CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Sonda espacial japonesa aterriza en un asteroide y dispara una “bala” en su interior

Por Jack Guy

(CNN) — Una sonda espacial japonesa ha disparado una “bala” en el interior de un asteroide como parte de una misión para recoger muestras de rocas del cuerpo celeste.

El proyectil alterara el material del exterior del asteroide Ryugu que luego flotará desde su superficie debido al débil campo gravitatorio.

Estas partículas serán recogidas por la sonda y eventualmente devueltas a la Tierra, según la agencia espacial japonesa JAXA, que anunció que la nave Hayabusa 2 aterrizó con éxito sobre el asteroide el viernes por la mañana, hora japonesa.

Los científicos de JAXA esperaban encontrar una superficie polvorienta en Ryugu, pero las pruebas demostraron que el asteroide está cubierto de grava más gruesa.

Como resultado, el equipo tuvo que realizar una simulación para comprobar si el proyectil podría alterar suficiente material para ser recolectado por lo que los científicos llaman el “cuerno de muestras”, una herramienta que sobresale de la parte inferior de la sonda.

Este video muestra el éxito de la prueba del 28 de diciembre, que dio luz verde al aterrizaje del asteroide.

El equipo está planificando tres eventos de muestreo en las próximas semanas.

La sonda Hayabusa 2 partirá de Ryugu en diciembre de 2019 y regresará a la Tierra para finales de 2020 con su preciosa carga de muestras, que serán analizadas por científicos como John Bridges, profesor de ciencias planetarias en la Universidad de Leicester, Reino Unido.

Bridges, quien también participó en la primera misión de Hayabusa, dijo a CNN por teléfono que el evento del jueves será uno para “morderse las uñas” debido a la extrema precisión que implica aterrizar en Ryugu.

“Esta es una misión importante”, dijo Bridges. “Las misiones de devolución de muestras son particularmente emocionantes”.

Bridges le dijo a CNN que la misión de Hayabusa 2 es interesante porque Ryugu es un asteroide de clase C que los humanos no han visitado antes.

“Una cosa de la que estoy bastante seguro es que arrojará algunos resultados inesperados”, dijo Bridges, quien cree que la información de muestras de Ryugu podría hacernos pensar de nuevo sobre la evolución temprana del sistema solar.

La superficie de Ryugu es más rocosa de lo que los científicos esperaban.

Bajo su superficie desolada, se cree que los asteroides contienen un rico tesoro de información sobre la formación del sistema solar hace miles de millones de años.

Los asteroides de tipo C, que en su mayoría están compuestos de carbono, son la variedad más común de asteroides, que comprende más del 75% de los actualmente descubiertos. Los otros dos tipos principales de asteroides son los tipos metálicos S y M, según la NASA.

Se espera que Ryugu sea “rico en agua y materiales orgánicos”, lo que permitiría a los científicos “aclarar las interacciones entre los bloques de construcción de la Tierra y la evolución de sus océanos y vida, ayudando así a la ciencia del sistema solar”, dijo JAXA.

Si Hayabusa 2 regresa a la Tierra a tiempo, será la primera misión en traer muestras de un asteroide de clase C.

Los científicos de JAXA están compitiendo con la NASA por ese histórico logro. Una misión de recuperación de muestras de la agencia estadounidense regresará a la Tierra en 2023.

Incluso alcanzar el asteroide es un gran logro ya que es equivalente a impactar un objetivo de 6 centímetros a 20.000 kilómetros de distancia.

“En otras palabras, llegar a Ryugu es lo mismo que apuntar a un objetivo de 6 centímetros en Brasil desde Japón”, dijo JAXA.