(CNN) - La máquina de exportación masiva de China no le está haciendo mucho caso a la guerra comercial, pero hay dudas sobre cuánto tiempo más podrá mantenerse así.

Las exportaciones de China aumentaron casi un 15% en septiembre en comparación con el mismo mes del año anterior, según los datos del gobierno publicados el viernes pasado. Estas cifras superaron las previsiones de los analistas y fueron más fuertes que el mes anterior.

La aceleración indica que China está sorteando las primeras oleadas de los nuevos aranceles que el gobierno de Trump impuso a los 50.000 millones de dólares de las exportaciones chinas este verano.

"El panorama general es que hasta ahora las exportaciones chinas se han mantenido bien ante la escalada de las tensiones comerciales", dijo Julian Evans-Pritchard, economista de China de la firma de investigación Capital Economics, en una nota a los clientes el viernes pasado.

Las exportaciones chinas se están beneficiando de la caída en el valor de la moneda del país. El yuan se ha desplomado alrededor del 9% frente al dólar estadounidense durante los últimos seis meses, ya que los inversores se han preocupado más por la salud de la economía china. Una moneda más débil hace que los productos chinos sean más competitivos en comparación con los de los exportadores rivales.

Eso pudo haber contribuido a que el superávit comercial de China con Estados Unidos subiera a un récord mensual de 34.000 millones en septiembre. El gran superávit es uno de los principales reclamos del presidente Donald Trump en la disputa comercial.

Los exportadores chinos también pueden haber apresurado las órdenes en septiembre antes de que se iniciara una nueva ola de aranceles, señaló Louis Kuijs, jefe de economía de Asia en la firma de investigación Oxford Economics.

Estados Unidos impuso nuevos aranceles del 10% sobre otros 200.000 millones de dólares de productos chinos el 24 de septiembre.

Se vienen meses difíciles

Esas nuevas medidas harán difícil que los exportadores chinos mantengan el sólido desempeño de septiembre.

"Dado que es probable que el crecimiento global se enfríe más en los próximos trimestres y que los aranceles estadounidenses sean más duros, es poco probable que la resistencia reciente de las exportaciones se mantenga", dijo Evans-Pritchard.

Los funcionarios chinos también reconocen que los meses más difíciles están por venir.

El crecimiento de las exportaciones puede disminuir en los últimos tres meses del año, dijo Li Kuiwen, portavoz de la agencia de aduanas de China, en una conferencia de prensa el viernes.

"Hay muchos factores inciertos e inestables en el entorno internacional, y la fricción comercial entre China y Estados Unidos está aumentando constantemente", agregó.

El gobierno de Trump planea aumentar sus aranceles sobre los 200.000 millones de dólares a productos chinos del 10% al 25% al final del año. Y Trump ha dicho que está dispuesto a ampliar los aranceles para cubrir efectivamente todas las exportaciones chinas a Estados Unidos, que superaron los 500.000 millones de dólares el año pasado.

(Yong Xiong contribuyó a este informe)