CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Puerto Rico

Puerto Rico: las protestas se reanudan frente a la residencia oficial de Rosselló

Por Mayra Cuevas, Jason Hanna, Amir Vera

San Juan, Puerto Rico (CNN) — Los manifestantes pidiendo la renuncia del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, se reunieron en las calles fuera de la mansión del gobernador este sábado por la tarde, cantando y golpeando ollas y sartenes en el más reciente de varios días de protestas en el territorio estadounidense.

Las protestas son provocadas, en parte, por las filtraciones de ofensivos mensajes de chat privados, dados a conocer el fin de semana pasado, entre el gobernador y su círculo íntimo. Pero los manifestantes también han criticado la supuesta corrupción del gobierno, incluso mientras la isla lucha contra las altas tasas de pobreza, las aplastantes deudas y una dolorosa recuperación del devastador huracán María de 2017.

Este sábado, decenas de manifestantes se encontraban al menos a una cuadra de la residencia del gobernador, conocida como La Fortaleza, frente a una fila de agentes de seguridad que evitaban que la multitud se acercara más al edificio.

OPINIÓN: Las mujeres en Puerto Rico saben muy bien por qué Rosselló debe renunciar

Dos kilómetros al este, alrededor de una docena de personas se reunieron alrededor de una mesa cubierta ubicada afuera del edificio del Capitolio, escuchando a un manifestante leer los mensajes de chat que sirvieron como punto de ebullición para los disturbios de esta semana.

Una de las personas allí reunidas, Carla Claudio, dijo que los mensajes de chat conformaban “un documento ridículo, pero histórico”.

“Es importante leer esto, hacerlo colectivamente”, dijo Claudio, de 32 años, de San Juan. “Ha sido el catalizador para la protesta y todo lo que ha sucedido”.

Un manifestante sostiene un cartel durante una manifestación en contra de Ricardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico. (Crédito: Joe Raedle / Getty Images)

Miles de manifestantes también se congregaron en las calles de San Juan este viernes, otra en una serie de protestas durante la semana pasada que en ocasiones han hecho a la policía responder disparando gases lacrimógenos.

Las personas cercanas a Rosselló han dicho que no tiene intención de renunciar. No ha respondido a las solicitudes de entrevistas de CNN.

El caos en Puerto Rico sigue a la publicación del Centro para el Periodismo de Investigación de casi 900 páginas de chats filtrados del grupo privado de Telegram Messenger del gobernador, en el que él y los 11 principales ayudantes y miembros del Gabinete intercambiaron mensajes homófobos, homofóbicos y misóginos sobre sus colegas políticos, personajes mediáticos y celebridades.

En uno, el ex director de finanzas parecía bromear sobre los que murieron en el huracán María.

La filtración se produjo la misma semana en que dos ex funcionarios de la administración de Rosselló fueron arrestados por el FBI como parte de una investigación federal de corrupción.

Aunque Rosselló se negó a renunciar, dos miembros del Gabinete que participaron en las charlas dimitieron el 13 de julio. Y el viernes, una de sus ayudantes, la secretaria de prensa Dennise Peréz, también renunció, diciendo que estaba molesta porque un ciudadano la había llamado corrupta frente a su hijo.

Nuevo comité verifica posibles infracciones para un juicio político

Este viernes, el presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico creó un comité especial para asesorarlo sobre si el gobernador cometió infracciones para un juicio político.

El comité de investigación del juicio político incluye a tres abogados que tendrán 10 días para proporcionar un informe detallado a Carlos “Johnny” Méndez, según un comunicado de prensa del portavoz del líder de la Cámara, Raúl Colón.

LEE: De la crisis de la deuda al huracán María a un escándalo de chats, una explicación a los problemas de Puerto Rico

El comité evaluará el contenido de los mensajes filtrados entre Rosselló y los miembros del Gabinete y determinará si hay pruebas de que Rosselló cometió un delito, dijo Méndez.

“Estamos aquí para pedir esta evaluación, una que será transparente y responsable”, dijo. “Agradezco a este grupo de abogados por dar un paso adelante en este momento histórico para Puerto Rico. Evaluaremos a fondo las conclusiones de este comité para que podamos proceder”.

‘Nos dejó morir’

Miles de manifestantes se reunieron la noche del viernes en la capital de San Juan pidiendo la renuncia de Rosselló.

Layzne Álvez le dijo a CNN que el gobierno del territorio había sido “descontrolado con nuestra economía, con nuestro dinero, con todos los fondos federales que el gobierno [está] enviando aquí”. Añadió que los puertorriqueños no eran personas violentas, por lo que no tenían planeado derribar a Rosselló por la fuerza.

“Nos vamos a quedar aquí pase lo que pase”, dijo Álvez. “Vamos a obligar a nuestros líderes locales, representantes, senadores, a quien sea que necesitemos, a que lo saque. Vamos a quedarnos aquí”.

“Desafortunadamente, siempre hay corrupción en el gobierno”, dijo Pamela Calderón, dueña de un pequeño restaurante en la calle San José. “Pero con la publicación de los chats, la gente en Puerto Rico vio cómo la corrupción afectó la respuesta al huracán. Hay una sensación de ‘nos dejó morir'”. “Todavía hay personas sin electricidad o un techo”, añadió. “Hay una percepción de estar abandonados por el gobierno, una falta de planificación y la forma inepta en que el gobierno manejó la crisis”.

Imagen de las protestas ocurridas la noche del viernes en San Juan, Puerto Rico.

El escándalo hizo que la gente saliera de su complacencia, dijo un gerente de un restaurante en el Viejo San Juan.

“Por lo general, esperamos que las cosas sigan su curso”, dijo José Ramos. “Pero esto no se resolverá sin presión”.

Las protestas han obligado a algunos negocios a lo largo de la calle Fortaleza, que conduce a la mansión del gobernador, a cerrar temporalmente o ajustar sus horarios. Algunos incluso están tapados o equipados con protectores antihuracanes.

Se han unido a los manifestantes algunas de las estrellas más grandes de Puerto Rico, entre ellas la estrella del reggaeton Bad Bunny, el rapero René Pérez Joglar y el cantante y actor Ricky Martin, uno de los objetivos de los mensajes homofóbicos filtrados. Y manifestaciones similares han tenido lugar en el territorio continental de Estados Unidos en ciudades como Miami y Orlando, en la Florida.

El gobernador no está considerando renunciar

El Departamento de Justicia de Puerto Rico ha emitido citaciones para todos los involucrados en el grupo de chat privado. Se les ordenará que comparezcan ante los funcionarios del Departamento de Justicia para que revisen sus teléfonos, dijo la portavoz del departamento, Mariana Cobián.

A lo largo de todo esto, Rosselló se negó a retirarse, y el viernes su cuenta oficial de Instagram compartió imágenes de él trabajando, como si fuera un día típico para su administración.

Rosselló “no está considerando su renuncia”, dijo este viernes por la mañana el secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira.

En un comunicado publicado en Twitter, Rosselló dijo que continuaría trabajando para recuperar la confianza del pueblo puertorriqueño.

“Reconozco el desafío que tengo ante mí debido a las recientes controversias, pero creo firmemente que es posible recuperar la confianza y que después de este proceso doloroso podremos lograr la reconciliación”, dijo.

Mayra Cuevas, de CNN, informó desde San Juan, mientras que Jason Hanna y Amir Vera informaron y escribieron en Atlanta. Dakin Andone, Juan Carlos López, Andrea Díaz, Kevin Liptak, Ray Sánchez, Konstantin Toropin y Nicole Chávez, todos de CNN, contribuyeron a este informe.