(CNN) - Los funcionarios de Estados Unidos evalúan una propuesta que podría llevar a que familias de inmigrantes vuelvan a ser separadas por el gobierno del país, pero esta vez sería elección de los padres.

La propuesta les daría a las familias detenidas dos opciones: permanecer juntas bajo arresto mientras su caso avanza en el sistema, o permitir que los niños sean liberados después de 20 días mientras sus padres permanecen tras las rejas.

MIRA: Más de 200 niños separados de sus familias siguen bajo custodia en EE.UU.

La administración analiza la posibilidad de empezar con un programa piloto para ver cómo funcionaría y qué decidirían los padres, según le dijo a CNN un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

Conocida como "elección binaria", la propuesta atrajo una atención generalizada –y también duras críticas por parte de grupos activistas– cuando fue reportada por el diario The Washington Post el pasado viernes. Pero no es una idea nueva. Apareció en documentos judiciales que datan de julio.

Todavía hay más preguntas que respuestas sobre este último impulso político. Esto es lo que sabemos hasta ahora:

Se está considerando un programa piloto, pero no ha comenzado

Los detalles específicos como la ubicación y la duración de un programa piloto todavía se están discutiendo internamente, informó el alto funcionario del DHS. Aún no ha comenzado. Y de implementarse, la política de "elección binaria" sería nueva.

El motivo de esta propuesta, han dicho los funcionarios, es doble:

1) Los niños inmigrantes solo pueden estar detenidos por 20 días bajo un acuerdo judicial de 1997, pero los funcionarios no quieren que eso limite el tiempo que pueden retener a las familias.

2) Los funcionarios están tratando de disuadir a un creciente número de familias que cruzan la frontera.

MIRA:Manifestaciones por niños inmigrantes separados de sus familias en EE.UU.

Pero, la "elección binaria" no es la única estrategia de las autoridades para convencer a los inmigrantes indocumentados de no viajar a Estados Unidos.

Padre e hijo en Texas, en junio de 2018.

Padre e hijo en Texas, en junio de 2018.

Los funcionarios también han ubicado publicidad en Centroamérica para advertir a los posibles inmigrantes sobre los peligros del viaje. México también ha cooperado "hasta cierto punto", dijo el alto funcionario del DHS, bloqueando a las personas que intentan ingresar a México desde Guatemala.

El asesor de la Casa Blanca Stephen Miller ha estado presionando internamente para que se implemente la opción de "opción binaria", pero los funcionarios aún no han decidido si tomarán ese camino, dijo el pasado viernes un alto funcionario de la administración a Liz Landers, de CNN.

Trump no dio una respuesta directa cuando se le preguntó si su gobierno planea separar nuevamente a las familias

¿Está la administración a punto de renovar sus esfuerzos para separar a las familias? El tema surgió en la entrevista de Trump con el programa "60 Minutes" el domingo, y sus comentarios no fueron claros.

"Cuando permites que los padres permanezcan juntos, está bien, cuando permites eso, lo que ocurre es que la gente va a ingresar a nuestro país", dijo Trump.

"Entonces, ¿va a volver a eso?", preguntó Stahl.

El gobierno está "evaluando muchas cosas", respondió Trump.

Los funcionarios han estado hablando de hacer esto durante meses. Y un juez lo autorizó en agosto

Tuvimos nuestro primera pista de que esto podría estar ocurriendo en julio, cuando abogados del gobierno presentaron documentos en la corte federal de California.

MIRA: El gobierno de EE.UU. no estaba "plenamente preparado" para las separaciones familiares en la frontera, según informe

Un acuerdo judicial federal de 1997 prohíbe que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mantenga a los menores bajo custodia por más de 20 días. El gobierno de Trump ha estado tratando de evadir esta medida por múltiples frentes, incluyendo esfuerzos para redactar un nuevo reglamento federal que anule la disposición.

Pero, mientras tanto, los abogados del gobierno pidieron ayuda al juez del distrito de EE.UU. Dana Sabraw, quien ha estado evaluando una demanda colectiva por las separaciones familiares que presentó la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés). Sabraw ordenó al gobierno reunir a la mayoría de las familias que separó en junio y ha tenido audiencias regularmente para monitorear el progreso de las autoridades al respecto.

En una moción conjunta, ACLU y los abogados del gobierno le solicitaron a Sabraw que en su decisión de ordenar la reunificación de familias no limitara el criterio del gobierno para detener a los padres. Esa moción resumió el plan que ahora se conoce como "elección binaria". Sabraw aprobó la petición en agosto pasado. 

A medida que surgieron los detalles sobre la propuesta en los últimos días, los activistas la rechazaron rápidamente.

Detener a más familias es más difícil de lo que parece

La separación de familias es la parte de esta propuesta que más atención ha recibido. Pero hay algo más.

La "elección binaria", como se ha descrito, también llevaría a un número creciente de familias detenidas.

Y hay un gran obstáculo logístico que enfrenta el gobierno si avanza con un plan para detener a más familias: encontrar espacio.

El ICE tiene tres centros de detención familiar, dos en Texas y uno en Pennsylvania. Juntos pueden albergar a unas 3.000 personas entre padres y niños. Pero solo en agosto las detenciones en la frontera fueron cuatro veces esa cifra, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés)

El problema, según el funcionario del DHS, es que las instalaciones de Salud y Servicios Humanos para los niños no acompañados y "separados" están al tope de su capacidad.

- Liz Landers, Laura Jarrett y Gustavo Valdés, de CNN, contribuyeron a este reporte.