(CNN) - Más de 200 niños separados de familias inmigrantes indocumentadas permanecen bajo la custodia de Estados Unidos, dijeron las autoridades en un documento judicial que se presentó la noche del lunes.

La mayoría de los 245 niños bajo custodia tienen padres que fueron expulsados de Estados Unidos: 175 niños, según el último recuento del Gobierno.

MIRA: Manifestaciones por niños inmigrantes separados de sus familias en EE.UU.

De ellos, solo 18 niños están actualmente en trámite para reunirse con sus padres en sus países de origen, según documentos judiciales. Los padres deportados de 125 niños bajo custodia han dicho que no quieren que sus hijos sean devueltos a sus países de origen. Y hay 32 niños bajo custodia del gobierno para quienes la American Civil Liberties Union aún no ha notificado si los padres quieren reunificarse o rechazar la reunificación, dijeron los funcionarios.

Unos aproximadamente 70 niños adicionales que permanecen bajo custodia incluyen 27 cuyos padres se encuentran en EE.UU. pero han optado por no reunificarse con sus hijos, así como 26 cuyos padres han sido considerados no aptos para reunificarse. Ese recuento también incluye a 13 niños que el gobierno de Estados Unidos está trabajando para comprobar si sus padres estan en el país. El gobierno dice que otros tres niños no pueden reunirse con los padres que se encuentran en EE.UU. en este momento porque hay señales de advertencia de seguridad o porque uno de los padres está en detención penal.

Los nuevos números aparecieron en la última presentación de la corte federal en el caso de acción de ACLU sobre separaciones familiares. Vienen cuando la administración de Trump considera un nuevo programa piloto que podría resultar en la separación de niños y padres una vez más.

Una audiencia de estado en el caso de separaciones familiares está programada para el martes por la tarde.

MIRA: El gobierno de EE.UU. no estaba "plenamente preparado" para las separaciones familiares en la frontera, según informe

En junio, la jueza de distrito de EE.UU. Dana Sabraw ordenó al Gobierno que reuniera a la mayoría de las familias que había dividido, incluidos los padres e hijos que se habían separado como resultado de la política de "tolerancia cero" del gobierno, ahora revertida, en la frontera y algunas separaciones que ocurrieron antes de que se pusiera en práctica esa política.

Desde entonces, 2.070 niños han sido dados de alta de la custodia del gobierno y se han reunido con los padres, de acuerdo con la presentación de la corte del lunes.

La ACLU todavía está luchando por llegar a algunos padres, al menos cinco, según el último recuento, para determinar si desean que sus hijos sean enviados a ellos en sus países de origen o prefieren que permanezcan en EE.UU. con la posibilidad de ganar asilo.

Los funcionarios han enfatizado que los números cambian constantemente, y los abogados todavía los están debatiendo a medida que se reúnen para resolver los siguientes pasos en el caso.