CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Presentan hallazgos de investigación preliminar sobre accidente de Ethiopian Airlines

Por Thom Patterson

(CNN) — Los pilotos del vuelo 302 de Ethiopian Airlines realizaron repetidamente todos los procedimientos del fabricante de la aeronave, pero no pudieron controlar el avión antes de que se estrellara, provocando la muerte de las 157 personas a bordo, dijeron el jueves funcionarios etíopes.

Los hallazgos, parte de un informe preliminar sobre la tragedia del Ministerio de Transporte de Etiopía, probablemente ejercerán una presión significativa sobre el fabricante de aviones Boeing.

El informe dice que el Boeing 737 MAX 8 tenía una certificación normal y que la tripulación estaba certificada para volar este avión y tenía la capacitación necesaria, dijeron los funcionarios.

Las autoridades etíopes recomendaron que Boeing revise el sistema anti-bloqueo MCAS del avión y que los reguladores de aviación se aseguren de que el problema se haya resuelto antes de autorizar cualquier nuevo vuelo adicional de la aeronave.

«En esta investigación preliminar se observan condiciones repetitivas y ordenadas de aterrizaje de la aeronave», dijo la ministra de transporte de Etiopía, Dagmawit Moges, a periodistas durante una conferencia de prensa en Addis Abeba. «Se recomienda que el sistema de control de vuelo de la aeronave relacionado con la capacidad de control de vuelo sea revisado (por Boeing)».

También dijo que su agencia recomendará que las autoridades de aviación verifiquen que Boeing haya «abordado adecuadamente» los problemas de control de vuelo «antes de liberar la aeronave a nuevas operaciones».

Aunque los investigadores etíopes anunciaron los hallazgos del informe preliminar, todavía tienen que publicar el informe en sí, una medida descrita por el presentador de CNN y experto en aviación Richard Quest como «inusual».

«Básicamente estamos aceptando su palabra sobre lo que dicen que está en el informe», dijo Quest.

Sospecha sobre el software

El nuevo 737 MAX 8 se estrelló poco después de despegar de la capital etíope el 10 de marzo.

El desastre fue el segundo accidente de un MAX 8 en menos de seis meses y provocó la puesta a tierra de todos los aviones de este mismo modelo actualmente en servicio.

En octubre, las 189 personas que viajaban a bordo del vuelo 610 de Lion Air murieron cuando el avión se estrelló poco después de despegar de Yakarta.

Las similitudes entre los dos incidentes han hecho sospechar del nuevo software antibloqueo automatizado del avión, llamado Sistema de Aumento de Características de Maniobra (MCAS, por sus siglas en inglés), y provocaron investigaciones en Estados Unidos sobre el proceso de certificación en Boeing.

La publicación del informe se basa en los restos recuperados en el lugar del accidente, incluida la grabadora de datos de vuelo del avión y la grabadora de voz de la cabina, que fueron trasladadas a París para su análisis.

Sin embargo, los expertos han criticado los detalles contenidos en los hallazgos iniciales.

«La escasez en este informe es espantosa», dijo el analista de aviación de CNN, Alastair Rosenschein. «Nunca había visto tan poca información en un informe».

Las consecuencias de las tragedias también han interrumpido al sector del transporte aéreo. Los viajeros aéreos se han visto obligados a reprogramar los vuelos cancelados y las aerolíneas están perdiendo dinero mientras sus nuevos aviones permanecen estacionados en tierra hasta nuevo aviso.

¿Qué es el MCAS y por qué es importante?

El diseño del 737 MAX se basa en una versión anterior del 737, con la adición de motores de nuevo diseño. Estos motores son más eficientes en combustible que los de los 737 anteriores, pero son más grandes, lo que cambia la aerodinámica de la aeronave en general, ya que provoca que el avión tienda a apuntar ligeramente hacia arriba.

El sistema MCAS está diseñado para compensar esto anulando al piloto y forzando la nariz del avión hacia abajo, si los datos de un sensor de «ángulo de ataque» (AOA) indica que la nariz del avión está demasiado alta.

Si la punta está demasiado alta, la aeronave se encuentra en peligro de frenarse y posiblemente estrellarse.

Tras el accidente de Lion Air en octubre pasado, Boeing emitió un Boletín del Manual de Operaciones que informaba a las aerolíneas sobre cómo lidiar con la «aportación errónea de un sensor AOA».

Boeing está desarrollando una solución del software del MCAS, el cual, dice, agregará aportaciones de un segundo sensor AOA y una luz indicadora que alertará a los pilotos cuando algo esté mal.

El jueves, los investigadores etíopes dijeron que no habían identificado ningún daño a los sensores de la aeronave que podrían haber contribuido al accidente.

«Podemos confirmar que no hemos encontrado ningún daño por objetos extraños», dijo a periodistas Amdeye Ayalew, presidente de la Oficina de Información de Accidentes de Etiopía, a través de un traductor.

También dijo que los investigadores no han identificado ningún «problema de diseño estructural» en la aeronave.

Aunque Boeing está desarrollando una solución para su software MCAS, la Administración Federal de Aviación (FAA) de EE.UU. ha expresado confianza en el MCAS.

Boeing dijo la semana pasada que estaba trabajando con las aerolíneas y los reguladores para «restaurar la fe en nuestra industria» y «para reafirmar nuestro compromiso con la seguridad y para ganarnos la confianza del público».

Normalmente, un informe preliminar de los investigadores de accidentes aéreos no busca encontrar culpables. Su propósito es ofrecer una visión inicial de lo que sucedió, sin llegar a conclusiones sobre una posible causa. Un informe final de investigación generalmente no se espera hasta un año después del accidente.

En tierra en todo el mundo

La FAA puso en tierra los 737 MAX 8 y MAX 9 en EE. UU. el 13 de marzo, después de que los reguladores de aviación en otras naciones del mundo hubieran hecho lo mismo. La FAA dejó en tierra los aviones citando datos de seguimiento satelital que mostraban similitudes entre los accidentes de Lion Air y Etiopía.

La aerolínea más grande del mundo, American Airlines, que posee 24 aviones 737 MAX 8, dijo que planea cancelar alrededor de 90 vuelos por día hasta el 24 de abril debido a esta situación.

La compañía turística más grande de Europa, la alemana TUI, dijo que espera que la puesta a tierra le cueste al menos 225 millones de dólares. TUI tiene 15 aviones 737 MAX y esperaba recibir otros ocho a finales de mayo. China, el primer país en aterrizar los MAX 8, tiene una de las flotas más grandes del mundo, con 97 de estos aviones en operación, según medios chinos.

Robyn Kriel, Richard Quest, Oren Liebermann, Charles Riley, Chris Isidore, David Shortell, Gregory Wallace y Ben Westcott de CNN contribuyeron a este informe.