CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
África

“Estoy cansado de comer carne humana”: caníbal es sentenciado a cadena perpetua en Sudáfrica

Por Tara John, Brent Swail

(CNN) — Cuando un sanador tradicional sudafricano entró a una estación de policía el año pasado y dijo a los agentes que estaba “cansado de comer carne humana”, la policía no pudo creer su mórbida afirmación.

Eso cambió cuando Nino Mbatha, que también tenía una bolsa con una pierna y una mano humanas, llevó a los agentes a una casa en la localidad de Estcourt, en la provincia de KwaZulu-Natal, donde se encontraron más partes del cuerpo.

MIRA: ¿El peor caso de canibalismo? Una pareja rusa fue acusada de asesinar y comerse a 30 personas

El caso, que horrorizó a los sudafricanos y fue apodado de manera como “el caso del caníbal”, llegó a su fin el miércoles cuando Mbatha, de 33 años, y Lungisan Magubane, de 32, fueron condenados a cadena perpetua por asesinato, informó AFP. Un tercer hombre fue absuelto. Los tres negaron los cargos, según medios locales.

  • Mira también esta historia sobre cómo el canibalismo podría ser parte de practica común de iniciación en las bandas criminales.

Medicina tradicional

Peter Olsen, el juez del Tribunal Superior de Pietermaritzburg, condenó a ambos a cadena perpetua por el asesinato de Zanele Hlatshwayo el año pasado, diciendo que eran culpables del “crimen más horrendo”, según la prensa local.

La portavoz de la Fiscalía Nacional Natasha Ramkissoon-Kara dijo a CNN que Mbatha negó haber comido carne humana poco después de su arresto y los fiscales optaron por juzgar el caso como asesinato.

Mutilar un cadáver y tener un tejido humano son delitos penales, pero no existe una ley directa contra el canibalismo en Sudáfrica.

LEER: ¿Cómo funciona el canibalismo como iniciación en el narcotráfico mexicano?

Según la acusación formulada por CNN, Magubane se dirigió a Mbatha en busca de muti, un término sudafricano para la medicina tradicional que habla de una ayuda para alcanzar la buena suerte. Mbatha sugirió que consiguieran una mujer o un niño para este propósito, porque los “antepasados ​​insistían en que era necesario derramar la sangre”.

Una pesadilla

Los fiscales dijeron que Hlatshwayo, de 25 años, fue asesinada por Mbatha con la ayuda de Magubane.

La descuartizaron y algunas de sus partes del cuerpo se utilizaron para hacer medicina tradicional, dijeron los fiscales.

MIRA: ONU sobre Sudán del Sur: hay canibalismo y violencia sexual

“Lo que sucedió en este caso es, en realidad, horrible. Fue una pesadilla. Es incongruente cómo uno reaccionaría en tales circunstancias. Uno puede desear liberarse de la culpa, pero luego se lo piensa mejor”, dijo el juez según Witness.