CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

7-Eleven promete US$ 7.111 para el fondo universitario de la bebé nacida el 07/11 a las 7:11 pm, con un peso de 7 libras y 11 onzas

Por Leah Asmelash, Nadeem Muaddi

(CNN) — El teléfono de Rachel Langford ha estado sonando sin parar desde el 07/11 (11 de julio), cuando dio a luz a una niña a las 7:11 pm, con un peso de 7 libras y 11 onzas (3,49 kilos).

Pero la llamada más emocionante vino de 7-Eleven, que celebró la noticia del nacimiento de J’Aime Brown prometiendo 7.111 dólares para su fondo universitario.

La cadena de tiendas de 24 horas había llamado previamente para ofrecer una canasta de regalo con pañales y otras mercancías, dijo Langford. El compromiso adicional fue totalmente inesperado.

Cuando un representante de la compañía le preguntó si estaba interesada, la respuesta de Langford fue un rotundo sí.

“Me sorprendió por completo”, le dijo a CNN. “Me asusté un poco”.

LEE: Donald Trump confunde “9/11” con “7-Eleven” (2016)

Un representante de 7-Eleven confirmó a CNN que la compañía ha prometido el dinero para el fondo universitario de J’Amie, así como también para los mamelucos, pañales y otros regalos.

La joven familia de St. Louis ha estado en el centro de atención desde que Langford dio a luz el 7-Eleven Day, un día festivo de la empresa marcado cada año con malteadas gratis.

Han disfrutado de la atención, pero Langford dice que se centra principalmente en su familia.

Además de J’Aime, Langford tiene un hijo de 6 años. Ella dice que no es fácil hacer malabares con las facturas y mantener a sus hijos.

LEE: Agentes de inmigración arrestan a 21 personas en EE.UU. tras redadas en 98 tiendas 7-Eleven (2018)

“Es difícil para alguien incluso obtener un fondo fiduciario para sus hijos”, dijo. “Obtener una bendición como esa, simplemente ayuda muchísimo”.

J’Aime, por su parte, parece estar tranquila en el centro de atención. La mayoría de las veces come y duerme, sin lloriquear, dice Langford.

“Desde que la bebé ha estado aquí, extrañamente, hemos estado tranquilos, haciendo más cosas”, dijo. “Nos hemos sentido muy bien”.