CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Capturan en cámara un calamar gigante por primera vez en Estados Unidos

Por Lauren Johnson

(CNN) — Pocos científicos pueden irse en una misión solo para explorar. Incluso menos de ellos llegan a encontrar imágenes de animales raramente vistos en su hábitat natural. Pero un grupo de científicos en una misión de investigación en el Golfo de México logró hacer ambas cosas.

La misión de dos semanas fue financiada por la Oficina de Exploración e Investigación Oceánica, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) . Los científicos, el Dr. Edie Widder, el Dr. Sönke Johnsen y el Dr. Nathan Robinson, junto con su equipo, sumergieron sus cámaras en las profundidades del océano para capturar cualquier vida más allá de lo que ve el ojo humano. A poco más de 160 km de Louisiana y Alabama hicieron un descubrimiento histórico: un calamar gigante en aguas estadounidenses.

MIRA: Filman por primera vez un calamar gigante en el fondo del mar

El equipo implementó una tecnología llamada cámara Medusa ajustada con un señuelo especial para atraer a los animales de aguas profundas. Debido a que la luz infrarroja se absorbe en el océano, Widder, quien es el fundador de la Asociación de Investigación y Conservación del Océano, le dice a CNN que la luz en el señuelo tiene un diseño único. Es la misma tecnología que usó Widder en 2012 para capturar el primer calamar gigante grabado en video en Japón.

Widder no creía que tuviera la oportunidad de ver al animal de nuevo.

Un descubrimiento raro

El Dr. Nathan Robinson y el Dr. Edie Widder ven imágenes de calamar gigante.

Cada uno de los cinco despliegues de la cámara tardó 24 horas en completarse, así que cuando Robinson se sentó para revisar la película, hubo más de 120 horas de cobertura, y la sorpresa estaba esperando al final.

“Comencé a ver un tentáculo y me emocioné cada vez más y luego, cuando se despejó la imagen, no hay palabras para describirlo”, dijo a CNN Robinson, director del Instituto Cape Eleuthera en las Bahamas.

MIRA: Un tiburón azul se come un calamar gigante de casi 4 metros

Robinson dijo que luego le hizo un gesto a Widder para que viniera a ver lo que había encontrado. Cuando ella se acercó, dijo que hubo un momento en el que se dio cuenta de que se estaba haciendo historia.

Es la segunda vez en la carrera de Widder y la primera vez en aguas de Estados Unidos que un calamar gigante ha sido capturado en cámara a más de 750 metros bajo el agua.

Robinson dijo que sabían que era un calamar gigante por varias razones, pero los dos más grandes eran la forma del cuerpo y la disposición de los tentáculos.

“Todos procedimos a volvernos un poco locos”, dijo Widder. “Sabemos muy poco sobre cómo estos animales sobreviven en las profundidades …  esto nos ayuda a aprender algo más sobre cómo cazan y su gasto energético, pero necesitamos saber mucho más”.

Widder continuó explicando que todos los calamares gigantes podrían desaparecer antes de que siquiera sepamos cuántos hay en el océano.

Una forma de promover la conservación

El Dr. Nathan Robinson, la Dra. Sonke Johnsen, Tracey Sutton, la capitana de Pt Sur-Nick Allen, la Dra. Edie Widder y Megan McCall se reúnen para ver el video del calamar.

El Dr. Johnsen, líder de la expedición y profesor de biología en la Universidad de Duke, dijo que el descubrimiento ayudará a la conservación del medio ambiente al descubrir un animal que las personas normalmente no pueden ver.

“Es más fácil ver ballenas y delfines, pero es muy difícil emocionarse con algo que vive en las profundidades”, dijo Johnsen. “En un momento en el mundo cuando el medio ambiente está en crisis, las personas protegen lo que aman y aman lo que ven”.

MIRA: Encuentran a una joven cachalote en Sicilia con el estómago lleno de plástico

Todos los científicos hablaron sobre cómo el descubrimiento puede ayudar a involucrar al público y hacer que otros participen en los esfuerzos de conservación. Al ver a los animales en su hábitat natural, puede crecer el amor por los animales que no son tan visibles para los humanos.

“El amor a la naturaleza es una fuerza más fuerte para la conservación que el miedo a hacer algo incorrecto”, dijo Johnsen.