CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
India

Él conocía los peligros, dicen los amigos del misionero de EE.UU. que habría sido asesinado por una tribu aislada

Por CNN

(CNN) — John Allen Chau fue un aventurero que caminó en el Parque Nacional de North Cascades en el Pacífico Noroeste, visitó a Israel y Sudáfrica en viajes misioneros. Pero siempre se sintió atraído por North Sentinel Island, en la costa de la India, y por la gente que estaba allí.

MIRA: Tribu aislada habría matado a un misionero estadounidense que entró ilegalmente a una isla remota

Los sentineleses viven aislados en la remota isla del archipiélago de Andaman y Nicobar, protegidos por la ley india. Chau realizó un viaje de exploración a las islas Andaman hace varios años y le dijo a la gente que deseaba regresar, dijo un amigo, John Middleton Ramsey.

El ímpetu de Chau por difundir el evangelio cristiano lo llevó de regreso a la remota isla, donde aparentemente fue asesinado la semana pasada por tribus, dijeron las autoridades. Las autoridades dicen que las visitas a la tribu aislada están prohibidas. Pero aquellos que conocían al misionero cristiano estadounidense lo llaman mártir de la fe cristiana.

“Lo veo como un mártir”, dijo Ramsey, de 22 años, en una entrevista el miércoles desde Colonia, Alemania. “Fue alguien que murió por amor a estas personas para traer las buenas nuevas de Jesucristo”.

El estadounidense de 27 años, identificado como John Allen Chau, llegó a la India con una visa de turista. Arribó a las islas de Andaman y Nicobar en octubre con el propósito expreso de hacer proselitismo religioso, dijo Dependra Pathak, director general de la Policía de las islas de Andaman y Nicobar, a CNN.

“Nos negamos a llamarlo turista. Sí, llegó con una visa de turista, pero tuvo un propósito específico para predicar en una isla prohibida”, dijo Pathak.

MIRA: Un dron capta imágenes de una tribu amazónica nunca antes vista

Chau no informó a la policía de sus intenciones de viajar a la isla para intentar convertir a sus habitantes.

La isla Sentinel del Norte está habitada por los sentineleses, que están protegidos por la ley india. Se cree oficialmente que solo más de una docena de personas viven en la remota isla del archipiélago de Andaman y Nicobar.

Pero le contó a algunas personas cercanas a él, como Ramsey, que dijo que Chau sabía que la isla era un área restringida y que su misión allí era ilegal.

Ramsey, quien se reunió con Chau en agosto de 2015 en un viaje a Israel, dijo que “ambos tenían una pasión por compartir nuestra fe con los demás”.

Cuando Chau regresó de este viaje de exploración, Ramsey recordó que Chau había hablado de sus planes para regresar a la remota región, llevando regalos.

Dijo que quería conocer el modo de vida de los isleños, compartir el evangelio y quizás traducir la Biblia, recordó Ramsey.

“Me di cuenta de que habría estado dispuesto a permanecer allí por el resto de su vida, pero no lo dijo explícitamente”, dijo Ramsey.

Ramsey dijo que Chau conocía los riesgos, “pero no pareció asustarlo”.

“Creía que iba al cielo, que estaría con Dios si moría”, dijo Ramsey.

Por esa razón, Chau no quería que nadie lo acompañara a la isla y pusiera sus vidas en peligro, dijo Mat Staver, fundador y presidente del grupo Covenant Journey, del que hacía .

“Volvió sabiendo que estaría en peligro”, dijo Staver.

Survival International, un grupo no gubernamental que está dedicado a los derechos de los pueblos tribales, dijo que las autoridades indias deberían garantizar que los forasteros no hagan contacto con la tribu, debido al riesgo de enfermedades o amenazas a sus tierras.

“Los sentinelese han demostrado una y otra vez que quieren que los dejen solos y que sus deseos deben ser respetados”, dijo el grupo. “La ocupación colonial británica de las Islas Andamán diezmó a las tribus que viven allí, eliminando a miles de personas de las tribus, y solo una fracción de la población original ahora sobrevive. Por lo tanto, el miedo de los sentineleses a los forasteros es muy comprensible”.

‘Vale la pena morir por esta fe’

En un post en su página de Instagram, los parientes de Chau dijeron: “Amaba a Dios, a la vida, ayudar a los necesitados, y no tenía nada más que amor por los sentineleses”.

Lo recordaron como un miembro de la familia amado, y “un misionero cristiano, un entrenador de fútbol internacional y un montañero” para otros.

View this post on Instagram

John Allen Chau

A post shared by John Chau (@johnachau) on

Para Ramsey, Chau es un Jim Elliot de hoy en día: un cristiano evangélico estadounidense que murió en una misión en Ecuador en la década de 1950. Podía llegar a más personas con muerto que con vida, dijo Ramsey.

“Esto puede hacer una declaración al mundo de que vale la pena morir por esta fe, supongo”, dijo Ramsey.

Dave Alsup, Sugam Pokharel y Euan McKirdy de CNN contribuyeron a este inform