CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Ella le pagó 1.000 dólares para que él no publicara fotos comprometedoras. Él la mató

Por Chris Boyette, Joe Sterling

(CNN) — La atleta de la Universidad de Utah asesinada a tiros por un exnovio le dijo a la Policía que recientemente había enviado al hombre 1.000 dólares para evitar que fotos comprometidas se publicaran en línea, revelaron el jueves funcionarios de la universidad.

Lauren McCluskey, una joven de 21 años de Pullman, Washington, fue asesinada el lunes por la noche en el campus de Salt Lake City, dijo la policía. El sospechoso, Melvin Rowland, de 37 años, se suicidó horas después de una persecución policial, dijo la policía universitaria.

MIRA: Imputan delito de feminicidio a pareja de Ecatepec

McCluskey le dijo a la policía del campus el 13 de octubre que había recibido mensajes de Rowland, a quien había conocido el mes anterior, y que sus amigos le exigían dinero a cambio de no publicar fotos comprometedoras de Rowland y ella, según una línea de tiempo de los contactos de McCluskey que reveló la policía del campus.

McCluskey le dijo a la policía que envió 1.000 dólares a una cuenta con la esperanza de mantener las fotos privadas. La policía había asignado a un detective para dar seguimiento a posibles cargos de extorsión sexual, también señala el documento.

McCluskey se había comunicado con la policía de la universidad con respecto a Rowland al menos seis veces durante los 12 días antes de que su cuerpo fuera encontrado en un automóvil en el campus, menos de dos horas después de que desapareciera mientras hablaba por teléfono con su madre, según la línea de tiempo.

MIRA: Argentina contabiliza más de cinco feminicidios cada semana: ¿cómo es la situación en el resto de América Latina?
 
En medio de preguntas sobre cómo la policía del campus manejó el caso, el presidente de la universidad prometió “una revisión totalmente independiente de la universidad, tanto del equipo de trabajo de seguridad del campus como del trabajo de nuestro departamento de policía con expertos independientes”.

Aún no está claro quién dirigirá la revisión o cuándo comenzará, dijo la presidenta Ruth Watkins.