CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Honda cerrará su única fábrica británica, eliminando 3.500 empleos

Por Daniel Shane, Charles Riley

Hong Kong (CNN Business) — Honda acaba de dar un gran golpe a la industria automotriz del Reino Unido.

El fabricante de autos japonés dijo el martes que cerrará una importante planta de fabricación en la ciudad inglesa de Swindon que emplea a 3.500 personas. Miles de puestos de trabajo más se pondrán en riesgo en los proveedores y otras empresas.

MIRA: Dentro de la planta de General Motors donde colgaron horcas y letreros que decían “solo para blancos”

Honda (HMC) ha fabricado más de 3 millones de automóviles en Swindon desde que su planta se abrió hace tres décadas. La planta, que cerrará en 2021, actualmente produce hasta 150.000 Civics por año en más de 70 países.

Swindon es la única planta de automóviles de la compañía japonesa en la Unión Europea. La reestructuración también involucrará el negocio de Honda en Turquía, que actualmente produce 38.000 sedanes Civic por año. Eso terminará en 2021.

Honda dijo que la producción se desplazaría a Japón, América del Norte y China.

El presidente de Honda Motor Europe, Katsushi Inoue, dijo en un comunicado que la reestructuración es necesaria para “acelerar nuestra estrategia de electrificación” mientras la industria automotriz busca superar “cambios sin precedentes”.

La declaración no hace referencia a la decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea, y el presidente ejecutivo de Honda, Takahiro Hachigo, dijo en Tokio que la decisión no estaba relacionada con el brexit.

Pero la incertidumbre con respecto a la futura relación comercial de Gran Bretaña con su mayor mercado de exportación es una de las grandes nubes que pende sobre la industria del automóvil.

El brexit como telón de fondo

Christian Stadler, experto en autos y profesor de gestión estratégica en Warwick Business School, dijo que el brexit “debe haber sido un factor” en la decisión de Honda.

“Compañías de Japón y otros países se sintieron atraídas por Gran Bretaña porque les facilitó la entrada al lucrativo mercado europeo, a través de un país de habla inglesa. Por el momento, no existe un acuerdo para continuar eso después del brexit”, dijo.

MIRA: ¿Emojis en las matrículas de los autos? En Australia están a punto de ser realidad

“El Reino Unido no podrá alcanzar mejores acuerdos comerciales de los que tiene actualmente antes de abandonar la Unión Europea, por lo que comienza a parecer un lugar menos atractivo para construir autos”, dijo Stadler.

El gobierno del Reino Unido describió el cierre de la planta como “una decisión devastadora para Swindon y el Reino Unido”.

El secretario de Negocios Greg Clark dijo en un comunicado que era “profundamente decepcionante que esta decisión se haya tomado ahora” porque Gran Bretaña es un líder en el desarrollo de nuevas tecnologías necesarias para la industria automotriz.

Gran Bretaña saldrá de la Unión Europea en menos de 40 días, pero los detalles de lo que sucederá entonces son inciertos.

Los ejecutivos de las compañías automovilísticas han advertido que salir del bloque sin un trato el 29 de marzo haría que las cadenas de suministro se entrometieran y perturbaría la producción.

BMW planea cerrar su fábrica de Mini en Inglaterra por un mes de mantenimiento inmediatamente después del brexit porque no puede estar seguro de obtener las piezas que necesita. Ford, que tiene 13.000 trabajadores en el Reino Unido, ha estimado que un brexit desordenado costaría 800 millones de dólares en 2019.

Incluso dejando el bloque bajo el acuerdo que la primera ministra Theresa May negoció con la Unión Europea significaría incertidumbre continua sobre los términos de intercambio futuros.

Más incertidumbre es lo último que necesita una industria automovilística que ya ha sido azotada por un colapso en las ventas de diesel en Europa y una demanda dramáticamente más débil en China.

Nissan de Japón descartó a principios de este mes los planes para construir su nuevo SUV X-Trail en su fábrica de la ciudad inglesa de Sunderland. Citó la incertidumbre sobre el brexit como una de las razones de la decisión.

El fabricante de automóviles más grande de Gran Bretaña, Jaguar Land Rover, anunció el mes pasado planes para reducir su fuerza de trabajo global en 4.500. Eso se suma a las 1.500 personas que dejaron la empresa el año pasado.

La compañía, propiedad de la india Tata Motors, también advirtió que la quiebra de la Unión Europea anularía más de 1.500 millones de dólares de sus ganancias anuales.

Ivana Kottasova contribuyó a este informe.