Nota del editor: Cristobal Alex es presidente de Latino Victory Fund, un comité de acción política que trabaja para elegir líderes hispanos progresistas. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN) - "Si los latinos no votan, es difícil sentir pena por las consecuencias que los afectan. Deben darse cuenta de eso y de quiénes son sus amigos. POR FAVOR ENFATIZARLES A ELLOS QUE SI NO VOTAN ESTARÁN PEOR. Y SI NO VOTAN, NO SE QUEJEN".

Eso es de un correo electrónico que acabo de recibir de un importante donante progresista en Nueva York.

Durante un año electoral, en algún momento entre el Día del Trabajo y el día de las elecciones, los medios de comunicación nacionales y los analistas plantean de manera rutinaria el problema de cómo el voto latino emergente afectará el resultado, y comienza el escándalo.

Después de la votación, tan pronto como llegó el momento, la narrativa del "gigante dormido" desaparece hasta el próximo año electoral, ya que los votantes latinos son olvidados en gran medida por los medios de comunicación y las entidades políticas por igual.

Desde mi perspectiva, este año no es diferente, y los titulares que predicen la condena electoral para los demócratas a manos de un electorado latino con bajo rendimiento son alarmantes, sí, pero en su mayoría están equivocados.

Cristobal Alex

En 2016, la proporción de votantes latinos aumentó de 8,4% (en 2012) a 9,2%, aunque la participación general se redujo ligeramente con respecto a 2012 (en menos de medio punto), según el Censo de EE.UU. Sin embargo, el hecho es que los latinos compusieron una porción más grande del pastel electoral y continuaron votando abrumadoramente a favor de los demócratas.

Pero las encuestas de boca de urna inexactas del día de las elecciones mostraron un apoyo latino significativo para Trump, lo que lleva a algunos a culpar a los latinos por perder la Casa Blanca. En realidad, la friolera de 79% de los latinos que votaron lo hicieron por Hillary Clinton, según la encuesta de la Elección 2016 de The Latino Decisions. Aún más impresionante, el 86% de las mujeres latinas votantes votó por ella, mientras que la mayoría de las votantes blancas votaron por Trump.

A falta de poco tiempo hasta la elección intermedia del 6 de noviembre, confío en que los latinos votarán (las encuestas nos dicen que están motivados en esta elección), pero hay tres factores críticos que influirán en su participación.

Candidatos. Inversiones. Mensajeros

Los candidatos son clave. Tener a alguien en la boleta electoral que representa los valores de la comunidad latina se percibe como un defensor. Un candidato que se vea y escuche a la gente de su distrito es clave para motivar a los votantes latinos a participar en el proceso. Sí, los latinos desprecian abrumadoramente a Trump, pero todavía necesitan algo y alguien por quien votar.

Si eres un partido local, estatal o nacional que trabaja en el reclutamiento de candidatos o si simplemente eres alguien con un ego que decide que es hora de postularse, detente y mira en el distrito.

¿Es un distrito de mayoría latina o diverso y joven? Si es así, pregúntate: ¿estás reclutando al candidato adecuado? O, ¿eres tú el único? ¿Crees que puedes inspirar?

En pocas palabras, los candidatos auténticos que reflejan los valores de la comunidad latina aumentarán la participación política latina.

Las inversiones son fundamentales. Una encuesta reciente de Latino Decisions encontró que más del 84% de los latinos dicen que están seguros o probablemente votarán en las elecciones intermedias de 2018.

Desafortunadamente, la misma encuesta también encontró que menos de la mitad de los latinos encuestados reportaron haber sido contactados por un candidato.

Los comités del partido, los candidatos y los grupos externos toman decisiones difíciles sobre cómo gastar sus limitados recursos. Pero cuando el camino hacia la victoria depende del voto latino, hacer una inversión real para involucrar completamente a la comunidad es absolutamente crítico.

Traducir anuncios al español en los últimos días de una elección nunca ha sido suficiente, y nunca menos que hoy.

Invertir temprano, ubicar a los latinos en puestos de personal clave y contratar consultores latinos es un paso en la dirección correcta. Eso es exactamente lo que hizo el Comité de Campaña del Congreso Demócrata, bajo el liderazgo del Representante de los Estados Unidos Ben Ray Lujan, de Nuevo México, el año pasado en preparación para la elección de mitad de período de 2018.

Los mensajeros importan. Probablemente esto sea lo más difícil de corregir en nuestra infraestructura política, pero tiene que cambiar porque a los latinos les importa quién les habla acerca de votar.

El compromiso efectivo debe ir más allá de traducir los anuncios del inglés al español.

Debe incluir mensajeros y mensajes culturalmente conscientes adaptados para conectarse con los segmentos adecuados de esta población cada vez más diversa: puertorriqueños y cubanos en la Florida, dominicanos en Nueva York, mexicanos de cuarta generación en California frente a mexicanos de primera generación en el Medio Oeste de EE.UU.

¿Y quién hace esto mejor? Bueno, gente de la comunidad, por supuesto.

No pretendo opfender a mis amigos en el movimiento progresista, pero si diriges una entidad política que necesita involucrar a los votantes latinos y tiene cero empleados latinos, comprométanse temprano a trabajar con sus aliados para garantizar que su publicidad latina sea efectiva. Y si eres un donante que cuenta con los latinos para ganar carreras electorales, por favor pon tu dinero donde está tu boca.

En las competitivas primarias de agosto de Darren Soto en la Florida, Latino Victory Fund invirtió más de medio millón de dólares en programas comunitarios culturalmente competentes, radio y televisión en español, correo directo bilingüe y programas de mensajes de texto en móviles.

Al final, la participación primaria en 2018 se duplicó con respecto a 2016 (un año presidencial) y Soto, un demócrata, ganó con un margen del 34%, considerablemente por delante de la ventaja de 7 puntos que tenía antes de que Latino Victory Fund lanzara la campaña de gastos independiente en el distrito, que tiene un alto porcentaje de votantes puertorriqueños.

Compañeros demócratas, los latinos votan, siempre y cuando estén comprometidos. Centrarse en ellos solo en los últimos días de una elección y luego culparlos por no llegar a números más altos es un plan perdedor.

En su lugar, apoyen a los candidatos correctos, hagan inversiones significativas antes y recuerden que los mensajeros son importantes.

Compañeros demócratas, los latinos votan, siempre y cuando estén comprometidos. Centrarse en ellos solo en los últimos días de una elección y luego culparlos por no llegar a números más altos es un plan perdedor"

Cristobal Alex