CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Televisión

La actriz Felicity Huffman se declara culpable en el escándalo de admisión a la universidad

Por Christina Maxouris, Eric Levenson, Mark Morales

Boston (CNN) — Felicity Huffman se declaró culpable este lunes de pagar 15.000 dólares a una organización benéfica falsa que facilitó las argucias cuando su hija tomó el SAT.

Tras comparecer ante un tribunal federal en Boston, los fiscales recomendaron una sentencia de cuatro meses de prisión para la estrella de la serie de televisión “Desperate Housewives” (Amas de casa desesperadas), por su papel en el escándalo de admisión a la universidad. También sugirieron una multa de $20.000 y 12 meses de libertad supervisada por el cargo, que es un delito grave.

La organización benéfica se asoció con Rick Singer, quien confesó haber ayudado a padres adinerados a hacer trampa en pruebas estandarizadas para sus hijos. Singer también sobornó a los entrenadores de la universidad para designar falsamente a los estudiantes como atletas de elite, allanando su camino hacia la admisión, según una denuncia penal.

Huffman y Singer intercambiaron correos electrónicos sobre cómo proporcionarle a su hija tiempo adicional para rendir el examen SAT, dice la denuncia, y organizaron que la niña tomara el examen en un lugar controlado por un administrador a quien Singer había sobornado.

La hija de Huffman recibió un puntaje en el SAT de 1.420 sobre 1.600 posibles, aproximadamente 400 puntos más que su examen SAT preliminar el año anterior.

Huffman luego discutió el esquema en una llamada telefónica grabada con Singer, dice la denuncia.

Huffman aceptó declararse culpable de conspiración para cometer fraude por correo en abril. Ella estaba entre los 13 padres que dijeron que se declararían culpables de la estafa. Otros diecisiete padres, incluida la actriz Lori Loughlin, presentaron declaraciones de no culpabilidad. Un juez federal tendrá la última palabra sobre el resultado para Huffman y los demás acusados.

Huffman llegó a la corte el lunes por la tarde acompañada por su hermano.

“Estoy en plena aceptación de mi culpa, y con un profundo pesar y vergüenza por lo que he hecho, acepto toda la responsabilidad por mis acciones y aceptaré las consecuencias que se derivan de esas acciones”, dijo en un comunicado en abril.

“Me avergüenzo del dolor que he causado a mi hija, a mi familia, a mis amigos, a mis colegas y a la comunidad educativa. Quiero disculparme con ellos y, sobre todo, quiero disculparme con los estudiantes que trabajan duro todos los días para ingresar a la universidad y a sus padres que hacen enormes sacrificios para apoyar a sus hijos y lo hacen con honestidad”.

El esposo de Huffman, el actor William H. Macy, no está acusado en el caso.