CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Abogados dicen que la Policía mató a un hombre desarmado que no hablaba inglés. Su familia presentó un reclamo por daños

Por Dakin Andone, Sarah Moon

(CNN) — La familia de un hombre desarmado muerto en un tiroteo que involucró a un policía en Chino, California, ha presentado un reclamo por daños contra el departamento de policía, dijo la familia.

Li Xi Wang, de 49 años, fue muerto el 3 de julio cuando los agentes de Policía cumplían una orden de allanamiento en una casa en relación con una investigación de una operación ilegal de cultivo y tráfico de drogas, dijo el jefe del Departamento de Policía de Chino, Wes Simmons, en un comunicado en video publicado en canal de YouTube del Departamento, que incluyó imágenes de la cámara corporal del tiroteo.

La Policía dice que confiscaron casi 1.500 plantas de marihuana, 35.000 dólares en efectivo y encontraron evidencia de robo mayor de 105.000 dólares, dijo Simmons. La Policía dijo que no se encontraron armas en la casa.

Pero un abogado de la familia de Wang condenó el tiroteo y dijo que el relato del Departamento de Policía era una “historia unilateral”.

Wang no hablaba inglés, según los abogados de su familia. En la demanda de daños y perjuicios de la familia, alegan que la Policía nunca estableció “ninguna forma de comunicación efectiva” con nadie en la casa.

Emigró a Estados Unidos en 2005 y trabajó para mantener a su familia en un restaurante y como contratista.

“Es un padre soltero, ayuda a su hijo, tiene una madre anciana en China e hizo todo lo que pudo como padre, como hijo, para cuidar a la familia”, dijo el abogado Daniel Deng en una conferencia de prensa el miércoles.

Cuando se legalizó la marihuana, dijo Deng, Wang buscó trabajo y finalmente fue contratado para cultivar marihuana.

Li Xi Wang, de 49 años, murió el 3 de julio.

“No es un traficante de drogas, no es un contrabandista. Es solo un simple trabajador que trata de ganarse la vida cuidando la marihuana”, dijo Deng.

La experiencia fue increíblemente difícil para la familia de Wang, dijo Deng, quien tuvo que decidir retirar a Wang de apoyo vital una semana después del tiroteo.

Preguntado sobre que parte del cultivo era ilegal, la sargento Nancy Franklin, del Departamento de Policía de Chino, refirió a CNN al código de salud y seguridad del estado con respecto a las leyes de marihuana. Según la ley de California, es ilegal poseer y cultivar más de seis plantas de cannabis vivas.

Wang se escondía detrás de una puerta, muestra el video.

En el video del Departamento de Policía, el jefe Simmons dijo que el tiroteo es objeto de tres investigaciones separadas e independientes por parte del Departamento del Sheriff del condado de San Bernardino, la Oficina del Fiscal de Distrito y el Departamento de Policía de Chino, que está realizando una revisión interna para ver si el tiroteo siguió las políticas del departamento.

El metraje de la cámara del cuerpo, que fue editado en breves segmentos por la Policía, comienza con varios agentes del equipo especial del Departamento de pie, afuera de la puerta de una casa, preparándose para cumplir una orden de allanamiento. No se ha publicado todo el material de cámara corporal sin editar.

Franklin, de la Unidad de Normas Profesionales del Departamento, explicó en el video que “estas órdenes se consideran de alto riesgo porque los sospechosos de tráfico de drogas a menudo están armados y son peligrosos”.

Las imágenes de la cámara corporal muestran a los agentes golpeando la puerta y anunciándose tres veces antes de irrumpir en el lugar.

Una mujer adentro es sacada inmediatamente y se le pregunta si hay alguien más dentro de la casa. Ella niega repetidamente con la cabeza, indicando que no hay nadie más adentro, pero no está claro en el video si entiende inglés. Fue esposada y arrestada por cultivo de marihuana y robo.

Las imágenes muestran a los agentes moviéndose metódicamente por toda la casa para encontrar sospechosos adicionales.

Poco después, el agente que usa la cámara corporal ve a un hombre escondido detrás de la puerta principal que conduce hacia afuera. El agente inmediatamente le dice al hombre que muestre sus manos, diciéndole: “Déjame ver tus manos, amigo”, pero un disparo suena de inmediato cuando levanta su arma. Luego, el video se edita para que no se vea ni se escuche ninguna conversación o interacción entre los agentes inmediatamente después del tiroteo.

Los agentes pidieron ayuda y prestaron ayuda en el lugar, dijo Franklin, pero Wang luego murió en un hospital local.

Simmons dijo en el video que inmediatamente después del tiroteo, el Departamento contactó a la familia de Wang para ofrecerle sus condolencias.

“Es trágico para todas las partes cuando hay un tiroteo involucrando a un agente, para los involucrados y sus familias, para el agente y para nuestro Departamento de Policía”, dijo Simmons. El Departamento está cooperando plenamente con las otras partes investigadoras, dijo Simmons.

El agente fue inicialmente puesto en licencia administrativa, según un comunicado de prensa de la ciudad. No está claro si ha vuelto al servicio.

Abogado de familia: nadie presente en la residencia hablaba inglés

En un reclamo por daños y perjuicios contra el departamento, la familia de Wang dijo que las posibles causas de acción incluyen muerte por negligencia, negligencia y violaciones de los derechos civiles federales y estatales, entre muchos otros.

El reclamo fue enviado a la ciudad este martes. Es el paso inicial para una demanda, que puede ser presentada por la familia de Wang si la ciudad rechaza el reclamo. El abogado Brian Dunn, de la firma Cochran, dijo que tradicionalmente se niegan los reclamos en casos como este y que el siguiente paso sería presentar una demanda federal alegando que se violaron los derechos civiles de Wang, así como una demanda estatal alegando muerte injusta.

Según la familia de Wang, ni él ni la mujer hablaban inglés, y el reclamo citaba “una barrera del idioma claramente obvia” entre los oficiales y la mujer.

El reclamo, que busca daños por más de 10.000 dólares, dice que Wang “no estaba armado con ningún tipo de arma y no representaba una amenaza de violencia razonable o creíble para ninguna persona”.

“Cuando lo mataron a tiros, el Sr. Wang estaba de pie pasivamente, no sostenía nada en sus manos y no hizo ningún movimiento físico que indicara a un agente razonable que el Sr. Wang tenía la voluntad, o la capacidad, de lastimar físicamente persona”, afirma el reclamo.

El efectivo encontrado en la casa fue para salvar la vida de Wang, junto con la mujer, que era amiga de Wang, dijeron los abogados.

“La Policía está entrenada en que se supone que la fuerza letal es el último recurso, se supone que debe usarse solo cuando otros medios de control no funcionan”, dijo Dunn, y agregó: “Como es evidente en el video, ninguna de esas circunstancias existieron”.