CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

La Oficina del Censo comienza a probar la pregunta sobre la ciudadanía mientras espera la decisión de la Corte Suprema

Por Gregory Wallace

Washington (CNN) — La Oficina del Censo está comenzando una prueba para determinar cuánto afectará la polémica pregunta sobre la ciudadanía su tarea de contar a la población de EE.UU. el próximo año mientras espera una decisión de la Corte Suprema sobre si se puede usar.

Las encuestas que parecen similares al formulario del censo de 2020 se enviarán a 480.000 hogares esta semana como parte de la prueba, anunció la oficina el martes. Hay dos versiones del formulario de prueba, una con la pregunta sobre la ciudadanía y otra sin ella.

Se espera que la Corte Suprema decida este mes si el gobierno de Donald Trump puede agregar la pregunta a los encuestados sobre su estatus de ciudadanía, lo que significa que los resultados de la nueva encuesta no se tendrán en cuenta en la decisión del tribunal.

MIRA: ¿Preguntar o no sobre la ciudadanía de EE.UU. en el censo de 2020?

La nueva prueba es particularmente importante en los preparativos del censo porque las otras pruebas preparatorias de la oficina, que incluyen el ensayo general completo del año pasado, no incluyeron la pregunta. Eso hará que esta encuesta sea parte de un conjunto limitado de datos que la Oficina del Censo considerará al determinar cómo hacer un seguimiento con los 630.000 hogares que estima que no llenarán completamente el formulario final el próximo año.

Los resultados “informarán las decisiones de personal, capacitación y planificación”, dijo Victoria Velkoff, directora asociada de la Oficina del Censo, cuando discutió la prueba en una reunión pública en febrero.

Los datos del censo sirven como base para las decisiones sobre cómo asignar los recursos federales y dibujar los distritos del Congreso. El objetivo de la encuesta es contar a toda la población de EE.UU.,  no solo a los ciudadanos.

MIRA: Censo 2020: ¿hay evidencia que socava la historia de la Casa Blanca?

Cuando el secretario de Comercio, Wilbur Ross, estaba considerando agregar la pregunta, que no se ha presentado en la encuesta nacional completa desde 1950, los directores de la oficina le advirtieron que los datos anteriores muestran que una familia con al menos un no ciudadano tendrá menos probabilidades de responder y que el trabajo de seguimiento con dichos hogares costaría al menos 27,5 millones de dólares.

Una serie de grupos focales del censo encontró que la pregunta es una “barrera importante” para responder, y un abogado del gobierno que defiende la pregunta en un tribunal federal reconoció que el “ambiente político” es tóxico para las minorías, incluso sin la pregunta.

Ross anunció el año pasado que la pregunta de ciudadanía se agregaría al censo de 2020 a solicitud del Departamento de Justicia para hacer cumplir los derechos de voto. Pero una serie de revelaciones han demostrado que Ross y sus ayudantes estaban interesados en agregar la pregunta mucho antes de esa solicitud y se acercaron al Departamento de Justicia con la idea.

MIRA: ¿Utiliza Trump la inmigración como una distracción de la política interior en Washington?

Se espera que la Comisión de Supervisión de la Cámara, que está investigando el asunto, vote el miércoles si retiene a Ross y al secretario de Justicia, William Barr, por desacato por no cumplir con las citaciones de la comisión.

Ross dijo en una declaración a CNN que nunca se negó a reunirse con el presidente de la comisión, Elijah Cummings, y que el demócrata de Maryland se negó a responder “por qué la comisión necesita específicamente información privilegiada que el propio presidente y el proceso de litigio han reconocido como confidencial”.

Clare Foran y Lauren Fox de CNN contribuyeron a esta noticia.