CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Irán

Fuerzas británicas toman un petrolero iraní que iba rumbo a Siria

Por Bianca Britton, Arnaud Siad, Nada Bashir, Samantha Beech

(CNN) — Infantes de marina británicos en Gibraltar tomaron el jueves un barco iraní que se cree que transportaba petróleo a Siria, lo que las autoridades dicen que es una violación de las sanciones de la Unión Europea al gobierno sirio.

El puerto de Gibraltar y las autoridades locales, ayudadas por los marinos británicos, detuvieron el superpetrolero Grace 1 el jueves por la mañana, dijo el ministro en jefe del territorio británico, Fabian Picardo, en un comunicado.

El ministro interino de asuntos exteriores de España, Josep Borrell, dijo que Estados Unidos le había pedido a Gran Bretaña que interceptara el barco.

Un bote de las fuerzas británicas se dirige hacia el supertanquero iraní.

“Tenemos razones para creer que el Grace 1 llevaba un envío de crudo a la Refinería Baniyas en Siria”, dijo Picardo. “Esa refinería es propiedad de una entidad sujeta a sanciones de la Unión Europea contra Siria”.

La UE impuso una serie de sanciones financieras, comerciales y de transporte contra el régimen del presidente Bashar al-Assad en 2011 en respuesta a la “continua campaña brutal” contra su propio pueblo.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, tuiteó que el embajador británico en Teherán había sido convocado por la “ilegal” incautación del petrolero.

Mousavi dijo más tarde que la incautación “destructiva” del petrolero por parte de Gran Bretaña podría aumentar las tensiones en el Golfo Pérsico, informó Press TV, oficial, citando una declaración de Mousavi.

La agencia estatal iraní, IRNA, dijo que la nave de 300.000 toneladas con capacidad de carga fue abordada por los marinos británicos el jueves por la mañana.

El incidente se produce en un momento de mayor tensión entre Estados Unidos e Irán. A principios de esta semana, Irán anunció que dejaría de cumplir con varias partes del acuerdo nuclear de 2015 del que el gobierno de Trump se retiró el año pasado.