CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Niños

Un estudio revela objetos y actividades comunes relacionados con la mayoría de las lesiones cerebrales traumáticas en niños

Por Jacqueline Howard

(CNN) — Según un nuevo estudio, las lesiones cerebrales traumáticas en niños y adolescentes en Estados Unidos se asocian con mayor frecuencia con productos y actividades de consumo cotidianos, como muebles y accesorios para el hogar o deportes.

Alrededor del 72% de las visitas al departamento de emergencias relacionadas con lesiones cerebrales traumáticas entre niños son atribuibles a productos de consumo, encontró el estudio publicado en la revista Brain Injury el lunes.

El estudio encontró que los 10 productos y actividades principales que contribuyen a las lesiones cerebrales traumáticas no fatales entre niños menores de un año a 19 años de edad son:

  • pisos
  • camas
  • fútbol americano
  • escaleras
  • bicicletas
  • basquetbol
  • techos y paredes
  • sillas
  • fútbol
  • mesas

Las lesiones cerebrales traumáticas (o TBI, por sus siglas en inglés) se producen cuando ocurre un trauma repentino, como un golpe, golpe o sacudida, causa daño al cerebro.

El nuevo estudio incluyó estimaciones nacionales de aproximadamente 4,1 millones de lesiones cerebrales traumáticas no mortales en niños y adolescentes en Estados Unidos entre 2010 y 2013. Los datos provienen del Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones y del Sistema Nacional de Vigilancia Electrónica de Lesiones –  Programa de todas las Lesiones.

Los datos mostraron que los grupos de productos más comunes relacionados con las TBI en niños estaban relacionados con el deporte y la recreación, lo que estaba relacionado con el 28,8% de las lesiones; muebles y accesorios para el hogar, 17,2%; estructuras del hogar y materiales de construcción, 17,1%; equipo de guardería infantil, 2.7%, y juguetes, 2.4%, entre otros productos.

“Los pisos irregulares y las escaleras prefabricadas a menudo contribuyen a las caídas. Resbalones, tropiezos y caídas son muy comunes. Algunas caídas pueden causar lesiones graves en la cabeza”, dijo Bina Ali, científica investigadora del Instituto de Investigación y Evaluación del Pacífico en Maryland, primera autora del estudio.

Las lesiones cerebrales traumáticas causadas por muebles y accesorios para el hogar, principalmente camas, fueron más altas entre bebés y niños de hasta 4 años. Mientras que las lesiones cerebrales traumáticas por deportes y recreación, especialmente fútbol, bicicletas y baloncesto, fueron más altas entre los niños de 5 a 19 años.

“Los hallazgos no fueron muy sorprendentes. Los bebés y los niños más pequeños a menudo están en interiores, por lo que vemos que la principales causas de sus lesiones en la cabeza son los muebles y accesorios para el hogar”, dijo Ali.

“Un hallazgo interesante fue que los asientos para el automóvil son la quinta causa principal de lesiones traumáticas en la cabeza en los bebés”, dijo. “Los asientos para el automóvil son efectivos para prevenir lesiones en los bebés cuando se usan adecuadamente en los automóviles. Sin embargo, a veces los asientos para el automóvil se usan fuera del automóvil como portabebés. Cuando se manejan de manera inapropiada, pueden suponer un riesgo”.

Por ejemplo, dijo, se podría poner un asiento para el automóvil sobre una mesa o encimera donde existe el riesgo de caerse y herir al bebé.

El nuevo estudio tenía algunas limitaciones, entre ellas que no se investigó la gravedad de estas lesiones y los datos incluyeron solo pacientes ingresados en los servicios de urgencias.

Los investigadores recomendaron estrategias para prevenir la lesión cerebral traumática en los niños en el hogar, incluida la eliminación de los peligros de tropiezos, como las alfombras; mejora de la iluminación; evitar patios de superficie dura; mayor uso de dispositivos de seguridad para el hogar, como puertas en las escaleras; y el uso de pasamanos de escalera sin bordes afilados, entre otras estrategias.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. publicaron un conjunto de pautas el año pasado para el diagnóstico, tratamiento y atención a largo plazo de niños y adolescentes con lesiones cerebrales traumáticas.

Las pautas incluyen pedir a los proveedores de atención médica que eviten realizar pruebas de imagen de manera rutinaria en niños con TBI leves, usar escalas de síntomas apropiadas para su edad para diagnosticar conmociones cerebrales, evaluar los factores de riesgo que indicarían una recuperación prolongada, proporcionarles a los niños y sus padres instrucciones sobre cómo regresar a las actividades en función de sus síntomas y aconsejar a los niños que regresen gradualmente a actividades no deportivas después de no más de dos o tres días de descanso.

Wayne Drash de CNN contribuyó a este informe.