CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

Cuarta parte de estudiantes hispanos de un distrito escolar de Mississippi estuvieron ausentes el día después de las redadas de inmigración

Por Hollie Silverman, Jason Hanna

(CNN) — Más del 25% de la población estudiantil hispana de un distrito escolar de Mississippi faltó a clases un día después de que las autoridades de inmigración detuvieran a cientos de trabajadores indocumentados en las plantas de procesamiento de alimentos en el estado, dijo un superintendente escolar.

De los 560 estudiantes hispanos del Distrito Escolar del Condado de Scott, 154 estuvieron ausentes de la escuela el jueves, dijo el superintendente Tony McGee.

La asistencia mejoró un día después. Cincuenta estudiantes hispanos faltaron a la escuela el viernes, dijo McGee.

Las razones de cada ausencia escolar no fueron claras de inmediato. Pero los funcionarios escolares están visitando las casas de los niños hispanos ausentes para transmitir un mensaje: estarán seguros en la escuela, dijo el superintendente asistente Chad Harrison.

“Estamos tratando de asegurarnos de que estos niños sepan que tienen un lugar seguro”, le dijo Harrison a “New Day” de CNN el viernes.

Al menos 680 inmigrantes indocumentados fueron detenidos el miércoles en redadas en siete plantas de procesamiento de alimentos en el centro de Mississippi, incluidas dos en Morton, una ciudad en el condado de Scott.

LEE: Su primer día de escuela se convirtió en una pesadilla después de redadas récord de inmigración

Después de ser programados para procedimientos ante los tribunales federales de inmigración, muchos de los trabajadores fueron liberados. Más de 300 de ellos habían sido liberados el jueves, dijo el portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), Bryan Cox.

Aquellos que tenían previa orden de expulsión de EE. UU. fueron procesados para su remoción, dijo ICE.

Las redadas tuvieron varios efectos negativos para las familias afectadas, incluidos los hijos de los trabajadores, algunos de los cuales no tenían inmediatamente adultos que los llevaran a casa el miércoles. Los voluntarios llevaron a algunos de ellos a un gimnasio en la ciudad de Forest, distribuyéndoles comida y bebidas donadas hasta que los niños se reunieron con sus familiares.

Para el miércoles por la noche, cada niño afectado en el distrito escolar del condado de Scott estaba con un padre o tutor, dijo Harrison.

Los niños hispanos representan aproximadamente el 29% de la población estudiantil en Morton, según McGee.

Otro distrito escolar fue puesto en un “cierre parcial”

En Forest, las escuelas estaban en un “cierre parcial” como medida de seguridad el viernes porque el distrito recibió llamadas telefónicas sospechosas después de las redadas, dijo un funcionario de la escuela en un mensaje de voz enviado a los padres.

El distrito recibió las llamadas el viernes por la mañana, y fueron reportadas a las autoridades, dijo en el mensaje la superintendente del Distrito Escolar Municipal de Forest, Karen Norwood.

MIRA: Mira las desgarradoras imágenes de los niños tras las redadas contra inmigrantes en EE.UU.

Las clases se llevarán a cabo de manera normal, pero el distrito “limitará a la gente que entra y sale de los edificios”, dijo Norwood.

Norwood, en una llamada telefónica con CNN, se negó a dar detalles sobre las llamadas telefónicas sospechosas.

Educadores y otros dicen que están cuidando a las familias

Las redadas también afectaron la asistencia el miércoles. La mayoría de los estudiantes hispanos del distrito del condado de Scott habían salido de la escuela al final de la tarde, dijo Harrison. Muchas personas acudieron a un estacionamiento de una de las plantas en Morton ese día, esperando noticias sobre los detenidos.

Los funcionarios del distrito se han reunido con especialistas en pediatría y están organizando un equipo para llevar servicios de atención de salud mental a las escuelas a partir de la próxima semana, dijo McGee.

Otra preocupación es que los detenidos se quedarán sin trabajo, dijo Harrison.

“Estas familias tienen una gran necesidad de comida, ropa” y dinero para el alquiler, dijo, “porque no saben cuándo podrán volver a trabajar”. Las iglesias y las organizaciones comunitarias, dijo, están “uniéndose y tratando de ayudar a estas familias”.

LEE: La Iglesia Evangélica Luterana en EE.UU. acaba de convertirse en el primer “grupo eclesiástico santuario” del país

Norwood dijo que su distrito en Forest está apoyando a sus estudiantes “sin importar cuáles sean sus necesidades”.

“Los niños obviamente están muy perturbados y, por supuesto, es desgarrador verlos”, dijo. “Solo estamos tratando de abordar las necesidades de los estudiantes de manera individual”.

Los maestros le dijeron a McGee, el superintendente del condado de Scott, que el miércoles fue uno de los peores días que han experimentado, dijo.

“Como padre, cuando tus hijos están dolidos, te duele”, dijo McGee. “Y como maestra, cuando tus niños están dolidos, te duele”.

Dianne Gallagher, Catherine E. Shoichet, Madeline Holcombe, Nick Valencia y Dylan Miettinen de CNN contribuyeron a este informe.