CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

¿Cómo los róvers están buscando vida extraterrestre en el desierto?

Por Ashley Strickland

(CNN) — Antes de ir a Marte, los róvers o vehículos de exploración espacial como el Mars 2020 de la NASA y las misiones ExoMars, de la Agencia Espacial Europea, necesitan estar equipados para estudiar el Planeta Rojo y recolectar muestras. Entonces, ¿dónde está el “mejor Marte” en la Tierra? Estos investigadores piensan que el análogo más cercano es el desierto de Atacama, en Chile.

La superficie marciana es dura, un ambiente seco, frío e irradiado. Pero el antiguo Marte pudo haber sido habitable para la vida microbiana porque proveía agua. Los róvers que viajarán a Marte en los próximos años buscarán biosignatures o biomarcas –fenómenos que dan evidencia científica de vida pasada– en suelo marciano, perforando y analizando muestras debajo de la superficie para encontrar evidencia de esta vida antigua potencial.

MIRA: Algunos expertos dudan del artículo de Harvard que dice que un objeto interestelar podría ser una nave extraterrestre

Un estudio financiado por la NASA desplegó un róver robótico en el desierto de Atacama en 2013 para una misión de prueba para encontrar señales de vida en otro entorno inhóspito. El desierto de Atacama es la región más seca del desierto en la Tierra, con una humedad o precipitación increíblemente pequeña. Los animales y las plantas son difíciles de encontrar, pero las bacterias podrían estar debajo de la superficie.

Los resultados del estudio fueron publicados el jueves en la revista Frontiers in Microbiology.

“El núcleo del desierto de Atacama en Chile es extremadamente seco, experimentando décadas sin lluvias”, dijo en un comunicado Stephen Pointing, autor del estudio y director de la división de ciencias del Yale-NUS College en Singapur. “Tiene una alta exposición a la radiación UV en la superficie y está compuesto por un suelo muy salado. Es la combinación más cercana que tenemos en la Tierra a Marte, lo que lo hace bueno para probar misiones simuladas a este planeta”.

LEE: Objeto espacial Oumuamua podría ser extraterrestre

Una misión de prueba de la NASA en el desierto de Atacama, como Marte, en Chile.

El róver autónomo que funciona con energía solar viajó 50 kilómetros sobre más de dos tipos de terreno similar a lo que podría encontrar en Marte. Uno era el pavimento pedregoso del desierto, y el otro era arenoso y típico del ambiente del desierto. El móvil también usó un taladro para recoger 32 muestras a 80 centímetros por debajo de la superficie.

“Hemos demostrado que un róver robótico puede recoger suelo subsuperficial en el desierto más parecido a Marte en la Tierra”, dijo Pointing. “Esto es importante porque la mayoría de los científicos están de acuerdo en que cualquier vida en Marte tendría que ocurrir debajo de la superficie para escapar de sus duras condiciones, donde la alta radiación, la baja temperatura y la falta de agua hacen que la vida sea improbable”.

Además del simulacro, el róver puede mapear y analizar el paisaje, el hábitat visible e incluso las características geoquímicas gracias a sus cámaras y espectrómetro montados.

MIRA: Resuelven el misterio del esqueleto “extraterrestre” de Chile

El róver encontró parches de microbios inusuales que eran altamente especializados. Los investigadores creen que la distribución irregular se debe a la química del suelo y la falta de nutrientes y agua.

Compararon las muestras del rover con las que tomaron del desierto manualmente. La vida microbiana fue similar en ambos tipos de muestras.

“Encontramos microbios adaptados a niveles altos de sal, similares a lo que podría esperarse en el subsuelo marciano”, dijo Pointing. “Estos microbios son muy diferentes de los que se sabe que se producen en la superficie de los desiertos”.

Comprender la distribución de la vida en el desierto de Atacama podría ayudar con la estrategia de los róvers desplegados en Marte.

LEE: China busca extraterrestres a lo grande

“Estos resultados confirman una regla ecológica básica según la cual la vida microbiana es irregular en los hábitats más extremos de la Tierra, lo que sugiere que la vida pasada o presente en otros planetas también puede presentar irregularidades”, dijeron en un comunicado las coautoras del estudio Nathalie Cabrol y Kim Warren-Rhodes del Instituto SETI. “Si bien esto hará que la detección sea más desafiante, nuestros hallazgos proporcionan posibles indicadores para guiar la exploración de la vida en Marte, lo que demuestra que es posible detectar la vida con inteligencia robótica y estrategias de muestreo”.

En el futuro, los róvers deberán poder profundizar más. Los estudios futuros necesitarán explorar esas capacidades.

“Las misiones a Marte esperan perforar hasta aproximadamente [2 metros] y, por lo tanto, tener una comparación basada en la Tierra ayudará a identificar problemas potenciales y la interpretación de los resultados una vez que se hayan desplegado los róvers allí”, dijeron los investigadores. “Los estudios ecológicos que nos ayudan a predecir las áreas habitables para las comunidades microbianas en los entornos más extremos de la Tierra también serán fundamentales para encontrar vida en otros planetas”.