CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mercado financiero

La frustración de Trump con su secretario de Tesoro Steven Mnuchin aumenta tras su intento fallido por calmar los mercados

Por Jim Acosta, Donna Borak, Eli Watkins, Kevin Liptak

(CNN) — La frustración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con su secretario del Tesoro Steven Mnuchin es cada día más fuerte, aún más después de que los mercados sufrieran la peor caída en Nochebuena tras los intentos fallidos de Mnuchin de calmar a Wall Street, según una fuente cercana a la Casa Blanca.

La fuente le dijo a CNN que Mnuchin podría estar en “grave peligro” con Trump, que habitualmente se enfada con los miembros del gabinete que considera que cometieron errores.

Trump, sin embargo, defendió públicamente a Mnuchin, y en su lugar culpó a la Reserva Federal por la volatilidad del mercado.

“Sí, claro”, dijo Trump el martes cuando se le preguntó si confiaba en Mnuchin. “Es una persona muy talentosa y muy inteligente”.

Pero la fuente pintó una imagen diferente de la posición de Mnuchin tras bambalinas.

“Mnuchin está bajo presión”, dijo la fuente.

  • Mira en este video: El mes de diciembre suele ser estable para los mercados financieros, pero este año es diferente

El secretario del Tesoro salió de Washington a pasar unas vacaciones navideñas en Cabo San Lucas mientras el gobierno federal cerraba el fin de semana, mientras Trump cancelaba su propio viaje a su residencia de Mar-a-Lago en Florida y permanecía encerrado en la Casa Blanca durante las vacaciones, absorbiendo una avalancha de noticias negativas sobre los mercados.

Trump podría reunirse con el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en Año Nuevo, dijo una persona familiarizada con el asunto a CNN el miércoles por la mañana. Trump se enfadó con Powell por subir las tasas de interés, lo que Trump cree que está impulsando al mercado de valores a la baja. Algunos de los asesores del presidente creen que una reunión cara a cara podría ayudar a aliviar las tensiones y permitir que los dos hombres debatan sobre la economía subyacente.

Mnuchin se reúne regularmente con Powell y no es extraño que un presidente de la Fed se reúna con el presidente, aunque es raro, ya que el cargo debe ser independiente de la política.

No se ha programado nada formalmente. The Wall Street Journal informó por primera vez de las discusiones sobre la reunión.

Al mismo tiempo, en Washington, los asesores de Mnuchin han estado luchando para encontrar datos económicos que ayuden a su jefe a calmar a Trump, pero se dice que Trump no está contento con lo que Mnuchin le decía, dijo la fuente.

Una fuente del gobierno desestimó la última ronda de rumores sobre la continuidad de Mnuchin en la Secretaría.

“Esto no tiene sentido”, dijeron.

Durante el fin de semana, el secretario habló por teléfono con el presidente varias veces, incluso después de un brutal día de operaciones en vísperas de Navidad que provocó una caída de 653 puntos en el índice Dow Jones, según la fuente del gobierno. Ambos hablaron sobre una variedad de temas, incluido el cierre del gobierno y una actualización sobre el estado de las conversaciones comerciales.

Mnuchin, un exbanquero de inversiones y financista de películas, ha sido durante mucho tiempo uno de los asesores más cercanos de Trump, que se remonta a su época en la que trabajó para Trump en la campaña presidencial de 2016.

Aún así, fuentes han informado previamente a CNN que Trump estaba molesto con Mnuchin por su consejo de nombrar a Powell como presidente de la Reserva Federal. Trump ha criticado a Powell y a la Reserva Federal por aumentar las tasas de interés, sometiendo a Powell al tipo de crítica pública mordaz que es común para los altos cargos de Trump, pero que amenaza la independencia política del banco central más poderoso del mundo.

Wall Street ha sido excepcionalmente inestable en todo diciembre, y los inversores ya están nerviosos ante señales de una desaceleración mundial con miedos constantes por los repetidos comentarios de Trump. La caída comenzó en serio con los tweets del presidente tras el anuncio de un acuerdo comercial con Beijing, en el que sugería que aún podría imponer aranceles radicalmente más altos si no estaba satisfecho con las negociaciones.

Mnuchin llamó la atención en Washington y Wall Street con sus intentos de calmar a los mercados durante el fin de semana en un intento por evitar un descenso.

Mnuchin twitteó el sábado que había hablado con Trump y lanzó una cita que atribuía al presidente al negar que Trump hubiera sugerido despedir a Powell. Dos fuentes le dijeron previamente a CNN que Trump había empezado a sondear a los asesores para determinar si tenía autoridad legal para despedir a Powell.

Mnuchin habló con los principales bancos estadounidenses el domingo y emitió un comunicado esa tarde diciendo que los bancos tenían “abundante liquidez”.

Pero sus esfuerzos por calmar a los mercados que han estado volátiles durante semanas parecieron fracasar el lunes.

El Dow Jones cayó un 2,9% y el S&P 500 cayó un 2,7%, la mayor caída de los dos índices en Nochebuena. Ese mismo día, Trump lanzó una serie de tweets, incluido uno que ataca a la Reserva Federal.

El día de Navidad, Trump dijo que seguía confiando en Mnuchin, pero que todavía no estaba contento con la Reserva Federal.

“Están elevando las tasas de interés demasiado rápido”, dijo Trump sobre el banco central.