CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Japón

Polémica en Japón: vice primer ministro acusa de declive demográfico a mujeres que no tienen hijos

Por Emiko Jozuka, Junko Ogura

(CNN) — El vice primer ministro de Japón fue criticado por aparentemente haber culpado a las mujeres sin hijos de los problemas demográficos de Japón.

Taro Aso, de 78 años, negó que los ancianos fueran la causa del descenso de la población y el aumento de los costos de seguridad social, durante un discurso en la prefectura de Fukuoka, en el sur de Japón, el domingo.

“Hay muchas personas extrañas que dicen que los ancianos tienen la culpa, pero eso está equivocado”, dijo Aso, quien también ostenta el cargo de ministro de Finanzas. “El problema es de quienes no han dado a luz”.

Taro Aso, vice primer ministro y ministro de Finanzas de Japón. (SONNY TUMBELAKA/AFP/Getty Images)

Después de ser criticado por un legislador de la oposición durante una sesión del comité presupuestario, Aso dijo el lunes que retiraría la observación “si había causado algún malentendido”.

“Dio una falsa impresión sin transmitir el significado de mi observación original”, explicó Aso, sin aclarar lo que en realidad había querido decir.

Declive en Japón

Japón es un país “superenvejecido”, lo que significa que más del 20% de su población es mayor de 65 años. El país ha estado en constante declive demográfico desde la década de 1970.

En 2017, nacieron menos de 950.000 bebés, mientras que el número de muertes aumentó a 1,3 millones, un máximo en la posguerra, según el Ministerio de Salud y Trabajo.

Tokio, una ciudad con más de 9 millones de habitantes, tiene la tasa de natalidad más baja de todas las 47 prefecturas de Japón, con 1,17.

Sin embargo, las madres que sí tienen hijos batallan para encontrar la atención adecuada para sus niños mientras ellas continúan con sus carreras.

Tokio tiene la mayor cantidad de niños en listas de espera para guarderías. Más de 5.400 niños buscan un lugar en las guarderías de la ciudad, casi el 30% del total nacional.

Sesgo de género

Desde la década de 1990, Japón ha introducido políticas para aumentar su índice de natalidad, como implementar servicios de cuidado infantil y mejorar la vivienda y las instalaciones públicas para familias con niños.

Sin embargo, cuestiones estructurales todavía impiden que hombres y mujeres que trabajan equilibren sus carreras con la vida familiar.

“El gobierno debería hacer más para ayudar a los hogares a equilibrar las responsabilidades laborales y familiares en lugar de condenar a las mujeres”, dijo Jeff Kingston, profesor de estudios japoneses en la Universidad de Temple.

“Con dinosaurios como (Aso) en el poder, promulgar políticas efectivas para mitigar los desafíos demográficos de Japón es más difícil”.

En solo tres décadas, el porcentaje de mujeres japonesas de entre 30 y 34 años que regresan a la fuerza laboral después de convertirse en madres ha aumentado del 50% al 75%, según informes recientes.

Pero muchas de las que vuelven al trabajo tienen que aceptar salarios más bajos o se quedan estancadas en el escalafón profesional, según un informe publicado en 2017 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Japón ocupa el puesto 110 de 149 países en el último índice de brecha de género global del Foro Económico Mundial que mide la igualdad de género.

Las mujeres solo representan el 16% de las posiciones ministeriales en el gobierno, según un informe de 2017 de la Unión Interparlamentaria, una organización global de parlamentos nacionales.