CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
India

Tribu aislada habría matado a un misionero estadounidense que entró ilegalmente a una isla remota

Por Sugam Pokharel, Euan McKirdy

(CNN) — Se cree que un misionero cristiano estadounidense fue asesinado por personas de una de las comunidades tribales más aisladas del mundo, en una isla remota a cientos de kilómetros de la costa de la India, según funcionarios.

El estadounidense de 27 años, identificado como John Allen Chau, llegó a la India con una visa de turista. Arribó a las islas de Andaman y Nicobar en octubre con el propósito expreso de hacer proselitismo religioso, dijo Dependra Pathak, director general de la Policía de las islas de Andaman y Nicobar, a CNN.

“Nos negamos a llamarlo turista. Sí, llegó con una visa de turista, pero tuvo un propósito específico para predicar en una isla prohibida”, dijo Pathak.

LEE: Un dron capta imágenes de una tribu amazónica nunca antes vista

Chau no informó a la policía de sus intenciones de viajar a la isla para intentar convertir a sus habitantes.

La isla Sentinel del Norte está habitada por los sentineleses, que están protegidos por la ley india. Se cree oficialmente que solo más de una docena de personas viven en la remota isla del archipiélago de Andaman y Nicobar.

Acceso ilegal

Pathak dijo que el misionero estadounidense le había pedido a uno de sus amigos locales, un ingeniero electrónico, que consiguiera un bote y encontrara algunos pescadores que pudieran llevarlo a la isla. El contacto encontró un barco y los pescadores, junto con un experto en deportes acuáticos, para ayudar con la expedición.

Los siete lugareños que facilitaron el viaje han sido arrestados.

“Según los pescadores, utilizaron un bote de madera equipado con motores para viajar a la isla el 15 de noviembre”, dijo Pathak.

Imagen de Port Blair, en las islas Andamán. La cadena de islas alberga a una serie de tribus aisladas que han actuado con hostilidad y violencia hacia los forasteros.

LEE: Investigan presunta masacre de indígenas de pueblo aislado de la civilización a manos de mineros en Brasil

“El bote se detuvo a 500-700 metros de la isla y (el misionero estadounidense) usó una canoa para llegar a la orilla de la isla. Regresó más tarde con heridas de flecha. El día 16 rompieron su canoa. Así que regresó al bote nadando. No regresó el día 17; los pescadores más tarde vieron a la gente de la tribu arrastrando su cuerpo”, detalló.

La policía no ha verificado independientemente si el hombre está realmente muerto, pero se basan en lo que los pescadores han dicho, que creen que fue asesinado.

“Tenemos un equipo en la costa para el reconocimiento y la estrategia para recuperar su cuerpo. El equipo está formado por guardias costeros, funcionarios del departamento de bienestar tribal, agentes del departamento forestal y policías”.

© Christian Caron – Creative Commons A-NC-SA vía survival.es

Un lugar remoto y aislado

La isla es un área protegida, y está prohibido ir dentro de los 9,2 kilómetros de la misma, después de que se hayan observado incidentes anteriores de comportamiento agresivo hacia los forasteros. En 2006, dos pescadores locales fueron asesinados por las tribus.

Un funcionario del consulado estadounidense en Chennai confirmó que los diplomáticos están “al tanto de los informes sobre un ciudadano estadounidense en las islas Andaman y Nicobar”.

Quedan pocos

El grupo de islas se encuentra a unos 1.370 kilómetros al este del subcontinente indio.

Hay 572 islas en el territorio de las islas Andaman y Nicobar, de las cuales solo tres docenas están habitadas. El territorio tiene una población de casi 380.000 habitantes, según el censo de 2011 de la India.

La encuesta de 2011 solo detectó a 15 sentinelenses en su isla; el recuento se realizó a distancia debido al peligro de acercarse a la tribu. En el censo de 2001, la población total se estimó en 39.

India ha designado a cinco grupos tribales indígenas en el territorio como “particularmente vulnerables” debido a la pérdida de recursos y costumbres sostenibles.

El Ministerio de Asuntos Tribales de la India ha dicho que, con respecto a estas tribus, la administración de las islas Andaman y Nicobar “ha adoptado una política de vigilancia y no intervención para garantizar que no entren los cazadores furtivos a la isla”.