CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mercado financiero

2018, el peor año para la Bolsa de EE.UU. en una década (las acciones no iban tan mal desde la crisis de 2008)

Por Chris Isidore

(CNN Business) — 2018 fue un año récord para las acciones, pero es uno que los inversionistas preferirían olvidar.

El Dow cayó un 5,6%. El S&P 500 cayó un 6,4% y el Nasdaq cayó un 4%. Fue el peor año para las acciones desde 2008 y el segundo año en la última década en que Dow y S&P 500 cayeron. (El S&P 500 y el Dow cayeron ligeramente en 2015, pero el Nasdaq fue más alto ese año).

Diciembre fue un mes particularmente terrible. El Dow cayó un 8,7%, su peor diciembre desde 1931. En un tramo de siete días, el Dow cayó 350 puntos o más seis veces. La víspera de Navidad de este año fue la peor para el índice.

El viernes, el Dow cerró el año subiendo 265 puntos. El S&P 500 y el Nasdaq aumentaron aproximadamente un 0,8% cada uno.

El S&P 500 subió o bajó más del 1% nueve veces solo en diciembre, en comparación con ocho veces en todo 2017. Se ha movido esa cantidad 64 veces este año.

El viernes, el Dow cerró el año subiendo 265 puntos. El S&P 500 y el Nasdaq aumentaron aproximadamente un 0,8%.

Pero 2018 no estuvo del todo mal. El S&P 500 estableció un récord histórico el 20 de septiembre, y el Dow cerró en su récord el 3 de octubre. El Dow también cerró más de 1.000 puntos el 26 de diciembre, la primera vez que logra esa hazaña.

Pero 2018 será recordado por su extrema volatilidad. El índice de volatilidad VIX se disparó, y el Índice Fear and Greed de CNN Business se ha estancado en “Extreme Fear” durante gran parte del año. El Dow ha sumado 1.000 puntos en una sola sesión solo ocho veces en su historia, y cinco de ellos tuvieron lugar en 2018.

La volatilidad ha sido impulsada por los signos de una desaceleración económica mundial, las preocupaciones sobre la política monetaria, la disfunción política, los temores de inflación y las preocupaciones sobre el aumento de la regulación del sector tecnológico.

El temor a una guerra comercial global, provocada por las amenazas y acciones de la administración Trump contra socios comerciales, sigue siendo una fuente de preocupación para los mercados.

Aunque la economía de los Estados Unidos ha estado fuerte, algunos temen que la Reserva Federal haya estado elevando las tasas demasiado rápido y que pueda ahogar el crecimiento económico. Algunas de las acciones tecnológicas de los EE.UU. que antes eran de alto vuelo, como Facebook, Apple y el Alphabet (Google) están ahora en baja.