CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Racismo

¿Racismo con robots? Sí, un estudio que muestra que los prejuicios de los humanos se extienden a los robots

Por David Allan, Caroline Klein

(CNN Business) — ¿Alguna vez has notado la popularidad de los robots blancos?

Los ves en películas como I, Robot de Will Smith y en el personaje Eve de Wall-E. Ejemplos de la vida real incluyen Asimo de Honda, Walker de UBTECH, Atlas de Boston Dynamics e incluso el robot Valkyrie de la NASA. Todos hechos de material blanco brillante. Y algunos robots humanoides de la vida real están inspirados en celebridades blancas, como Audrey Hepburn y Scarlett Johansson.

La razón de estos tonos de blanco tecnológico puede ser el racismo, según una nueva investigación.

Robots y racismo“, un estudio realizado por el Laboratorio de Tecnología de Interfaz Humana en Nueva Zelandia (HIT Lab NZ) y publicado por la Universidad de Canterbury de ese país, sugiere que las personas perciben que los robots físicamente humanos tienen una raza y, por lo tanto, aplican estereotipos raciales a robots blancos y negros.

MIRA: Este robot autónomo puede cosechar fresas las 24 horas del día

Se ha encontrado que estos colores desencadenan señales sociales que determinan cómo los humanos reaccionan y se comportan con otras personas y también, aparentemente, con los robots.

“El sesgo contra los robots negros es el resultado del sesgo contra los negros”, explicó el investigador principal Christoph Bartneck a The Next Web. Le dijo a CNN: “Es sorprendente ver cómo las personas que no tuvieron interacción previa con los robots muestran un sesgo racial hacia ellos”.

Los investigadores piensan que este es un problema que debe abordarse. “Si se supone que los robots funcionan como maestros, amigos o cuidadores, por ejemplo, entonces será un problema grave si todos estos roles solo son ocupados por robots racializados como blancos”, según el estudio.

Sophia, robot y figura pública, fue diseñada con Audrey Hepburn como modelo.

Los robots utilizados en el estudio son claramente robots, pero tienen extremidades y una cabeza parecidas a las de los humanos, con tez exterior que es blanca —es decir, rosada— o negra —en realidad, marrón oscuro—. En la prueba de “sesgo de disparos”, aparecieron personas y robots en blanco y negro en una pantalla durante menos de un segundo, y se les dijo a los participantes que “dispararan” a los que sostenían un arma. Los robots negros que no portaban armas recibieron más disparos que los blancos que no portaban armas.

Realiza una búsqueda simple de Google Images con el término “robot“. No verás mucho color, como se señaló en el estudio. Los investigadores ven esta sobrerrepresentación de los robots blancos como potencialmente dañina para la percepción de otras razas.

Bartneck señaló que los diseñadores de robots provienen de todos los rincones del mundo, pero aún así idealizan los robots blancos.

“Los robots con forma humana deberían representar la diversidad de los humanos”, dijo Bartneck a The Next Web.

“Imagina un mundo en el que todas las muñecas Barbie son blancas. Imagina un mundo en el que todos los robots que trabajan en África o India son blancos. Además, imagina que estos robots asumen roles que implican autoridad. Claramente, esto generaría preocupaciones sobre el imperialismo y el supremacismo blanco”, dijo Bartneck a CNN. “Los robots no son solo máquinas, sino que representan a los humanos”.

En un segundo estudio, el equipo de HIT Lab NZ agregó robots marrones más claros, descubriendo que a medida que aumentaban la diversidad racial, el sesgo racial de los participantes hacia los robots desapareció por completo. Esto “potencialmente significa que la diversificación de los robots podría conducir a una reducción del sesgo racial hacia ellos”, según ese estudio.

“Esto me lleva a creer que tenemos todo para ganar al ofrecer opciones raciales y nada que perder”, dijo Bartneck a CNN.

“De la misma manera que queremos muñecas Barbie en todos los colores y formas, también queremos robots en algo más que solo blanco”.