CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra comercial EE.UU.-China

Guerra comercial

Cómo podría la guerra comercial de Trump colapsar los precios del petróleo

Por Matt Egan

Nueva York (CNN Business) — La profundización de la guerra comercial entre Estados Unidos y China podría causar un doble impacto en el frágil mercado petrolero.

El ojo por ojo en los aranceles ya ha provocado la caída de los precios del crudo debido al temor a una grave desaceleración económica mundial o incluso a una recesión en Estados Unidos que podría afectar la ya anémica demanda de petróleo.

Pero también podría haber una descarga de suministro. Bank of America Merrill Lynch advirtió que China podría tomar represalias contra los aranceles estadounidenses comprando grandes cantidades de petróleo de Irán en desafío a las sanciones de Washington contra la nación miembro de la OPEP.

El doble golpe haría que el petróleo Brent se derrumbara de los 60 dólares por barril que cuesta hoy a solo 40 dólares, escribió Bank of America en una nota publicada el viernes.

“Una decisión china de reiniciar las compras de crudo de Irán podría hacer que los precios del petróleo caigan en picada”, escribieron los estrategas de productos básicos del Bank of America dirigidos por Francisco Blanch en una nota a los clientes.

Los precios del petróleo en EE.UU. han caído en casi un 7% desde el 31 de julio, el día antes de que el presidente Donald Trump prometiera imponer un arancel del 10% sobre unos 300.000 millones de dólares en importaciones estadounidenses desde China el 1 de septiembre. Brent, el punto de referencia mundial, se ha desplomado en un 8%.

LEE: La guerra comercial de Trump con China está empezando a salirse de control

La última ronda de aranceles de EE.UU. sobre China podría eliminar de 250.000 a 500.000 barriles por día de la demanda mundial de petróleo, dijo Bank of America. El apetito mundial por el petróleo ya ha estado funcionando a un ritmo lento debido a la desaceleración económica.

China ha prometido tomar represalias, lo que arroja más dudas sobre las perspectivas económicas mundiales.

Beijing permitió el lunes que su moneda cayera fuertemente por debajo de un nivel psicológico clave. El banco central de China citó en parte los inminentes aranceles estadounidenses.

LEE: El Dow Jones se desploma después de que China devaluara el yuan y frenara las compras de productos agrícolas de EE.UU.

China también está apuntando aún más a los agricultores estadounidenses al anunciar que las compañías chinas han detenido las compras de productos agrícolas estadounidenses.

El petróleo podría estar en la mira siguiente. Aunque Beijing ha impuesto un arancel del 10% al gas natural licuado de EE.UU., el petróleo hasta ahora ha evitado los aranceles.

Las exportaciones de petróleo de Irán se han desplomado

China podría tomar represalias indirectamente al tratar de socavar la política exterior de Trump.

Las sanciones de Trump contra Irán tienen como objetivo privar a Teherán de dinero en efectivo y crear daño económico que obligue al país a abandonar sus ambiciones nucleares.

Las sanciones han asustado con éxito a la mayoría de los compradores de petróleo de Irán y han impactado la economía del país. Se espera que el desempleo iraní aumente por encima del 16% en 2020, según el Fondo Monetario Internacional.

Las exportaciones de petróleo de Irán se desplomaron a 530.000 barriles por día en junio, según la Agencia Internacional de Energía. Eso es menos de los 2,6 millones de barriles por día en mayo de 2018.

En otras palabras, las sanciones han eliminado alrededor de 2 millones de barriles de suministro diario de petróleo, lo que ayuda a mitigar el impacto de la exitosa producción de Estados Unidos.

Bank of America había anticipado que las exportaciones de petróleo de Irán se reducirían a casi cero en 2020.

“Si China ignora las sanciones de Estados Unidos, el petróleo de Irán podría inundar el mercado”, escribió la firma.

MIRA: Gran Bretaña, Francia e Alemania redoblan esfuerzos para salvar el acuerdo nuclear con Irán

China podría tratar de evitar la ‘provocación abierta’

Sin embargo, no es que China haya dejado de comprar petróleo a Irán por completo.

China importó un promedio de 400.000 barriles por día desde Irán durante el primer semestre de 2019, según Matt Smith, director de investigación de productos básicos en ClipperData.

“Irán podría ser una posible forma de que China responda a Estados Unidos, pero en cierta medida ya lo están haciendo”, dijo Smith.

Smith dijo que es difícil decir cuántos barriles se compraron en julio porque Irán ha llevado a cabo un “subterfugio general para tratar de ocultar los orígenes de estos flujos”. Citó en que Irán haya apagado las señales de rastreo de barcos y hecho transferencias de barco a barco.

Algunos creen que China no estaría dispuesta a intensificar dramáticamente la guerra comercial socavando enfáticamente la represión de Trump contra Irán.

“China no eliminará gradualmente sus importaciones de Irán de ninguna manera”, dijo Michael Hirson, jefe del Grupo Eurasia de China y el noreste de Asia. “Pero van a detenerse ante el tipo de acción que sería una provocación abierta para la administración Trump”.

LEE: ¿Qué significa para nosotros la guerra comercial de Trump en China?

Hirson señaló que China tendría “mucho que perder” si Estados Unidos respondiera a las grandes compras de petróleo iraní sancionando a una importante empresa o institución financiera china.

“Eso sobrepasaría el beneficio de importar más petróleo de Irán y fastidiar a Washington”, dijo.