CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

La agencia federal de empleo dice que decirle a la gente que “Vuelvan a su lugar de origen” puede ser acoso laboral

Por Devan Cole

Washington (CNN) — Una agencia federal encargada de hacer cumplir las leyes que prohíben la discriminación en el lugar de trabajo dice que la frase “Vuelvan a su lugar de origen” es un comentario que puede constituir un acoso ilegal basado en el origen nacional.

El ejemplo ha sido carne de cañón para los críticos del presidente Donald Trump, quien a principios de esta semana lanzó ataques racistas contra cuatro congresistas demócratas en una serie de tuits que implicaban que las congresistas no eran ciudadanas estadounidenses de origen natural y deberían “volver y ayudar a reparar los lugares totalmente rotos e infestados de delitos de los que provienen”.

El tuit encendió una tormenta de fuego en Washington y causó que la Cámara de Representantes mostrara rápidamente su apoyo a las mujeres al aprobar una resolución el martes que condenaba los tuits.

“Los insultos étnicos y otras conductas verbales o físicas debido a la nacionalidad son ilegales si son severas o generalizadas y crean un entorno laboral intimidante, hostil u ofensivo, interfieren con el desempeño laboral o afectan negativamente las oportunidades laborales”, dijo la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo de Estados Unidos (EEOC) en un pasaje en su sitio web.

“Los ejemplos de conductas potencialmente ilegales incluyen insultos, burlas o epítetos étnicos, como burlarse del acento extranjero de una persona o comentarios como ‘Vuelvan a su lugar de origen’, ya sea hecho por supervisores o por compañeros de trabajo”, se lee en la página web.

El lunes, un día después de que Trump hiciera sus tuits, la EEOC tuiteó sobre cómo un empleado puede presentar un cargo de discriminación, lo que incitó a que algunos usuarios de Twitter vincularan los tuits del presidente Trump con las regulaciones.

El senador Tim Kaine, un demócrata de Virginia, hizo la conexión el martes y escribió en un tuit que la agencia “cita ‘Vuelvan al lugar de donde vinieron’ como una forma clásica de discriminación que viola los derechos civiles”.

“Las intolerantes palabras del presidente son tan contrarias a lo que somos como país que literalmente tenemos leyes en contra de ellas”, escribió Kaine en el tuit.

Sunny Hostin, una de las anfitrionas de “The View” de ABC, escribió en un tuit el martes que la frase “Vuelvan a su lugar de origen” “es una conducta potencialmente ilegal “si es pronunciada por supervisores o compañeros de trabajo. Las personas se preguntan si es ‘racista'”.

La EEOC dice en su sitio web que si una persona cree que ha sido discriminada en el trabajo por su identidad, incluido su origen nacional, puede presentar un “cargo de discriminación” con la agencia que “es una declaración firmada que afirma que un empleador, sindicato u organización laboral está involucrada en la discriminación laboral” y solicitar a la agencia “que tome medidas correctivas”.