Dalton Shaffer, de 18 años, condujo 360 kilómetros para llevar dos pizzas a un enfermo terminal en otra ciudad.

(CNN) - Cuando Julie Morgan y su esposo, Rich, vivían en Battle Creek, Michigan, ellos pasaban a cenar al restaurante Steve's Pizza cada día de pago.

Eso fue hace 25 años. Para celebrar el cumpleaños de ella este año, la pareja - ahora en Indianapolis - quería visitar su pizzería favorita.

Pero, en su lugar, terminaron en la sala de emergencias, donde a Rich Morgan le informaron que su cáncer había empeorado y que le quedaban semanas, tal vez días, de vida. Entonces fue ingresado al piso de cuidados paliativos.

Steve's Pizza no hace entregas a domicilio. Pero cuando el administrador del local supo de la historia de la pareja, decidió llevarles dos pizzas él mismo, aun cuando ellos estaban a 360 kilómetros de distancia.

Todo comenzó con una llamada telefónica

Durante su matrimonio, los Morgan se mudaron en varias ocasiones. Pero para ellos, las de Steve's eran el punto de referencia para todas las pizzas.

"No puedo describir lo deliciosa que es esta pizza, pero son tantas mudanzas a lo largo de los años y sigue siendo la referencia y no hemos encontrado una pizza mejor", escribió Julie Morgan en Facebook.

Cuando su papá, David Dalke, supo del plan para su cumpleaños, y cómo el repentino diagnóstico de Rich lo había cambiado todo, él llamó a Steve's Pizza con la esperanza de que pudieran enviar una nota a la pareja.

"Dije, sé que están ocupados'. Les expliqué la situación y dije, "si pueden, es solo un mensaje de texto a Rich y Julie diciendo que lamentan que no hayan podido llegar", dijo a Dalke a CNN.

Eso es todo lo que él esperaba, una nota.

"Unos cinco minutos después él me llamó y dijo: 'quiero saber qué pizza les gusta a ellos", dijo Dalke.

Era una pregunta poco común, pero Dalke respondió: pepperoni y champiñones.

Al otro lado de la línea estaba Dalton Shaffer, el nieto de 18 años de Steve, el dueño original de la pizzería. Shaffer le dijo a Dalke que ya estaba cerca el final de la noche y que tan pronto como cerrara la tienda, él se dirigiría a la casa con dos de sus pizzas favoritas.

"Le dije: 'espera un minuto, ¿entiendes que estoy en Indianapolis? No estoy en la casa de a lado'", dijo Dalke.

Son tres horas manejando para  ir de una ciudad a la otra. Pero Shaffer dijo que no tuvo que pensarlo dos veces y tomó la carretera sin decirle nada a nadie de su familia o en el local.

"Fue como una reacción espontánea", dijo Shaffer a CNN. "Estoy feliz de haberlo hecho, y en el camino estaba muy contento".

"El mundo necesita más Daltons"

Su notable acto de hace una semana ha inspirado a muchas personas desde que Julie Morgan lo publicara en Facebook.

Dalke dijo que el mundo necesita "más Daltons".

Actualización: Desde la publicación de esta historia, CNN supo que Rich Morgan falleció el sábado después de dos años de batalla contra el cáncer, de acuerdo con su esposa, Julie Morgan. Ella escribió: "Él luchó tan duro y lidió con su enfermedad con increíble gracia, coraje y humor. Era un hombre de fe e integro quien siempre debía hacer lo correcto. No hay palabras para expresar cuánto lo amábamos y admirábamos, y cuánto nos amaba él. Muchas gracias por las oraciones y el apoyo".