CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Brexit

¿Acuerdo, no acuerdo o aplazamiento? El futuro de Theresa May está en la balanza en semana decisiva para el brexit

Por Jane Merrick

Nota del editor: Jane Merrick es periodista política británica y exeditora política de domingo del periódico The Independent. Las opiniones expresadas en este artículo de opinión son suyas.

(CNN) — La política británica se ha fijado cada vez más en el reloj de cuenta regresiva del brexit, porque se acerca más el día de la salida, que ahora está programado para dentro de tan solo 18 días. Como tal, Theresa May se está preparando para una de las semanas más trascendentales de su mandato, y del pasado reciente del país, a medida que los legisladores tienen la oportunidad de decidir si el brexit sigue adelante en su forma actual.

Pero los eventos de esta semana podrían provocar un retraso en el calendario del brexit. Hay muchos, incluso en el círculo de la primera ministra, que ahora esperan que el brexit se retrase más allá del 29 de marzo.

MIRA: Brexit: ¿Cuál es la situación y qué podríamos esperar?

Pero primero, May tiene que someter su plan de brexit a otro voto en la Cámara de los Comunes. Pocos predicen que ella gane: después de que el acuerdo se perdió por 230 votos en enero, la mayor derrota de un primer ministro británico, May ha hecho pocos progresos para cambiar la aritmética parlamentaria.

El margen de la derrota podría ser aún peor esta vez, porque se ha desmoronado su estrategia de política arriesgada, que May ha intentado mantener durante más de dos años.

Durante el fin de semana, May trató de persuadir a sus legisladores rebeldes para que respaldaran su acuerdo cuando regrese a la Cámara de los Comunes el martes por la noche, entreteniéndolos en su gran casa de campo de Checkers, pero no había señales de que los hubiera convencido.

¿Y por qué iban a ser persuadidos? Ha cambiado poco el contenido del acuerdo, asegurado con la Unión Europea (UE) en noviembre, desde la derrota de enero.

LEE: Francia planea invertir más de 50 millones de euros a la llegada del brexit

En aquel entonces, los legisladores respaldaron una moción para que se realizaran cambios en el respaldo, lo que impide una frontera dura en Irlanda, y sin embargo, esos cambios no se han materializado.

En una intervención significativa durante el fin de semana, Steve Baker, uno de los principales conservadores simpatizantes del brexit, y Nigel Dodds, del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP, por sus siglas en inglés), en el que May se apoya para una mayoría de trabajadores en el parlamento, escribieron un artículo conjunto para el Sunday Telegraph. El periódico insistió en que era “inevitable” que el acuerdo fuera rechazado el martes porque no había cambiado.

Después de la derrota esperada, los Comunes votarán el miércoles sobre si mantener un brexit sin acuerdo en la mesa. Esta amenaza de no negociar ha sido fundamental para la estrategia de todo o nada de May para que los parlamentarios respalden sus planes. Pero los legisladores de todos los partidos, respaldados por advertencias de empresas, se han movilizado para detener un brexit sin acuerdo para salvar al Reino Unido de los mayores costos en cuanto al comercio en la mañana después del 29 de marzo.

Esta votación probablemente no verá un acuerdo sin sacar al brexit de la ecuación –lo que llevará a una tercera votación el jueves para que el brexit se retrase por completo–. Esto obligaría al gobierno a solicitar un retraso técnico en Bruselas al Artículo 50, el mecanismo para abandonar la UE que se activó el 29 de marzo hace dos años.

MIRA: Brexit: en 30 días, el caos en Reino Unido empeorará

Como May no ha logrado cambiar sustancialmente su estrategia brexit durante meses, se dio cuenta de que los legisladores de todos los partidos la han cambiado para ella. El domingo, en una entrevista con la BBC, el secretario de Relaciones Exteriores Jeremy Hunt señaló que la próxima semana podría ver que el brexit se detuvo por completo. Dijo que ahora había “viento en las velas” de personas que quieren detener el brexit, y que las dos de las tres medidas necesarias para que eso suceda, el acuerdo de May y el artículo 50 retrasados, podrían lograrse esta semana.

El tercero, otro referéndum sobre el brexit, ha perdido impulso en las últimas semanas, pero esa campaña podría reactivarse si el brexit se pospone esta semana, entre otras cosas porque el ministro a cargo del brexit ha mantenido conversaciones con los legisladores a favor de un segundo referéndum en los últimos días.

Hunt apeló por “realismo en ambos lados”, insistiendo en que “no podemos dejar de lado la aritmética parlamentaria” y advirtiendo que “existe la posibilidad de que terminemos perdiendo el brexit si obtenemos los votos equivocados”. El secretario de Relaciones Exteriores, que es visto como un posible contendiente si May abandona el cargo de primera ministra, advirtió a los legisladores simpatizantes del brexit que planean votar en contra de su acuerdo el martes, que eso daría como resultado una versión ‘suave’ del brexit, con Gran Bretaña vinculada a una unión aduanera con la UE o ningún brexit en absoluto.

LEE: Tienda británica en Berlín pone fin a su actividad ante la llegada del brexit

Es una nueva estrategia, aprobada por Downing Street, para tratar de enfocar las mentes. Y, sin embargo, en su artículo para el Sunday Telegraph, Baker y Dodds advirtieron que el Reino Unido debe irse el 29 de marzo, con o sin un acuerdo.

Para la primera ministra, lo que suceda esta semana decidirá su propio futuro. Ya ha dicho que se retirará antes de las próximas elecciones, en 2022, pero ya hay presión dentro de su propio Partido Conservador para que renuncie dentro de las próximas semanas si no puede entregar el brexit a tiempo. Incluso hay sugerencias de que debería declarar que renunciará este verano a cambio de más votos el martes.

Al igual que con la política británica, lo inesperado se ha convertido en la apuesta más segura. May tiene un avión de la Fuerza Real Británica (RAF, por sus siglas en inglés) listo para llevarla a Bruselas para ganar más concesiones de la UE, horas antes de la votación principal del martes, lo que podría hacer que los legisladores respalden su acuerdo. No todos se saldrán con la suya, pero después de los acontecimientos en el parlamento esta semana, el futuro del Reino Unido se volverá más claro.