CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Explosión de un ducto de gasolina en el estado de Hidalgo, México, deja decenas de muertos

Por CNN Español

Nota del editor: información actualizada posterior a la fecha de publicación original de esta historia

(CNN Español) — Una explosión se registró este viernes por la noche en un ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo. La empresa petrolera estatal Pemex dijo que “se registró un incendio derivado de la manipulación de una toma clandestina”. El gobernador de Hidalgo Omar Fayad confirmó a CNN que se trató de una toma clandestina.

El Instituto del Seguro Social informó el miércoles 30 de enero que el número de muertos aumentó a 119.

Sobre la explosión, los primeros reportes del Gobierno de Hidalgo señalan que “a las 17:04 horas se recibe reporte al 911 de Emergencias sobre fuga de hidrocarburo en carretera Tlaxcoapan-Tlahuelilpan, en inmediaciones de la localidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan”.

Según un comunicado de la Presidencia de México, “de acuerdo a los primeros reportes, cientos de personas recolectaban gasolina que se había fugado de un ducto en la comunidad de San Primitivo, cuando se registró una fuerte explosión”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó este sábado su “más sentido pésame a los familiares de las víctimas”.

Residentes de Tlahuelilpan discuten con los militares para que les dejen ir a buscar a sus familiares desaparecidos después de una explosión en un oleoducto de la petrolera mexicana PEMEX el 18 de enero de 2019. Crédito: Hector Vivas / Getty Images

Residentes de Tlahuelilpan discuten con los militares para que les dejen ir a buscar a sus familiares desaparecidos después de una explosión en un oleoducto de la petrolera mexicana PEMEX el 18 de enero de 2019. Crédito: Hector Vivas / Getty Images

“Quiero transmitir a los familiares de los heridos que estamos dando atención especial en hospitales, que se está buscando salvar vidas, que eso es ahora para nosotros lo más importante”, agregó en una conferencia de prensa en Hidalgo.

“Vamos a informar sobre los hechos de manera constante… para que todos conozcamos la verdad, que no se oculte nada”, afirmó.

Asimismo, López Obrador indicó que su gobierno mantendrá el plan que viene desarrollado para acabar con el robo de combustible en su país.”Aunque duela mucho, tenemos que seguir con el plan para acabar con el robo de combustible (…) lamento mucho lo sucedido, me duele, pero tienen que cambiar estas cosas”, aseguró.

En otro pasaje, el mandatario aseguró que este problema “no es un asunto policíaco, militar, no se resuelve con medidas coercitivas”, sino que si hay gente que roba combustible “es porque se le abandonó por completo y esto significa que no han tenido posibilidad de satisfacer sus necesitadas básicas, porque hay millones de pobres en el país”. En esa línea, dijo, habrá respeto a los derechos humanos, “de no responder a agresiones, de no querer enfrentar problemas sociales, con el uso de la fuerza”.

(Crédito: ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images)La Coordinación Social del Gobierno de México informó que el viernes el sistema de detección y vigilancia de Pemex tuvo conocimiento de la fuga en una toma clandestina sobre el ducto, por lo que se aplicó el protocolo de seguridad. “Al arribar al lugar de los hechos el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, no había gente. Pero al aumentar la presión en el ducto, el brote de combustible creció considerablemente. Por lo que los pobladores del sitio acudieron en gran número con cubetas, bidones y todo tipo de recipientes para llenarlos del combustible. Para evitar un enfrentamiento con la población, los militares se replegaron, momentos después se produjo la explosión, causando la lamentable tragedia”.

En horas de la tarde de este sábado, en una segunda conferencia, Lopéz Obrador y Fayad dieron más detalles de las investigaciones. Fayad indicó que hay 59 carpetas de investigación y han sido atendidas más de 300 personas tras la explosión en Hidalgo.

“Los familiares de las víctimas tendrán todo nuestro apoyo”, dijo López Obrador por su parte. “Están quedando viudas, huérfanos y es muy doloroso”, agregó el mandatario, quien luego reiteró que habrá “cero tolerancia en corrupción e impunidad, no vamos a ceder”.

Alejandro Gertz Manero, fiscal general de México, dijo este sábado que la investigación del siniestro acaba de comenzar, pero que una “creencia preliminar” es que la electricidad estática de la ropa de las personas que se encontraban alrededor del oleoducto puede haber causado la explosión.
Indicó que una gran cantidad de personas estaban cerca de la tubería, algunas de las cuales vestían ropa hecha con fibras sintéticas que podían “generar reacciones eléctricas”. Agregó que no se han realizado arrestos y que los testigos serán entrevistados este domingo.

(Crédito: Coordinación Social del Gobierno de México)

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador en un tuit lamentó la explosión.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección de México, anunció que se instaló un comité nacional de emergencias.

Pemex pidió a la ciudadanía “seguir instrucciones de las autoridades que ya laboran en el poblado del Tlahuelilpan”.

En imágenes de TV Azteca de este viernes, antes de la explosión, se puede ver a un grupo numeroso de personas alrededor de un chorro de gasolina que sale de la tubería.

(Crédito: TV Azteca)

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, dijo que se envía personal y equipos de emergencia.

Además, Pemex informó del incendio en otro ducto, esta vez en Querétaro. “El incendio se encuentra en una zona despoblada y no existe riesgo para la población”.