CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

La nave SpaceX Crew Dragon, para transportar humanos, regresa a casa desde la ISS

Por Jackie Wattles

(CNN) — La cápsula Crew Dragon, de SpaceX, regresó a casa este viernes de su histórico vuelo de prueba de seis días.

Funcionarios de la NASA confirmaron alrededor de las 2:30 a. m. ET que la cápsula se separó con éxito de la estación espacial. Crew Dragon continuó girando a través de la órbita y quemó sus propulsores cuatro veces para hacer un descenso gradual, como una coreografía cuidadosa. El encendido final duró aproximadamente 15 minutos y ayudó al vehículo a pasar con seguridad por la espesa atmósfera de la Tierra mientras seguía viajando miles de kilómetros por hora.

MIRA: SpaceX envió al espacio una nave construida para transportar humanos

Cuando la cápsula regresó a la Tierra, desplegó un par de paracaídas para frenar su velocidad. Un penacho de cuatro paracaídas grandes y adicionales desaceleró la deriva de la cápsula a través del aire y acuatizó en el Océano Atlántico alrededor de las 8:45 am ET.

Una maqueta de la nave espacial Crew Dragon se ve durante un recorrido de medios de la sede de SpaceX y la fábrica de cohetes el 13 de agosto de 2018 en Hawthorne, California (David McNew / Getty Images).

Un barco de recuperación, llamado Go Searcher, esperó en el mar para usar una grúa grande para sacar la cápsula del agua. El barco también está equipado con cuartos médicos y una plataforma de helicóptero para que, cuando la tripulación está involucrada, esté lista para emergencias.

La cápsula se lanzó sobre un cohete SpaceX Falcon 9 el sábado por la mañana. Llevaba alrededor de 180 kilos de suministros para la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) y un muñeco espacial llamado Ripley, que está “equipado con sensores alrededor de la cabeza, el cuello y la columna para registrar todo lo que un astronauta experimentaría a lo largo de la misión”.

Así luce el interior de Crew Dragon (David McNew/Getty Images).

También a bordo de Crew Dragon había un “indicador cero-g”, o un globo de peluche también conocido como “Little Earth“, que se puso a bordo para demostrar el momento en que Crew Dragon ingresara a la microgravedad. El juguete apareció en varias fotos con los astronautas a bordo de la ISS mientras completaban las tareas rutinarias de esta semana.

LEE: Space-Il rumbo a la Luna gracias a SpaceX

Little Earth y los nuevos suministros permanecieron en la estación espacial, mientras que Ripley y cerca de 136 kilos de carga, incluida una parte de un traje espacial roto, se dirigieron a casa en Crew Dragon.

Un cohete SpaceX Falcon 9 con la nave espacial Crew Dragon de la compañía a bordo (Joel Kowsky / NASA a través de Getty Images).

Al completar la misión de prueba el viernes, Crew Dragon de SpaceX se acercó un paso más a los humanos voladores, y acabó con la dependencia de Rusia de Estados Unidos para llevar astronautas desde y hacia la ISS. La cápsula es la primera de SpaceX que está diseñada para transportar humanos.

La NASA no ha podido volar con sus propios astronautas desde que se retiró el último transbordador espacial en 2011, después de lo cual la agencia espacial se dirigió al sector privado para desarrollar la próxima generación de hardware para vuelos espaciales humanos.

SpaceX y Boeing, que está construyendo un vehículo llamado Starliner, tienen contratos por un valor de hasta 2.600 millones de dólares y 4.200 millones, respectivamente. La NASA esperaba que sus naves espaciales comenzaran a volar en 2017. Tanto SpaceX como Boeing se han visto obstaculizados por retrasos, pero 2019 podría ser el año en que empiecen a volar.

MIRA: Cohete de SpaceX se estrella sobre el mar: mira el dramático momento

Los funcionarios gubernamentales aún tienen preocupaciones de seguridad sobre ambas naves espaciales, según un informe reciente de Reuters y los documentos del panel asesor de seguridad de la NASA, todos los cuales deberán resolverse antes de que puedan volar los seres humanos.

Pero la compañía de exploración espacial de Elon Musk está un paso por delante de Boeing, porque obtendrá datos clave de esta misión de demostración para realizar los ajustes finales antes de su vuelo inaugural con tripulación.

Crew Dragon también realizó una revisión clave de la NASA antes del lanzamiento, y la agencia espacial aún no ha reportado ningún problema con la misión.

Los datos del descenso de la nave espacial el viernes serán clave. La técnica de aterrizaje es exclusiva de SpaceX, porque tanto la cápsula veterana Soyuz de Rusia como la próxima Starliner de Boeing están diseñadas para aterrizar en tierra firme en lugar del mar.

Una prueba final del sistema de aborto de emergencia de Crew Dragon está programada para junio. Y la primera misión con tripulación, que llevará a los astronautas Doug Hurley y Bob Behnken, está programada para julio, según el calendario más reciente de la NASA.

LEE: SpaceX lanzó 64 satélites al espacio en una misión que romperá los récords

Los tres astronautas a bordo de la ISS (la estadounidense Anne McClain, el canadiense David Saint-Jacques y el ruso Oleg Kononenko) pudieron ver por primera vez la cápsula SpaceX en microgravedad mientras estaba atracada en la estación esta semana.

Durante una entrevista en video con reporteros transmitidos a la Tierra el jueves, Saint-Jacques dijo que se veía “como una nave espacial de clase ejecutiva”.

“A pesar de que era histórico y emocional, estábamos realmente locos al asegurarnos de que estábamos haciendo todo paso a paso correctamente” al abrir la escotilla de Crew Dragon, dijo Saint-Jacques, y agregó: “pero tuve estos momentos de ‘oh, a-ha’ con la luz del interior y la vista de la hermosa cabina”.

La línea de tiempo para el primer vuelo del Starliner de Boeing no es tan clara. Está previsto que vuele una misión de demostración no tripulada no antes de abril.

Tres miembros más de la tripulación, la cosmonauta rusa Alexey Ovchinin y los astronautas de la NASA Nick Hague y Christina Koch, están programados para llegar a la estación espacial a bordo de una cápsula de la tripulación de Soyuz la próxima semana, el 14 de marzo.