CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Francia

Muere el francés Vincent Lambert tras una batalla de años por el derecho a morir

Por Antoine Crouin, Barbara Wojazer, Kara Fox

(CNN) — Murió en París Vincent Lambert, un exenfermero cuyo caso simboliza el debate sobre el derecho a morir de Francia.

Lambert, quien había estado con soporte vital por más de una década en el Hospital Sebastopol en Reims, en el noreste de Francia, murió el jueves a las 8:25 hora local (12:25 ET), según Jean Paillot, un abogado que representa a sus padres.

El joven de 42 años había sufrido un daño cerebral severo luego de un accidente automovilístico en 2008 y había estado viviendo en un estado vegetativo.

Los expertos médicos habían determinado que su situación era irreversible.

  • MIRA: El debate de la eutanasia reaparece en España por un hombre que ayudó a su esposa a morir

Durante más de cinco años se libraron batallas legales entre los miembros de su familia sobre si debía mantenerse vivo, provocando un debate en el país y recurriendo a organismos internacionales, al presidente de Francia e incluso al papa Francisco.

En mayo, esa lucha parecía haber llegado a su fin, con una sentencia judicial que permitía a los médicos quitarle el apoyo vital a Lambert.

Un grupo de personas reza por Lambert frente a la iglesia de Saint-Sulpice en París el 10 de julio de 2019.

Esa decisión, en línea con los deseos de su esposa y hermanos, llegó después de una conclusión similar del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo. Esto llevó a los médicos a comenzar el proceso de eutanasia “pasiva”, que en Francia es legal.

La esposa de Lambert, Rachel, le dijo a la radio RTL en ese entonces que “verlo ir es como ver a un hombre liberado”. La mujer dijo que Lambert le dijo antes de su accidente que no querría que lo mantuvieran vivo en un estado vegetativo.

Pero un último esfuerzo de parte de los devotos padres católicos de Lambert, que estuvieron haciendo campaña para mantenerlo con vida, frenó la medida horas más tarde. Un tribunal de apelaciones dictaminó a su favor y concluyó que no se podía retirar el apoyo hasta que se completara un informe en curso del Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, había rechazado los llamados de los padres para que emitiera un decreto presidencial para mantener a Lambert en el soporte vital.

El papa también intervino, tuiteando después de la decisión inicial de la corte: “Oramos por aquellos que viven con una enfermedad grave. Salvemos siempre la vida, el regalo de Dios, desde su inicio hasta su final natural. No nos rindamos a un cultura desechable”.

El mes pasado, el Tribunal de Casación de Francia anuló la decisión del tribunal de apelación, permitiendo a los médicos dejar de alimentar a Lambert el 28 de junio.

Viviane Lambert, la madre de Vincent, sostiene una foto de su hijo en soporte vital en 2015.

Maître Spinosi, un abogado que representa a la esposa de Lambert, dijo que esa decisión marcó “el fin de la disputa”.

  • Mira: Eutanasia, ¿ayudar a morir o asesinato?

Hablando de la muerte de Lambert el jueves, su sobrino François le dijo a BFMTV, afiliada de CNN: “Es un alivio, por supuesto, no es triste, pone las cosas en orden. Espero que descanse en paz”.

Agregó que esperaba que el funeral pudiera ser íntimo y que la familia ahora pueda “llevarse bien y acercarse”, destacando la polémica batalla legal de la familia.

“Lo que sucedió aquí es una ruptura irreversible, pero no es una tragedia”.

En una declaración, el Vaticano expresó “pena” por la muerte de Lambert, reiterando la opinión del papa de que “Dios es el único patrón de la vida”.

 

— Rob Picheta y Benjamin Berteau de CNN contribuyeron a este informe.