CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Pompeo dice que ‘restricción’ de una acción en Venezuela ha sido levantada

Por Nicole Chávez, Jennifer Hauser

(CNN) — EE.UU. pronto impondrá nuevas sanciones y revocaciones de visas contra el régimen del asediado presidente venezolano Nicolás Maduro, en tanto el secretario de Estado Mike Pompeo retiró a los diplomáticos estadounidenses restantes del país e insinuó que se están considerando otras medidas, quizás más estrictas.

La decisión de retirar a todos los diplomáticos de Estados Unidos “refleja el deterioro de la situación en Venezuela y la conclusión de que la presencia del personal diplomático de los Estados Unidos en la embajada se ha convertido en una restricción para la política de Estados Unidos”, dijo Pompeo en una declaración el martes temprano, sin dar más detalles, sin explicar cuáles son las restricciones o las opciones de política que su eliminación permite.

Más tarde el martes, Pompeo le dijo a una estación de radio de Texas que es hora de devolver la capacidad de generación de riqueza de Venezuela (el país se encuentra en las reservas de petróleo más grandes del mundo) para el pueblo venezolano. “El tiempo se está acabando”, dijo.

Elliott Abrams, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, no quiso dar detalles sobre el comentario del secretario sobre la “restricción”, pero dijo que “nada ha cambiado” en el enfoque estadounidense hacia la República Bolivariana. “Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo, y volvió a un discurso de la administración en declaraciones a los reporteros el martes.

MIRA: Juan Guaidó calificó de “retroceso” no encontrar una resolución pacífica en Venezuela

A medida que la situación en Venezuela se deteriora y el estancamiento entre Maduro y sus oponentes se prolonga, EE.UU. ha mantenido viva la vaga amenaza de la fuerza militar. Pocos analistas creen que la Casa Blanca seguiría adelante con esa opción, pero dicen que la amenaza tiene un propósito, ya que Washington y la oposición modifican su enfoque en un esfuerzo por acabar con el enfrentamiento.

Según los analistas, al mantener la posibilidad, Washington mantiene su presión sobre el régimen y expresa el alto costo que Maduro pagaría si Juan Guaidó, quien se juramentó como presidente interino, es víctima de algún incidente. Al mismo tiempo, es probable que el alto nivel de disfunción en Venezuela frene a Washington hasta cierto punto.

“Creo que es solo una señal”, dijo Peter Schechter, un experto en América Latina y presentador de Altamar, un podcast de política exterior, sobre las veladas amenazas de fuerza del gobierno. Un movimiento militar estadounidense contra Venezuela aislaría a EE.UU., dijo Schechter, ya que incluso los opositores de Maduro en la región se resistirían a sumarse a esa opción.