CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cine

“Blade Runner” predijo cómo sería la vida en 2019: ¿qué tan acertada fue la película?

Por Kendall Trammell

(CNN) — En 1982, “Blade Runner” ofreció una audaz visión del futuro.

La aclamada película de ciencia ficción de Ridley Scott, versión libre de una novela de Philip K. Dick, intentaba predecir cómo sería la vida en la Tierra en 2019. El filme presentó una versión distópica e industrial de Los Ángeles con clima lúgubre, robots similares a humanos y personas viviendo en colonias del espacio exterior.

En otras palabras, no es muy exacta. Pero bueno, la película está ambientada específicamente en noviembre de 2019; mucho podría cambiar en 11 meses.

Esto es lo que el “Blade Runner” original, hace casi 37 años, pensaba que sería nuestra sociedad en el año que comienza, y cuán atinadas resultaron sus predicciones.

Tendríamos robots parecidos a humanos llamados replicantes

El personaje de Harrison Ford, Rick Deckard, tiene la tarea de rastrear replicantes (robots que lucen y actúan como humanos) rebeldes y retirarlos (matarlos). Los replicantes son muy inteligentes y tan realistas que las autoridades no pueden distinguirlos de las personas reales y los identifican midiendo su respuesta emocional a las preguntas.

Veredicto: Aún no hemos llegado.

Científicos compiten para llegar a un futuro con robots realistas, tal vez incluso con animales artificiales de “Blade Runner” como el búho de Tyrell o la serpiente de Zhora. Algunos laboratorios incluso están intentando crear sofisticados robots sexuales como el Pris, el replicante del “modelo de placer” de la película. Y los científicos informáticos han hecho grandes avances al desarrollar máquinas —como Watson de IBM— con inteligencia artificial.

Pero no estamos cerca de confundirlos con personas reales.

Viajaríamos en automóviles voladores

Qué es una película de ciencia ficción sin un auto volador, ¿cierto? En “Blade Runner”, Deckard se sube a un “Spinner”, un coche de policía que puede despegar verticalmente como un helicóptero y volar como un avión.

Veredicto: los tenemos, más o menos.

Todavía faltan muchos años para que podamos ir al trabajo en automóviles voladores, pero eso no significa que los prototipos — como este o este otro — no existan.

Nos seducirían vallas publicitarias digitales

Los Ángeles de “Blade Runner” están llenos de vallas publicitarias parpadeantes de Coca-Cola y otros productos.

Veredicto: Sí, ese es nuestro mundo.

Solo hay que mirar Times Square, donde las vallas publicitarias comunes con fotos llamativas son un juego de niños, junto a las que se desplazan, destellan y reproducen videos. Algunas vallas publicitarias ofrecen la opción de publicar tus selfies, mientras que otras te muestran anuncios mientras conduces.

Nuestro clima sería miserable

En “Blade Runner”, llueve mucho. Pero mucho. Y todo está oscuro y lúgubre … todo el tiempo.

La novela de Dick y la película sugieren que esto se debe a la creciente contaminación industrial y a la lluvia radiactiva de una guerra nuclear. Scott, el director, ha dicho que era más para ocultar defectos en los decorados de la película que cualquier otra cosa.

Veredicto: Bueno, hoy las cosas no están tan mal. Pero los científicos coinciden en que nuestro clima está empeorando, con resultados potencialmente desastrosos.

Con sus referencias a las colonias extraterrestres — en las que los humanos tienen “una opción para comenzar de nuevo en una tierra dorada de oportunidad y aventura — “Blade Runner” se anticipó a la idea de que las acciones de la humanidad en la Tierra tienen consecuencias.

Aunque aún no hemos colonizado otro planeta, multimillonarios como Elon Musk y Richard Branson están trabajando en formas alternativas de llevarnos al espacio.

Empresas como Pan Am y RCA seguirían existiendo

Veredicto: Mixto. Ya no existen varias marcas emblemáticas que aparecen en la película. Las extrañamos, Pan Am y Atari.

MÁS: ¿Qué ha llevado a las empresas clásicas y emblemáticas a desaparecer?

Otros se han reinventado. Sony Entertainment se ha tragado a RCA y Bell Telephone Company ahora es AT&T.

Pero “Blade Runner” acertó en la longevidad de Coca-Cola, Cuisinart, Budweiser y Tsingtao.

Hablaríamos con nuestras computadoras

“Blade Runner” nos mostró que algún día les ordenaríamos a las computadoras que hicieran lo que quisiéramos. En una escena clave, Deckard usa comandos verbales para ordenar a una máquina que realice acercamientos en una fotografía.

Veredicto: Lo hicimos.

Gracias a la tecnología de reconocimiento de voz, ahora podemos dar órdenes a computadoras de cualquier tamaño. “Alexa, ¿cómo está el clima?” “OK Google, ¿cuánto tiempo tardaré en llegar al trabajo?” “Oye, Siri, pon un recordatorio para sacar la basura a las 5 p.m.”. Algunos asistentes de voz llegan incluso a lugares tan extraños, como tu inodoro.

Pero iríamos a cabinas telefónicas para hacer videollamadas

Sí, Deckard puede hacer una videollamada en 2019. Pero debe utilizar una cabina telefónica pública para hacerlo.

Veredicto: Rebasado.

Un par de cosas para detallar aquí. En primer lugar, “Blade Runner” parece haber pasado totalmente de largo el auge de los teléfonos inteligentes (Hola, Skype / FaceTime / cualquier otra aplicación con capacidad para hacer videollamadas). En segundo lugar, la película no anticipó la desaparición de los teléfonos públicos. ¿Cuándo fue la última vez que viste una cabina de teléfono?

Fumaríamos como chimeneas en el trabajo

En los momentos iniciales de la película, un blade runner fuma un cigarrillo mientras realiza una prueba con uno de los replicantes. La habitación está llena de humo.

Veredicto: No es probable.

Esto seguro que no se parece a 2019, cuando fumar en interiores está prohibido en casi todo el mundo. Es un detalle menor, pero que hace que la película parezca más anticuada que futurista.

MÁS: Cigarrillos electrónicos, ¿una peligrosa moda entre los jóvenes?

Tal vez a Ridley Scott simplemente le gustaba la atmósfera creada por los rayos de luz atravesando la oscuridad nebulosa.

Y nos encantaría usar gabardinas

Los diseñadores de vestuario de “Blade Runner” eligieron un estilo retro, de los años 40 y 50, con toques punk, para que coincidiera con la vibra film-noir de la película. Deckard llevaba una gabardina, mientras que Rachael, interpretada por Sean Young, vestía trajes clásicos y un abrigo de pieles esponjado.

Veredicto: aunque los estilos clásicos han reaparecido, la moda de la película no precisamente claman 2019.

Las hombreras de la película son una explosión del pasado, pero quizás vuelvan a aparecer en noviembre. Como dicen, lo que antes era viejo volverá a ser nuevo, ¿no?