CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Colombia expulsa a cubano que supuestamente tenía vínculos con grupos extremistas islámicos; su abogado dice que es “psicológicamente inmaduro”

Por CNN Español

(CNN Español) — El ciudadano cubano Raúl Gutiérrez Sánchez, que según dijeron las autoridades colombianas en 2018 tenía supuestos vínculos con grupos extremistas islámicos, fue absuelto por un juez de Bogotá y expulsado en las últimas horas del país.

Migración Colombia informó este jueves que el ciudadano cubano fue expulsado del país luego de haber sido absuelto por el juez quinto penal de Bogotá, “quien indicó que Gutiérrez Sánchez no podía ser condenado por su manera de pensar o lo que publicaba en sus redes sociales”.

Migración Colombia dijo que lo expulsó del país y lo envió a Cuba en un vuelo comercial, pues al momento de su detención, hace un poco más de un año, Gutiérrez Sánchez estaba de manera irregular en el país. Tiene prohibido volver al país en 10 años, según un comunicado.

El cubano de 46 años dijo en una entrevista con W Radio Colombia que ingresó de manera ilegal a Colombia por Yopal, Casanare, en 2018, desde Guyana a través de Venezuela. En marzo del año pasado les dijo a periodistas que había estado en Colombia “las veces necesarias” y que estaba en el país “porque me da la gana”.

El cubano Raúl Gutiérrez Sánchez fue expulsado de Colombia tras estar más de un año preso por supuestamente planear atentados terroristas en ese país. Fue absuelto y expulsado del país. (Crédito: Migración Colombia).

El caso

En marzo de 2018 las autoridades colombianas dijeron que Gutiérrez Sánchez tenía comunicaciones a través de mensajes de texto con integrantes de supuestos grupos extremistas islámicos para llevar a cabo un atentado terrorista contra la Embajada de Estados Unidos en Colombia, dijo la Fiscalía.

Las autoridades dijeron que estaban investigando comunicaciones que Gutiérrez Sánchez tuvo con quien él pensaba que era ciudadano marroquí pero quien, según el abogado, era un agente policial. La Fiscalía de Colombia trató el caso como “un tema de seguridad nacional” y dijo que se adelantaban investigaciones con otros gobiernos como los de España y Estados Unidos.

En ese momento el cubano dijo a periodistas que no sabía qué era el Estado Islámico y negó tener problemas mentales. Sin embargo, sí dijo que “ya la semilla está sembrada” cuando periodistas le preguntaron si planeaba un atentado terrorista en Colombia.

  • Mira: Lo que dijo el cubano detenido por presuntamente planear un atentado en Colombia

Meses después, en mayo de 2018, el cubano entrevista con W Radio Colombia, en la que negó vínculos con grupos islamistas, pero aseguró que pertenecía a una célula llamada “Movimiento Justiciero 51”, un grupo cuyas operaciones son de “carácter militar” contra “los intereses cubanos en el exterior”, específicamente contra las embajadas de Cuba en Bogotá y en Santiago de Chile. Gutiérrez Sánchez dijo que era comandado por gente del exilio cubano.

Además, el cubano dijo en esa entrevista que, en pleno proceso electoral colombiano, fue comenzado a atentar contra la vida del entonces candidato de izquierda Gustavo Petro y contra el exlíder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias ‘Timochenko’.

“Esa es mi afirmación y si vamos a pagar por eso, pues vamos a pagar por eso, pero no por ser integrante de un movimiento yihadista terrorista que iba atentar contra personas norteamericanas, cuando yo vengo de Estados Unidos, toda mi familia vive en Estados Unidos, yo me realicé en EE.UUU… es una cosa ilógica”, dijo Gutiérrez en esa entrevista, en la que dijo que no se trataba de “atentados terroristas”, sino de “atentados justicieros”.

Tras las declaraciones de Gutiérrez, la Fiscalía dijo en un comunicado del 3 de mayo de 2018 que investigaría estas aseveraciones y pidió al Gobierno de Colombia reforzar los mecanismos de protección de los señores Rodrigo Londoño y Gustavo Petro.

Una persona “psicológicamente inmadura”

CNN en Español se comunicó con Carlos Arturo Toro López, abogado de Raúl Gutiérrez Sánchez, que llevó a la absolución del cubano en una corte de Bogotá.

Según él, la Fiscalía no tuvo pruebas para demostrar sus acusaciones, y todo lo que planteó el cubano en los medios de comunicación se trató de fantasías por parte de su cliente.

“Se demostró que eso eran, literalmente, fantasías, que no tenía ninguna posibilidad de realización, mentiras inventadas por el mismo cliente”, dijo su abogado a CNN en Español. “Él fue el que se atribuyo falsamente que venía a atentar contra Petro y contra Timochenko”.

Según él, aunque no cree que Gutiérrez tenga problemas mentales, sí cree que su cliente es una persona “psicológicamente inmadura”.

“En lo personal sí considero que él es una persona psicológicamente inmadura, es un niño”, dijo su abogado. “Lo que él hizo fue abusar del Internet y meterse en conversaciones con terceros desconocidos, pero en el fondo de todo ¿cuál era el objetivo de él? conseguir dinero”.

Según Toro López, su cliente estaba en una situación precaria en Colombia, “de marginalidad total prácticamente aguantando hambre, sin recursos, sin familia, sin nada”, por lo que las supuestas conversaciones que tuvo a través de su celular con un supuesto integrante de una célula terrorista, tenían el fin de conseguir dinero.

“Estaba planteándole a un interlocutor que supuestamente era un terrorista internacional de Al Qaeda que le mandara 200 dólares y que él con esos 200 dólares perpetraba un atentado contra la Embajada de Estados Unidos en Colombia. Eso es un absurdo, es un despropósito, es una cuestión fantasiosa, irreal. En el trasfondo de todo parece ser que sí era ese: obtener recursos”.

El hombre quedó en libertad el pasado 21 de mayo, según su abogado, que dice que la decisión de Migración Colombia de deportarlo a Cuba, puede poner la vida de Gutiérrez en peligro, pues Toro López cree que será “juzgado y condenado como enemigo de la revolución”.