendo que es una de las que más bullying ha sufrido.

“Podría decir que soy la personas que más bullying ha vivido en el mundo”, dijo la primera dama en una entrevista con ABC News durante su primer gran viaje en solitario a África la semana pasada cuando se le preguntó qué fue lo que personalmente la hizo querer enfrentar el problema del acoso en internet.

“¿En realidad es usted la persona que más sufre bullying en el mundo?”, le preguntó Tom Llamas de ABC News durante la entrevista.

“Una de ellas, si realmente ves lo que la gente dice de mi”, dijo Trump.

Cuando se le preguntó si el bullying podría afectar a los niños, incluyendo su hijo Barron, Trump dijo que esa es la razón de por qué la iniciativa está enfocada en el comportamiento en redes sociales y en Internet.

“Necesitamos educar a los niños en el comportamiento socio emocional, para que cuando crezcan sepan cómo lidiar con esos problemas”, dijo Trump. “Eso es muy importante”.

En la entrevista grabada, Trump también le dijo a ABC News que aún hay personas trabajando en el gobierno del presidente Donald Trump en las que este no puede confiar.

La primera dama le dijo a ABC News que ella le ha aconsejado a su esposo sobre quienes ella cree él puede confiar, pero que su esposo sigue siendo independiente a la hora de tomar decisiones sobre su personal.

“Le doy mi más honesto consejo y las más honestas opiniones, y luego él hace lo que quiere hacer”, dijo Melania. Cuando se le preguntó qué hizo el presidente cuando ella sugirió que no podía confiar en algunos de sus empleados, la primera dama dijo “bueno, algunas personas, ya no trabajan más allí”.

Los comentarios de la primera dama llegan después de una explosiva columna de opinión publicada el mes pasado por The New York Times por un funcionario senior del gobierno federal que aseguró que era parte de una resistencia interna al presidente.