CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Hábitat 3.0

La tecnología 3D aplicada a la construcción: ¿la nueva revolución?

Por Gabriela Matute Urdaneta

(CNN Español) — La industria de impresión 3D aplicada a la construcción crece en todo el mundo. Algo que hace unos años era una quimera o solo posible en películas de ciencia ficción, hoy es una realidad que se expande y mejora constantemente.

Y para lograr desarrollar esta tecnología, que promete rapidez, eficiencia y sustentabilidad, en muchos casos han sido clave las alianzas estratégicas entre centros de estudios y empresas privadas de construcción.

En el caso del proyecto Milestone, localizado al sur de Amsterdam, son varios los socios en este desarrollo, el primero de esta naturaleza con fines comerciales.

La tecnología la aporta la Universidad Tecnológica de Eidhoven, cuyo equipo también logró construir exitosamente el primer puente para ciclistas con tecnología 3D en la localidad de Gemert. La constructora Van Wijnen y la firma de arquitectos Houben/Van Mierlo serán las responsables del desarrollo habitacional, cuyo diseño incluye casas con inusuales formas que se asemejan a bloques erráticos sobre un paisaje verde. A ellos se suman la municipalidad de Eidhoven y la compañía de bienes raíces Vesteda, que será la propietaria de Milestone.

Ninguna de las cinco casas será puesta a la venta, sino que serán rentadas. Se espera que la primera pueda ser habitada antes de que concluya el primer semestre de 2019.

Rusia, China y Estados Unidos son algunos de los países donde ya existen otros ejemplos de construcciones realizadas con impresoras 3D. Quienes han hecho uso de esta herramienta resaltan la rapidez y eficiencia con la cual se puede trabajar. En Rusia, la compañía Apis Cor aseguró haber construido con una impresora 3D la estructura de una vivienda de 38 metros cuadrados en apenas 24 horas. Luego les tomó un mes concluir la instalación y el equipamiento. Una rapidez con la cual, muchos coinciden, no se puede competir.

La Universidad Tecnológica de Eidhoven apuesta a la masificación de la impresión de concreto en 3D, definiéndola como una herramienta revolucionaria para la industria de la construcción. Una de las principales razones, además de la rapidez de ejecución, es su carácter sustentable: al emplear menos concreto, y por ende menos cemento, se reducen las emisiones de CO2 que genera la producción de cemento.

Al permitir la impresión de estructuras de concreto de (casi) cualquier forma, la libertad creativa es inmensa, tan amplia como las posibilidades de imprimir todo tipo, calidad y color de concreto en un solo producto. Y para los futuros propietarios puede significar la opción agregar sus gustos personales en el diseño sin que esto implique elevados costos adicionales.

Aunque los costos de investigación siguen siendo elevados y las regulaciones asociadas a la impresión 3D son limitantes, la masificación de esta herramienta de construcción no pertenece necesariamente a un futuro muy lejano. Quizás tu próxima casa sea ejemplo de esta revolución en el campo de la construcción.