CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Viajes

Ahora se puede recorrer Machu Picchu con sillas de ruedas

Por Lilit Marcus

(CNN) — Se estima que Machu Picchu tiene alrededor de 600 años. Pero solo ha sido totalmente accesible para personas con sillas de ruedas durante algunos meses.

La compañía de viajes Wheel the World desarrolló el primer recorrido en silla de ruedas del icónico sitio en Perú, que se considera una de las maravillas del mundo.

La compañía fue una creación de dos mejores amigos de Chile: Álvaro Silberstein, que usa una silla de ruedas, y Camilo Navarro, que no.

Se inventaron una forma para caminar juntos en el Parque Nacional Torres de Paine de Patagonia: Silberstein usó una silla de ruedas plegable especial que pagó a través de una campaña de crowdfunding en línea.

Ambos hombres emigraron a EE.UU. para estudiar negocios en la Universidad de California en Berkeley e hicieron de la expansión Wheel the World su máxima prioridad.

La empresa de Navarro y Silberstein ha crecido desde entonces en América Latina, agregando tours en Chile, México y ahora Perú.

“Accesible no significa inclusivo”, dijo Navarro a CNN Travel. “Hay mil millones de personas [en el mundo] con discapacidades. Pero no hay una empresa de viajes dedicada a estos usuarios”.

Wheel the World tuvo varios problemas que resolver antes de ofrecer recorridos accesibles de Machu Picchu.

Uno fue el alto costo de las sillas de ruedas especiales que pueden atravesar algunos de los senderos más desafiantes. Este precio puede evitar que muchas personas puedan pagar el costo del viaje.

Wheel the World trabaja con socios que pueden donar las sillas de ruedas y almacenarlas en la región, lo que significa que los usuarios no tienen que suministrar su propia silla o asumir el costo de envío.

Actualmente, un viaje de cuatro días en Wheel the World a Machu Picchu cuesta 1.500 dólares, que incluye alojamiento por una noche y excluye vuelos, lo que es comparable con lo que le costaría a una persona sin discapacidad hacer la misma experiencia.

“A veces recibimos llamadas telefónicas de parques nacionales que dicen que quieren que vayamos a explorar el lugar”, dice Navarro. Pero a menudo, debido a las preocupaciones sobre la erosión o las restricciones sobre cómo se pueden modificar los sitios antiguos, no siempre es tan sencillo como construir una rampa para sillas de ruedas. “La accesibilidad es una cuestión de ser creativo”.

View this post on Instagram

A los 16 años Alvaro tuvo la oportunidad de visitar Perú y obviamente fue a Machu Picchu. Aquella vez llegó en tren y siempre tuvo el sueño de volver a ese mítico lugar pero a pie. Un accidente en auto le cambió los planes hace 14 años, dejándole en silla de ruedas. Durante muchos años quedo ese sueño de lado. La vida está llena de sorpresas y es así que ese plan se retomó con Wheel the World y decidimos entonces habilitar una serie de experiencias en Perú, teniendo como actividad estelar hacer un trekking en el Camino Inca para llegar a Machu Picchu. Las autoridades de turismo de la zona nos han confirmado que nunca alguien ha hecho tal hazaña en silla de ruedas. ¿Quieres saber más? Link de un nuevo blog en nuestro bio! . . . . . . . #wheeltheworld #explorarsinlimites #explorewithoutlimits #columbiachile #columbiasportswear #jetsmart #peakdmc #peru #cusco #machupicchu #incatrail #casaandinahoteles #misionesderengo

A post shared by Wheel the World (@wheeltheworld) on

En cuanto a la silla de ruedas en sí, “está diseñada con una sola rueda y dos palos largos que la hacen parecer una carretilla. Es una mezcla de acero y aluminio, como una bicicleta, así que es liviana”, explica Navarro.

El único inconveniente es que esta silla de ruedas no puede ser autopropulsada, por lo que requiere un compañero de viaje para ayudar a operar la silla y navegar a través de algunos de los pasos más estrechos o más difíciles a lo largo del camino.

View this post on Instagram

¡Que increíbles paisajes entre Llano Grande y Lachatao, un camino hermoso! Fausto nos contó "Tenía 11 años sin entrar al bosque en una bicicleta como cuando era ciclista profesional, la experiencia fue muy poderosa". Trabajando en equipo se pueden hacer grandes cosas y es así como habilitamos una ruta para hacer ciclismo de montaña inclusivo. Descripcion de las fotos: Personas con y sin discapacidad recorriendo los bosques de Sierra Norte, Oaxaca en biciletas y handbikes. —————- How incredible landscapes from Llano Grande to Lachatao, an amazing road! Fausto told us: “Since 11 years ago, I hadn't had the chance to enter into the woods and ride a Bicycle, as I use to do when I was a professional bicycle rider, such a powerful experience”. With teamwork we can accomplish big things, and this is how we enabled an accessible route to do adaptive handbike in the Sierra Norte Oaxaca. Photo description: People with and without disabilities exploring the woods of Sierra Norte Oaxaca, in Bicycles and Handbikes. #wheeltheworld #explorewithoutlimits #explorasinlimites #columbiaméxico #columbiasportsware #oaxaca #mexico #wheelchair #accessibility #mountainbike #docommunity #hechoamanos 📸 por @jime_cid puro talento!

A post shared by Wheel the World (@wheeltheworld) on

Y Navarro dice que el trabajo de su compañía está lejos de terminar. Los viajeros sordos, ciegos o con otras necesidades de accesibilidad a veces pueden tener dificultades cuando los operadores de viajes o los destinos agrupan todas las discapacidades y asumen que todas necesitan las mismas adaptaciones.