(CNN) - La estrategia de Naciones Unidas contra las drogas en los últimos 10 años ha sido un fracaso, de acuerdo con un reporte del Consorcio Internacional de Políticas sobre Drogas (IDPC, por sus siglas en inglés), que ha pedido un importante replanteamiento de la política sobre los narcóticos ilegales.

Un policía colombiano acomoda paquetes de cocaína decomisados en Cali.

El reporte afirma que los esfuerzos de la ONU por eliminar el mercado ilegal de narcóticos para 2019 a través de una estrategia de "guerra contra las drogas" ha tenido un escaso efecto en la oferta global, mientras que ha tenido efectos negativos sobre la salud, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo.

De acuerdo con el reporte, las muertes relacionadas con el uso de drogas han aumentado 145% en la última década, con más de 71.000 sobredosis en Estados Unidos solo en 2017. Al menos 3.940 personas fueron ejecutadas por delitos relacionados con las drogas en el mundo en los últimos 10 años, mientras que redadas antidrogas en Filipinas resultaron en unas 270.000 ejecuciones extrajudiciales.

El IDPC, una red de 177 ONGs nacionales e internacionales preocupadas por la política y el abuso de drogas, urgió a la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre Drogas a considerar una estrategia distinta sobre narcóticos para la próxima década, previo a una cumbre programada para marzo de 2019 en Viena.

Paquetes de cocaína decomisados en Hamburgo, Alemania.

"Este reporte es otro clavo en el ataúd de la guerra contra las drogas", dijo Ann Fordham, directora ejecutiva de IDPC, en una declaración preparada. "El hecho de que los gobiernos y la ONU no parezcan preparados para evaluar el desastroso impacto de los últimos 10 años de la política antidrogas es deprimentemente nada sorprendente".

La ONU estuvo disponible para comentarios sobre el reporte, que se hizo público el domingo.

"Los gobiernos se reunirán en marzo en la ONU y probablemente sellarán más de lo mismo para la próxima década en cuando a la política sobre drogas. Esto significará un brutal abandono del deber y una receta para un mayor derramamiento de sangre en el nombre del control de las drogas".

En 2017, por ejemplo, México tuvo su año con más homicidios jamás registrado debido a los crecientes niveles de violencia relacionadas con las drogas. Como reportó CNN previamente, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México reveló que en el año se registraron 31.174 homicidios, un incremento de 27% respecto a 2016.

La semana pasada, Canadá se convirtió en el primer país del G7 de naciones industrializadas en legalizar el uso recreativo de la marihuana.